El Noticiero Univision entró en un albergue improvisado en Tucson, Arizona

Univision.com | Jun 16, 2014 | 3:35 PM

SIGUIENTE:

Dos mujeres dieron su testimonio a Univision sobre el maltrato que sufrieron por parte de agentes fronterizos.

Madres indocumentadas fueron liberadas, pero critican el trato que recibieron por parte de la Patrulla Fronteriza.

El Noticiero Univision pudo conocer las condiciones de vida de inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera de Tucson, Arizona.
“Escuché que un agente le dijo a una señora: ‘Tu vida a mi me vale m…, y la de tus hijos.”
Un improvisado albergue localizado en una terminal de autobuses, en Tucson, no es suficiente para atender a los inmigrantes que sobrepasaron la capacidad de respuesta de las autoridades.
Madres centroamericanas con hijos menores de edad llegan todos los días, cansadas y con hambre. Curiosamente, son las mismas autoridades migratorias que, días después de detenerlas, las llevan a ese lugar para que sigan su camino.
Las indocumentadas, la mayoría originarias de Centroamérica, se quejan de abusos y maltrato por parte de los agentes federales estadounidenses.
“Todas las señoras que estábamos ahí llorábamos, toditas las señoras llorábamos donde entraban a ese lugar… Ahí en la celda. Todas lloraban, se arrepentían”, dijo Lorena, una madre indocumentada centroamericana detenida que pidió mantener su nombre en reserva.
Univision

Madres y niños buscan ropas limpias en el interior de un albergue improvisado en Tucson, Arizona.

Lorena es una de las casi 20 madres guatemaltecas que fueron liberadas el fin de semana por la Patrulla Fronteriza. Dijo que en el centro de detención de inmigrantes donde las tenían se vive una pesadilla,
“Escuché que un agente le dijo a una señora: ‘Tu vida a mi me vale m…, y la de tus hijos. Por mi se mueren yo no pierdo ni gano’”.
Lorena entró a Estados Unidos por Agua Prieta, Sonora, México, por donde, asegura, están cruzando muchas madres centroamericanas.
La inmigrante sin papeles y su hijo, de tres años, permanecieron cinco días detenidos en el albergue provisorio de Tucson. Señala que en el centro de detención los agentes se deleitaban comiendo y ellos muriéndose de hambre.
“Como que se burlaban de nosotros al comer y los niños mirando… Como un castigo”, dijo.

SIGUIENTE:

Jorge Ramos habla con una de las asesoras del pdte. Obama sobre el alarmante número de niños que cruzan la frontera.

Maria, otra joven madre que también prefirió ocultar su identidad, manifestó haber vivido las mismas humillaciones. Y dijo que para ella fue más difícil por su estado de embarazo, y además traía a un niño de 5 anos.
“Yo le pedía mucho a Dios que ellos me sacaran de ahí, que me regresaran a mi país”, contó.
La ruta de Agua Prieta, en Sonora, México, se ha convertido en paso de un alto porcentaje de los miles de indocumentados que en los últimos meses han entrado a Estados Unidos, principalmente niños solos.
A dos millas del centro de la ciudad termina el muro y la cerca está rota. Entrar al país es relativamente fácil, con niños. Caminan unos cuantos pasos y luego se entregan a los agentes de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).
“¿Qué tanto caminé dentro de Estados Unidos? Como unos tres minutos”, dice María.
Lorena viaja a Chicago para reunirse con su marido. Mientras, María se dirige a Atlanta y estaría llegando el martes, el mismo día que, se supone, nacerá su bebe. Ambas mujeres fueron liberadas con la condición que se presenten, en un mes, ante un juez de inmigración para clarificar su estatus migratorio en Estados Unidos.

SIGUIENTE:

La violencia sucede, según los activistas, en uno de los tantos albergues de la frontera entre México y EEUU.

La semana pasada el gobierno federal reconoció que en lo que va de 2012 más de 46 mil niños solos han sido detenidos en la frontera con México.
El fin de semana la Casa Blanca advirtió que todos los detenidos se encuentran en proceso de deportación y que el hecho que sean puestos en libertad no significa que tienen clarificada su situación migratoria.
The Associated Press señaló que de acuerdo con un memo del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) fechado el año pasado, se espera que este año unos 90 mil niños solos serán detenidos en la frontera cuando intenten entrar indocumentados a Estados Unidos.
La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) dijo al noticiero Univision que está haciendo "todo lo posible para procesar lo más rápidamente" a los niños indocumentados que no se encuentran acompañados por un adulto y que intentaron entrar sin papeles al país.
Y que una vez concluido el proceso, son transferidos al Departamento de Salud y Servicios Humanos dentro de las 72 horas, a menos que existan circunstancias excepcionales, tal y como lo establece la ley.
Añadió que mientras los menores permanecen bajo la custodia temporal del CBP, la agencia "se esfuerza por proteger a los niños con procedimientos y salvaguardas especiales".
Dijo también que garantiza que se cumplan las necesidades nutricionales e higiénicas de los menores y que se les brinda las comidas con regularidad, además de proveer supervisión permanente hasta que son trasladados a otras agencias.
©Univision.com
Comentarios