El sargento Bergdahl regresa e EEUU para continuar su recuperación

EFE | Jun 13, 2014 | 12:40 AM

SIGUIENTE:

El último prisionero de guerra estadounidense en Afganistán regresa al país en medio de rumores de que desertó.

El sargento Bowe Bergdahl, el último prisionero de guerra estadounidense en Afganistán, regresó este viernes a Estados Unidos tras haber permanecido dos semanas en una base militar en Alemania, según informó la cadena CNN.
“Durante su estancia en San Antonio, Bergdahl no tendrá ninguna aparición pública”
Bergdahl, un militar de 28 años que se pasó cinco años en manos de grupos talibanes, entre ellos la terrorista Red Haqqani de Pakistán, llegó esta la madrugada a San Antonio, en Texas, para ingresar en el Brooke Army Medical Center.
La liberación a cambio de cinco líderes talibanes presos en Guantánamo que permanecerán en Catar ha provocado una gran polémica en EEUU, ya que sectores de la oposición republicana han acusado a la Administración del presidente Barack Obama de haber accedido a negociar con terroristas y no haber informado al Congreso sobre la operación.
Bergdahl fue entregado a las fuerzas estadounidenses el pasado 31 de mayo en una región fronteriza entre Afganistán y Pakistán.

SIGUIENTE:

La recuperación del soldado Bergdahl será larga y lenta y ni sus padres no han podido hablar con él.

Posteriormente, el militar fue trasladado a la base militar estadounidense de Landstuhl, en Alemania, donde ha iniciado su proceso de recuperación tras el prolongado cautiverio.
Los doctores militares señalaron que estaba en "buena condición física", aunque advirtieron sobre la situación psicológica de Bergdahl, cuya captura por los talibanes ofrece dudas debido a las denuncias de algunos compañeros de que pudo haber desertado.
Durante su estancia en San Antonio, Bergdahl no tendrá ninguna aparición pública y proseguirá con recuperación.
Las condiciones de su liberación y las críticas a su posible deserción provocaron que una ceremonia de bienvenida en su pueblo natal de Haley (Idaho) fuese cancelada la pasada semana.
©EFE
Comentarios