Estados Unidos con dificultades para contener la migración de niños indocumentados

Univision.com | Jun 20, 2014 | 12:14 PM

SIGUIENTE:

El Secretario de Seguridad Interna de EE.UU. viaja a la frontera para evaluar la crisis de niños migrantes.

El Noticiero Univision reportó el jueves que el flujo de niños hondureños rumbo al norte no se detiene a pesar de las advertencias lanzadas por autoridades centroamericanas, norteamericanas y organizaciones humanitarias. Y Estados Unidos tampoco puede contener la llegada de niños solos indocumentados que desataron una crisis humanitaria sin precedentes.
“Esto es mucho más que un asunto migratorio, es un asunto de refugiados.”
A comienzos de junio la Casa Blanca cifró en 46 mil los niños detenidos por la Patrulla Fronteriza en lo que va del año fiscal 2014, pero versiones de prensa indican que el número es mayor y podría sobrepasar los 90 mil.
El elevado número de niños, algunos de ellos acompañados por sus padres o un adulto, sobrepasó la capacidad de respuesta de las autoridades federales y los centros para albergarlos mientras se daba curso a los procesos administrativos de inmigración.
“Sin embargo, en Honduras los migrantes siguen saliendo con menores de edad en forma ilegal en tanto centenares continúan siendo repatriados”, reportó el Noticiero Univision.
Agregó que entre 200 y 300 hondureños cruzan a diario la aduana de Corinto, ubicada entre Honduras y Guatemala, tratando de llegar a Estados Unidos. Y que muchos lo hacen acompañados de menores sin documentos.

SIGUIENTE:

Congresista Republicana pidió a Obama que envíe la guardia nacional para hacer frente a esta crisis.

El tráfico no se detiene y Estados Unidos se enfrenta a la mayor crisis migratoria de las últimas décadas, dijo el diario español El Mundo en su página digital. Se trata de un problema que tiene rostro y voz y que el gobierno estadounidense no ha logrado controlar, desatando una guerra política y social en los estados fronterizos.
Los niños indocumentados, de todas las edades, llevan a cabo un largo y peligroso viaje que comienza en El Salvador, Guatemala y Honduras, cruzan México, atraviesan el desierto y se presentan en un puesto fronterizo o simplemente caminan hasta que la Patrulla Fronteriza los detiene y los coloca en proceso de deportación.
Algunas versiones de prensa señalan que la causa de la migración es la pobreza y la violencia, otras mencionan rumores de una amnistía en el verano que permitirá legalizar a familiares de indocumentados en Estados Unidos. Pero no hay pruebas de las razones que motivaron el viaje de entre 46 mil y 90 mil niños a la frontera sur de Estados Unidos.
Un documento publicado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) explica los procedimientos de la Patrulla Fronteriza –y otras agencias federales involucradas en la solución de la crisis- desde el momento en que detiene a un niño hasta que lo entrega a un tutor mientras sigue curso un proceso de inmigración.

SIGUIENTE:

Una madre habló con Univision sobre la angustia de no saber qué pasó con su hijo que se dirigía hacia EEUU.

Paso número 1. El DHS explica que “después de entrar a Estados Unidos, el niño es identificado, provisto de una revisión médica inicial y se inicia un proceso de inmigración”. Y que en esta etapa “algunos niños son repatriados”.
Paso número 2. Señala el DHS que “puede que el niño sea transferido a un centro interagencial donde recibirá un examen médico, vacunas y podría ser asignado a un albergue de HHS”.
Paso número 3. “El niño viaja a un albergue asignado por HHS”. Y que la transportación es provista por el DHS.
Paso número 4. “El niño permanece en un albergue hasta que un tutor se identifique, según sea el caso”.
Paso número 5. “El niño s entregado a un familiar o tutor en Estados Unidos pendiente del resultado del proceso de inmigración”.
La semana pasada el gobierno federal estadounidense dijo que todos los niños detenidos en la frontera están en proceso de deportación

SIGUIENTE:

Algunos menores han logrado salir de esos albergues y dicen que han vivido experiencias muy duras.

“Es importante entender que estos niños están en trámite de deportación y ese proceso va a proceder”, dijo Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca al periodista Jorge Ramos. “Y aunque algunos se están reuniendo con parientes en Estados Unidos, están en trámite de deportación y muchos de ellos van a tener que volver” a sus países de origen, agregó.
El complicado escenario obligó al gobierno de Obama a solicitar fondos especiales para tratar la crisis. Y la Casa Blanca anunció la semana pasada la activación de un plan piloto en 28 ciudades para darles asistencia legal a ciertos niños y garantizar el cumplimiento del debido proceso.
Simultáneamente, el Departamento de Defensa habilitó centros para acoger a niños indocumentados en tres bases militares, California, Oklahoma y San Antonio, Texas, y es probable que se sumen más en el futuro cercano, dijo El Mundo.
En Washington, el congresista Rubén Hinojosa, presidente del Caucus Hispano en el Congreso, dijo que “no se puede dar la espalda a Centroamérica en esta crisis y hay que seguir trabajando para encontrar una solución”.
Pero otros, como el demócrata Henry Cuellar y el senador republicano John Cornyn, ambos de Texas, criticaron fuertemente al gobierno por la falta de información en torno a esta crisis humanitaria.
El miércoles ambos congresistas enviaron una carta al jefe de la seguridad de Estados Unidos, Jeh Johnson, donde se plantean preguntas básicas. ¿Cuántos niños son en total; cuántos han postulado a asilo; cuántos tiene a antecedentes criminales; cuántos han sido liberados y no se han presentado a las cortes de inmigración? ¿Cuál ha sido el impacto financiero para Texas y cómo será reembolsado?
También el miércoles, un grupo de legisladores demócratas propuso tratar a los miles de menores inmigrantes no acompañados que están llegando en las últimas semanas a la frontera con México como refugiados.
"Esto es mucho más que un asunto migratorio, es un asunto de refugiados que ya hemos visto en otras partes del mundo y tenemos que hacer algo para pararlo", dijo el senador Robert Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), presidente del Comité de Exteriores del Senado.
"En un plazo inmediato, tenemos que tratar efectivamente la situación y satisfacer las necesidades de estos niños, eso significa respetar la ley actual", afirmó.
Los congresistas exigieron que se acaten las leyes nacionales, así como los tratados internacionales que, recordaron, incluyen protecciones especiales para los menores que llegan sin acompañamiento, para quienes solicitan asilo y para las víctimas del tráfico de personas.
Menéndez también pidió que, en caso de devolver a los niños a sus países, las autoridades se aseguren de hacerlo en ambientes seguros y alejados de la violencia.
"Cómo regresamos esos niños a sus países y cómo los mantenemos mientras sus casos se están decidiendo es de suma importancia también y detener niños con sus familias en centros de detención ya ha demostrado ser un fallo en el pasado", señaló.
Menéndez también declaró estar "decepcionado" con la actitud con la que los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, los países de donde proceden la mayoría de los niños que cruzan las fronteras, están reaccionando a la crisis.
"Tienen que aceptar su responsabilidad también", aseguró el presidente del Comité de Exteriores del Senado.
©Univision.com
Commentarios