Legisladores demócratas piden trato de refugiados para menores inmigrantes

EFE | Jun 20, 2014 | 12:44 PM
Un grupo de legisladores demócratas propuso el jueves tratar a los miles de menores inmigrantes no acompañados que están llegando en las últimas semanas a la frontera con México como refugiados.
“Está claro que los niños y cualquier persona que cruza tiene la oportunidad de defenderse.”
Así lo reclamaron tres senadores y dos miembros de la Cámara de Representantes en una rueda de prensa en la que expusieron un plan de respuesta a la crisis ocasionada por el torrente de menores no acompañados procedentes de Centroamérica que cruzan la frontera sur.
"Esto es mucho más que un asunto migratorio, es un asunto de refugiados que ya hemos visto en otras partes del mundo y tenemos que hacer algo para pararlo", dijo el senador Robert Menéndez (Nueva Jersey), presidente del Comité de Exteriores del Senado.
"En un plazo inmediato, tenemos que tratar efectivamente la situación y satisfacer las necesidades de estos niños, eso significa respetar la ley actual", afirmó Menéndez.
Los legisladores exigieron que se acaten las leyes nacionales, así como los tratados internacionales que, recordaron, incluyen protecciones especiales para los menores que llegan sin acompañamiento, para quienes solicitan asilo y para las víctimas del tráfico de personas.

Enrique Peña Nieto y Barack Obama trabajarán conjuntamente para mejorar el trato a niños indocumentados.

El presidente del Comité de Exteriores explicó que, según esas leyes, algunos de los niños cumplirán los requisitos para pedir protección bajo asilo y serán protegidos, mientras que otros no lo harán y serán devueltos a sus países de procedencia.
"En la ley está claro que los niños y cualquier persona que cruza tiene la oportunidad de defenderse. Si tienen alguna base para un asilo, pueden pedirlo. Si no tienen ninguna base, regresarán a su país", añadió el senador de origen cubano.
Menéndez también pidió que, en caso de devolver a los niños a sus países, las autoridades se aseguren de hacerlo en ambientes seguros y alejados de la violencia.
"Cómo regresamos esos niños a sus países y cómo los mantenemos mientras sus casos se están decidiendo es de suma importancia también y detener niños con sus familias en centros de detención ya ha demostrado ser un fallo en el pasado", señaló Menéndez.

Cientos de familias viven en la incertidumbre por el paradero de sus seres queridos, muchos de ellos niños.

Además, los legisladores reclamaron a la Administración que preside Barack Obama que continúe sus esfuerzos para combatir la actividad criminal y el contrabando de personas en la frontera.
La senadora demócrata Mazie Hirono (Hawai) avanzó que varios legisladores visitarán la frontera con México en los próximos días para conocer de primera mano las condiciones en las que viven los niños inmigrantes retenidos en las instalaciones federales a la espera de una decisión sobre su destino.
Sin embargo, el legislador demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) rechazó la opción de aumentar las patrullas en la frontera, porque, explicó, los niños centroamericanos escaparon de sus países "huyendo de armas y violencia y no deberían de ser recibidos con más armas y violencia".
Los legisladores también pidieron al Departamento de Estado y a la Agencia Estadounidense de Desarrollo Internacional (USAID) que apoye a los gobiernos centroamericanos en la prevención de la violencia, para que no se agrave la situación actual.
En este sentido, el senador demócrata Dick Durbin (Illinois) anunció que el Comité de Asignaciones del Senado ha aprobado ayudas por valor de 100 millones de dólares destinadas Centroamérica para el año fiscal 2015.
"Necesitamos preocuparnos de lo que está pasando en Centroamérica, igual que haríamos en cualquier otra parte del mundo si existieran las mismas circunstancias, sólo que aquí lo tenemos enfrente, cerca de nuestras fronteras", indicó Menéndez.
El senador por Nueva Jersey también declaró estar "decepcionado" con la actitud con la que los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, los países de donde proceden la mayoría de los niños que cruzan las fronteras, están reaccionando a la crisis.
"Tienen que aceptar su responsabilidad también", aseguró el presidente del Comité de Exteriores del Senado.
©EFE
Commentarios