Atrapan a "Tata", la mula más vieja del cártel de Sinaloa en EEUU

Univision.com | Jun 12, 2014 | 10:51 AM
El agente Jeff Moore lo detuvo en su camioneta mientras viajaba de Kalamazoo a Jackson, Michigan. A sus 87 años Leo Sharp se quejó de que lo registraran en busca de armas o drogas. Dijo que vive como un ranchero cualquiera, aunque las autoridades dicen que trabajaba, a la par, para el cártel de Sinaloa.
“Era una leyenda urbana”
"¿Por qué mejor no me matan y me dejan irme de este planeta?", dijo mientras la policía lo detenía.
Es de complexción delgada, tiene la voz temblorosa y lleva lentes. Un perro policía notó algo sospechoso en la caja trasera de su camioneta, por lo que decidieron inspeccionarla.
Él se hizo el que no escuchaba, él que no sabía de lo que le estaban  hablando y hasta negó traer algo escondido pero  los agentes siguieron con su tarea de investigación.
Contó que estuvo en la Segunda Guerra Mundial. Un reportaje de The New York Times explicó que sus contactos del cártel de Sinaloa lo llaman “Tata” en español, por su edad y también por brindarle respeto.
“Era una leyenda urbana”, dijeron autoridades en un reportaje firmado por Sam Dolnick para The New York Times.
El periodista relata que en la camioneta traía 104 kilos de coca. En un mes cualquiera, traficaba 200, 250 kilos.
Según The New York Times, la DEA llevaba mucho tiempo tras su pista y aunque no tenía un sólo expediente criminal, su leyenda (y el rastro de la coca) lo delató.
Tenía una granja de cultivo de lilis y varios de sus empleados son de origen mexicano.
“Era perfecto para el cártel”, dijo el agente especial Jeremy Fitch al diario estadounidense.
“Tenía una identidad legítima, era un hombre mayor, nunca pasaría como traficante de drogas y no tenía antecedentes penales”, agregó.
Ahora los fiscales se están preguntando el por qué este hombre de avanzada edad trabajaba para el cártel.
“El acusado optó claramente un rol en la conspiración para traficar, por dos razones”, escribieron. “Que no veía nada malo en el tráfico de cocaína, y  la codicia”.
La policía lo ha sentenciado a tres años de prisión.
Con información de SinEmbargo y The New York Times.
©Univision.com
Comentarios