La niña Jersey Vargas le pide reforma migratoria a Boehner

EFE | Jun 20, 2014 | 2:45 AM

SIGUIENTE:

La niña Jersey Vargas le pidió a John Boehner, afuera del Capitolio, que frene la separación de familias.

"Sé que Boehner es un buen hombre", dijo la pequeña

Jersey Vargas, una niña hispana de 10 años que visitó al papa Francisco para pedirle que intercediera para evitar la deportación de su padre, urgió el jueves al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, a ayudar a aprobar una reforma que acabe con la separación de miles de familias.
“Entregó al legislador un pañuelo blanco bordado con la cifra once millones”
La menor esperó en los pasillos del Congreso a Boehner para pedirle que "acabe con la crisis de separación de las familias" de los inmigrantes indocumentados que buscan una salida para regular su situación y tienen puestas sus esperanzas en la reforma migratoria.
"Quería darle el mismo mensaje al presidente (de la Cámara) John Boehner que le di al papa Francisco: por favor ayude a los niños", dijo la menor en declaraciones difundidas por el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM).
"Es injusto que miles y miles de niños como yo nos enfrentemos con esta tragedia de perder una madre o un padre o tener nuestra familia destrozada (...) Esto no es sobre política es sobre los niños. Por favor, ayúdenos", agregó.

SIGUIENTE:

La abogada de inmigración Jessica Domínguez explica que está pasando con la Reforma Migratoria y cuáles son las posibilidades de que el Presidente Obama firme una orden ejecutiva.

"Sé que Boehner es un buen hombre, y como mi padre, sabe lo que está bien. Espero que haga lo correcto y ayude a los niños pronto", indicó la menor, que entregó al legislador un pañuelo blanco bordado con la cifra once millones, que representa el total de inmigrantes indocumentados que hay en el país.
Jersey Vargas formó parte el pasado marzo de una delegación de hispanos que viajaron al Vaticano para suplicar al papa ayuda para fin a las deportaciones y pidió al sumo pontífice que intercediera por su padre ante el presidente Barack Obama.
Mario Vargas, originario de la central ciudad mexicana de Toluca, fue detenido por conducir sin licencia y finalmente logró que le liberaran tras pagar una fianza de $5,000 mientras prosigue su caso.
©EFE
Comentarios