Revelan autopsia a reo de ejecución mal realizada en Oklahoma

Univision.com y Agencias | Jun 14, 2014 | 10:39 AM

Varios intentos fallidos

La autopsia realizada a un reo que murió tras una agonía de 43 minutos debido a una ejecución mal realizada que ocasionó indignación en el mundo indica que el prisionero tenía venas saludables, pero que su cuerpo tenía varias punciones realizadas por el equipo encargado de la ejecución que trataba de encontrarlas.
“El estado no tenía ningún plan de contingencia en caso de que la ejecución no funcionara”
La autopsia privada fue revelada por abogados de reos condenados a muerte en Oklahoma, indica The Associated Press.
El médico patólogo forense Joseph Cohen dijo que se necesitaba más información para determinar por qué Clayton Lockett falleció después de que su ejecución fue detenida, pero señaló que sus hallazgos preliminares indican que el personal de ejecución había intentado en varias ocasiones insertarle una vía intravenosa, sin éxito, utilizando incluso venas profundas en la ingle de Lockett.
Un doctor que estaba dentro de la cámara de la muerte durante la ejecución realizada el 29 de abril reportó que Lockett no recibió una dosis completa de los tres fármacos letales debido a que sus venas habían colapsado, pero Cohen dijo en su reporte que Lockett tenía "excelente integridad de venas periféricas y profundas para el propósito de lograr acceso venoso".

La ejecución de Clayton Lockett por inyección letal ha generado una gran controversia sobre este método.

Están pendientes los resultados de una autopsia estatal, y no se han publicado los reportes de toxicología, así que no está claro qué tanta cantidad de fármacos recibió Lockett.
Las ejecuciones en Oklahoma normalmente se realizan a través de vías intravenosas en ambos brazos, pero funcionarios de correccionales reportaron que un especialista en colocación de vía intravenosa que fue contratado para la ejecución de Lockett no pudo encontrar venas viables en sus brazos, piernas y pies. Un doctor que estaba supervisando la ejecución sugirió buscar la vena femoral en el área inguinal de Lockett, pero directivos de la prisión no han dicho quién insertó la vía intravenosa, y la ley estatal permite que se mantenga en secreto la identidad del médico y del experto colocador de intravenosas.
Jerry Massie, vocero de prisiones de Oklahoma, dijo el viernes el especialista en intravenosas es un técnico médico de emergencias certificado, pero rechazó hacer más comentarios antes de que el Departamento de Seguridad Pública del estado complete la investigación de la ejecución mal realizada.
Una larga agonía
En tanto, la Agencia France Press recuerda que Clayton Lockett, condenado a muerte por asesinato y violación, fue ejecutado el 29 de abril pasado mediante una combinación inédita de tres sustancias en un proceso que terminó en agonía y tomó 43 minutos en lugar de menos de diez.
Las autoridades señalaron que Lockett finalmente murió de un ataque al corazón. Pero tras la autopsia independiente, Cohen dijo que era imposible confirmar el vínculo entre ese ataque cardíaco y la muerte de Lockett.
Cohen observó las contusiones y perforaciones en los brazos, piernas y cerca de la arteria femoral, que indicaban varios intentos de suministrarle el cóctel mortal por vía intravenosa.
Los médicos también observaron "heridas vasculares" que sugieren que la vía para realizar la inyección terminó dañando la vena.
La experta en inyecciones letales y profesora de derecho en la Universidad Fordham Deborah Denno tildó al equipo encargado de la ejecución de "extraordinariamente incompetente".
"Este tipo de incompetencias por parte de equipos de ejecución existió durante décadas y por ello debemos levantar con más razón el secreto sobre las ejecuciones", denunció.
Por otro lado, la abogada Megan McCracken, de la clínica de pena capital de la Universidad de Berkeley, dijo que el cóctel suministrado "exacerbó el dolor y el sufrimiento que Lockett tuvo que soportar y lo paralizó innecesariamente además de haberlo sometido al dolor que provoca el cloruro de potasio".
"Además, el estado no tenía ningún plan de contingencia en caso de que la ejecución no funcionara como planeado, como fue claramente el caso", dijo en un comunicado.
La polémica ejecución de Lockett llevó a las autoridades de Oklahoma a detener de forma temporaria las ejecuciones y revisar los protocolos de inyecciones letales, ante fuertes críticas de los defensores de derechos humanos y aquéllos contrarios a la pena de muerte.
El presidente Barack Obama advirtió que el incidente "profundamente perturbador" despertó "interrogantes significativos sobre cómo se está aplicando la pena de muerte" en Estados Unidos.
©Univision.com y Agencias
Commentarios