Obama opina que la derrota de Cantor no afectará a la reforma migratoria

EFE | Jun 12, 2014 | 2:39 AM

"Rechazo la idea de que sin Cantor no haya reforma", dice Obama

El presidente Barack Obama consideró que la inesperada derrota del líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Eric Cantor, en las primarias de Virginia no supone el fin de la reforma migratoria, como señalan la mayoría de los analistas.
“La reforma migratoria es una de las grandes promesas de la presidencia de Obama”
"Es interesante escuchar a los expertos y analistas sobre cómo la reforma migratoria parece imposible ahora -tras la derrota de Cantor-. Yo rechazo frontalmente esa idea. Y le diré al presidente de la Cámara de Representantes -el republicano John Boehner- que él también la tiene que rechazar", dijo Obama en un acto de recaudación de fondos de candidatos demócratas al Senado en Massachusetts el miércoles.
Cantor fue derrotado este martes con el 44% de los votos por un candidato desconocido del Tea Party, el profesor de economía Dave Brat, que usó como principal argumento de su campaña la supuesta tibieza del legislador ante la reforma migratoria planteada por el Gobierno de Obama.
Los partidarios de la reforma migratoria temen que de este fracaso la cúpula del partido republicano extraiga el mensaje de que no debe correr el riesgo político de abordar la ley al menos hasta que pasen las elecciones de noviembre.
Obama, al igual que hicieron en las horas previas sus portavoces y destacados congresistas demócratas, trató de rebatir este argumento, consciente de que si la reforma no consigue ver la luz antes de final de año aumentará la presión de los grupos de defensa de los inmigrantes sobre su Administración, especialmente para que relaje su política de deportaciones.
Obama ha recibido críticas de grupos hispanos por las deportaciones
Los demócratas del Senado se esforzaron el miércoles por argumentar que la derrota de Cantor deja el camino libre a Boehner para someter a voto la ley, al tiempo que esgrimieron que Cantor perdió por no tener una postura clara en inmigración y desatender a su distrito.
Obama pidió recientemente a su secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, que aplace la publicación del informe de revisión de las políticas de deportaciones para no torpedear la reforma migratoria, estancada en la Cámara de Representantes.
La oposición republicana le había advertido de que cualquier acción por decreto en este sentido anularía toda posibilidad de que la reforma migratoria vea la luz.

La inesperada derrota del congresista Eric Cantor podría significar el fin de la reforma migratoria.

El presidente ha recibido duras críticas de la comunidad hispana porque su Gobierno ha superado en menos de dos mandatos la cifra récord de los dos millones de deportados.
La reforma migratoria es una de las grandes promesas de la presidencia de Obama y clave para mantener el voto latino que ha sido determinante en sus dos campañas políticas.
La reforma parad en la Cámara de Representantes
La aprobación con amplio consenso de la propuesta del conocido como "Grupo de los Ocho" -integrado por cuatro demócratas y cuatro republicanos- fue el primer paso para el proyecto de ley al que luego le dio su respaldo el pleno del Senado.

Eric Cantor, líder de los Republicanos en la Cámara, anunció su renuncia, hecho que influiría en varios niveles en el debate migratorio.

Sin embargo, el proyecto está parado en la Cámara de Representantes porque la mayoría republicana se ha opuesto a analizar el documento del Senado en su totalidad y prefiere un enfoque por partes.
La propuesta del Senado incluye una vía a la ciudadanía para los más de 11 millones de indocumentados que se calcula hay en el país, algo a lo que se oponen los republicanos, y al tiempo recoge medidas para endurecer la seguridad en la frontera.
La celebración de elecciones legislativas en noviembre y, ahora, la derrota inesperada de Cantor ponen en duda que pueda lograrse un acuerdo antes de fin de año como era el objetivo de Obama.
©EFE
Commentarios