La crisis humanitaria de niños en la frontera 'desempolva' recursos legales

ImpreMedia Digital, LLC | Jun 19, 2014 | 12:27 PM

Por ley, los menores podrían obtener residencia legal si han sido víctimas de abuso o abandono por uno de sus padres.

Ante el creciente número de niños que están cruzando la frontera de Estados Unidos en busca de refugio, más abogados y organizaciones están recurriendo a una herramienta legal que permite otorgar un estatus de inmigrante especial a menores que han sufrido abuso y abandono, por al menos, de uno de sus padres. Se trata de una condición muy común entre los pequeños que están llegando solos provenientes de Centroamérica.
“Leer: El camino legal de los niños indocumentados en la frontera.”
Aileen Josephs, abogada de inmigración con práctica en West Palm Beach, indicó que SIJS (Special Immigrant Juvenile Status) es un recurso legal que no todos los practicantes de ley conocen bien ni pueden aplicar acertadamente, pero que es muy efectivo para ayudar a menores que vienen de pobreza, violencia y abandono.
“Esta es una de las maneras más efectivas de ayudar a los menores de 18 años que están aquí sin sus padres, pero requiere que haya abogados experimentados en el tema”, dijo Josephs, quien ha ganado varios casos de menores que llegaron solos y lograron obtener la residencia.
Leer: Crisis de niños modificó práctica

Congresista Republicana pidió a Obama que envíe la guardia nacional para hacer frente a esta crisis.

SIJS es para menores de edad (de 21 en Texas y Nueva York y de 18 en California) que han sido abandonados o descuidados por al menos uno de sus padres.
La ley de reautorización de Protección de Víctimas del Crimen de 2008 expandió la posibilidad de acogerse a dicha ley para estos jóvenes, determinando que podrían calificar si eran abandonados por al menos uno de sus padres y se comprueba que es contra sus beneficios el regreso al país de origen.
En Nueva York la justicia ha ido más allá y ha permitido que el padre o madre natural sea declarado guardián del menor e inmigrantes “especiales” para obtener una green card.
Nelson Castillo, abogado en Los Ángeles, recientemente representó a un joven guatemalteco que llegó a los 15 años huyendo de Guatemala y de la pobreza extrema. “Allí había vivido en la calle, acá tiene dos hermanos y cuando vino lo detuvieron las autoridades. Aquí logramos que a falta de padres la corte tomara custodia del muchacho y se le aplicara entonces ese estatus, aunque el muchacho ahora tiene más de 18 años”.

Honduras le pedirá a EEUU que no deporte a sus niños que viajaron buscando reunirse con sus familiares.

SIJS puede ayudar no sólo a niños migrantes que viajan solos a reunirse aquí con familiares, sino también a menores indocumentados que ya están aquí con sus padres.
Fue el caso de los hijos de Mariela P., una ecuatoriana indocumentada cuyos hijos fueron abandonados por su padre y luego vinieron a Estados Unidos buscando una manera de sobrevivir.
Luego de los hondureños, guatemaltecos y salvadoreños, los ecuatorianos son los menores migrantes más arrestados cruzando la frontera con coyotes o guías, sin sus padres.
El abandono paterno es la razón de que los hijos de Mariela seguramente califiquen para el SIJS, un estatus legal que les dará una tarjeta verde en espacio de varios meses y que, a diferencia de DACA, será permanente, no temporal.

Según las autoridades la mayoría de los niños de estos centros no cuentan con algún adulto a su lado.

Los menores también tienen otras opciones legales, como las Visas U para víctimas del crimen, que pueden lograrse si se comprueba que han sido víctima de algún delito y lo han reportado, dijeron abogados locales.
En Los Ángeles, la oficina de abogados públicos (Public Counsel) ofrece representación legal gratuita a quienes califiquen para un tipo especial de visas para víctimas de delincuencia (Visa U).
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios