El gobierno reitera que la mayoría de los detenidos en la frontera serán deportados

Univision.com | Jun 23, 2014 | 4:32 PM

No está claro cuántos niños han pedido asilo, cuántos casos han sido aprobados hasta ahora y cuántos se quedarán en EEUU.

Lo único claro hasta ahora es que el número de niños que han sido detenidos en la frontera suroeste tratando de entrar indocumentados a Estados Unidos bordea los 52 mil en el 2014, y que todos han sido puesto en proceso de deportación.
“En lo que va de 2014 unos 82 mil centroamericanos han sido deportados, incluyendo niños.”
Del resto se sabe poco. El gobierno no tiene respuestas; las está buscando. Y mientras busca, las dudas crecen y también la incertidumbre para los familiares que aguardan noticias con el alma en un hilo.
Este lunes, durante un panel organizado por la Casa Blanca, la Administración reiteró que a todos los indocumentados arrestados en la frontera se les abrió un proceso de deportación, y que los casos serán tratados con prontitud.
“Como saben, estamos enfrentando una situación humanitaria urgente en Texas, en el Valle del Río Grande”, dijo a periodistas Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca.
La funcionaria explicó que a comienzos de junio el presidente Barack Obama ordenó al Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, que uniera los esfuerzos del gobierno para enfrentar la crisis, y que a su vez Johnson nombró al director de FEMA para encabezar la respuesta de los departamentos de Seguridad Nacional, Defensa y Salud.
“Y para asegurar que estamos tratando bien a estos niños bajo la ley mientras están en nuestro cuidado”, dijo.

Estados Unidos advirtió que no hay permisos al final del viaje y lo único que les espera es la deportación.

Muñoz también explicó que el problema no solo lo revisten los miles de niños detenidos en la frontera, sino también “los adultos que están trayendo a estos niños”. Explicó que una de las últimas medidas adoptadas por el gobierno, el viernes, fue “añadir jueces de inmigración, oficiales de asilo y fiscales para atender los casos de deportación. Vamos a aumentar el proceso de oír los casos”, dijo.
Señaló además que las personas que tengan la capacidad de preparar sus casos de asilo, eventualmente, podrían quedarse en el país, “pero la mayoría de los detenidos se van a regresar”.
Muñoz también citó una carta abierta que el domingo publicó el Secretario Johnson y la advertencia a los padres de familia para que no envíen solos a sus hijos a Estados Unidos, y que tuvieran en cuenta los graves peligros a los que son expuestos en el trayecto.
“El viaje es peligrosísimo y en la mayoría de los casos no resultará en un estatus legal en Estados Unidos”, advirtió.
Esther Olavarría, asesora principal del Secretario Johnson, explicó que el proceso de deportación, tanto de niños como adultos, comienza cuando son arrestados por la Patrulla Fronteriza, y que después de ser identificados los niños pasan a la custodia del Departamento de Salud, instancia que se encarga de “hallar a sus familiares”.
Dijo que mientras esto se lleva a cabo sigue adelante el proceso de deportación “y van a tener que presentarse ante un juez”.
Aclaró que “no hay permiso de estadía legal para ninguno de ellos” y que tanto niños como adultos indocumentados detenidos por las autoridades de inmigración “no son elegibles para la Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) ni para la iniciativa de reforma migratoria pendiente en el Congreso”.
“No van a poder quedarse aquí legalmente”, apuntó Olavarría. “Puede que algunas peticiones de asilo sean aprobadas, pero son difíciles de ganar”, advirtió.
La asesora principal del DHS también reconoció que en el último tiempo “están llegando más adultos con niños” a la frontera y que el gobierno ha abierto “nuevos centros de detención” para atenderlos y procesar sus casos de deportación.
“Estamos en proceso de identificar otros centros para detener a las familias. Los detendremos de la manera más humanitaria posible”, recalcó.
Ricardo Zúñiga, director principal para los Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, resaltó los esfuerzos que la Administración lleva a cabo con Centroamérica para hallar soluciones a la crisis, y dejó en claro que “esto es algo que se trata y será procesado a través de las leyes de Estados Unidos”.
También dijo que Estados Unidos y Centroamérica coordinan “esfuerzos para evitar una crisis más grande de la que se está viendo” en estos momentos, y denunció que redes criminales son las responsables de estar “moviendo a la gente” hacia la frontera sur.
A la pregunta sobre cuántos de los 52 mil detenidos permanecen en centros de detención, han sido liberados o han presentado una solicitud de asilo, Olavarría dijo que no tenía respuestas por ahora y que “ese número cambia” todos los días, pero aseguró que “hemos visto muy pocos casos de asilo”.
De las audiencias de deportación, la asesora principal del DHS indicó que estas “están comenzando ahora”, y que el número mayor de indocumentados detenidos en la frontera se registraron en los meses de mayo y junio.
Agregó que por ahora “es difícil” saber cuántos han sido deportados y que el gobierno está buscando “mas información”. Pero señaló que en lo que va de 2014 unos 82 mil centroamericanos han sido deportados, incluyendo niños.
el tiempo de proceso de las deportaciones, Olavarría dijo que cada caso es visto por separado.
El panel tampoco pudo responder sobre el número de indocumentados que fueron liberados y enviados a estaciones de autobuses en Texas.
En cuanto al TPS, beneficio migratorio que tienen unos 200 mil centroamericanos en Estados Unidos, Olavarría dijo que el amparo no cubre a los indocumentados que fueron arrestados en la frontera suroeste.
©Univision.com
Comentarios