La Unicef pide frenar el fenómeno de niños migrantes que cruzan solos la frontera de EEUU

Univision.com | Jun 10, 2014 | 9:46 PM

SIGUIENTE:

Los menores son llevados a refugios y luego son colocados en hogares transitorios para ser deportados.

La ONU pidió el martes tomar medidas para detener la crisis de niños indocumentados detenidos en la frontera de Estados Unidos, la mayoría de ellos centroamericanos.
“El lunes el Pentágono anunció que acogerá a 1,800 menores que intentaban entrar solos al país.”
La Unicef dijo estar preocupada por el "aumento sin precedentes" del número de niños no acompañados que tratan de entrar a Estados Unidos a través de la frontera sur, cuya cifra sobrepasa los 60 mil.
También pidió a los gobiernos de México y de América Central que tomen medidas para frenar el fenómeno.
En los últimos dos años el flujo de niños migrantes creció hasta convertirse en una crisis humanitaria.
Apoyo y atención
El director regional de Unicef para América Latina y el Caribe, Bernt Aasen, llamó a los países de origen a hacer "todo lo que esté a su alcance" para dar a los niños "el apoyo, la atención, la protección, la educación y las oportunidades de preparación" que necesitan.
Aasen recordó en un comunicado que, según los datos del Gobierno estadounidense, más de 47 mil niños no acompañados han sido hallados en la frontera suroccidental del país en los últimos ocho meses, casi el doble que entre octubre de 2012 y septiembre de 2013.
A su vez, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estimó que por lo menos otros 10,000 niños intentarán entrar sin sus padres en los Estados Unidos antes de finales de septiembre, reportó la agencia Efe.
Lista de factores
Aasen señaló que "hay pruebas claras y convincentes que demuestran que hay diversos factores de expulsión que explican por qué estos niños se ven obligados a huir".
"Con frecuencia escapan de la persecución por parte de bandas y otros grupos delictivos, de la brutalidad y la violencia que existe en sus propias comunidades e incluso en sus hogares, así como de una situación persistente de pobreza y desigualdad", indicó.
A la lista de causantes de la alta migración de niños se suman los rumores de reforma migratoria en Estados Unidos y beneficios migratorios que no existen, como por ejemplo que las mujeres con hijos menores de edad son puestas en libertad en la frontera.
Cruce peligroso
Aasen recordó que los menores se embarcan "en viajes peligrosos y que ponen en riesgo sus vidas para buscar fuera de sus países la seguridad y la protección que necesitan".
"Unicef hace un llamamiento a los Gobiernos de los países de donde huyen estos niños -México, El Salvador, Guatemala y Honduras, todos ellos signatarios de la Convención sobre los Derechos del Niño- para que hagan todo lo que esté a su alcance", señaló.
Según la Unicef, las autoridades deben guiarse por los principios de la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y, sobre todo, "actuar teniendo en cuenta el interés superior del niño".
Al mismo tiempo, Aasen destacó las labores de socorro llevadas a cabo por el Gobierno de Estados Unidos para responder al aumento del flujo de niños en la frontera y pidió "coordinación y cooperación" a todos los países involucrados.
Asistencia legal
La semana pasada la Casa Blanca anunció la activación de un programa para dar asistencia legal a niños indocumentados que ingresan solos al país y son detenidos por la Patrulla Fronteriza.
La iniciativa responde a la preocupación del gobierno para afrontar la crisis y será desarrollada por la Corporación de Servicio Comunitario (Corporation for National and Community Service –CNCS- y el Departamento de Justicia (DOJ) a través de la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR), una alianza estratégica que permitirá ofrecer asistencia legal a ciertos niños que cruzan la frontera sin un padre o un tutor legal.
El propósito del programa piloto “no es proporcionar un mecanismo” destinado para entregar al niño a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) o para proteger a sus familiares si estos permanecen indocumentados en el país, sino para hacer cumplir el "debido proceso", dijo a UnivisionNoticias.com una fuente de la Casa Blanca.
Fuera de control
El número de niños que cruzan solos la frontera ha aumentado más de un 90% este año respecto al año pasado, y está creciendo la proporción de niñas y de menores de 13 años que entran al país sin la compañía de un adulto, dijo a periodistas Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca.
El Departamento de Justicia señaló que cuando a los niños se les permite gestionar sus casos a través de un representante legal permite audiencias de inmigración más “eficaces y eficientes” que cuando un niño se presenta solo ante un juez de inmigración.
El programa operará en los lugares donde funcionan las cortes de inmigración y estará limitado a niños menores de 16 años que no estén bajo la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados o el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
Dinero para ayudar
El Gobierno de Obama pronosticó la semana pasada que los costes de cuidar y encontrar un refugio para los niños migrantes de Centroamérica podrían llegar a $2,280 millones este año, de acuerdo con un informe de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca enviado el pasado viernes al Congreso.
Esa cifra es más del doble de los $868 millones que pidió la Administración para ese fin en su propuesta de presupuesto de 2015.
El lunes el Pentágono anunció que acogerá a 1,800 menores que intentaban entrar solos al país por la frontera y en el intento fueron detenidos.
La Administración Obama está trasladando con carácter de urgencia a los menores a tres bases militares y un centro de detención federal para evitar el hacinamiento en las instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), cuyos centros se han visto superados.
Un ejemplo
Baudilio Caballero, un indocumentado hondureño residente en el sur de Florida, invirtió $12 mil para traer a dos de sus hijos de 9 y 12 años de edad. Los pequeños fueron hallados por las autoridades tres horas después de haber cruzado la frontera en una carretera de Texas.
Los pequeños viajaban con Nidia Caballero, hermana de Baudilio, y un hijo de la mujer. Ella y su pequeño fueron liberados con una orden para presentarse ante un juez de inmigración pero los hijos de Caballero permanecen detenidos en un complejo proceso de deportación.
Caballero expone su condición de indocumentado si acude a Texas para reclamar a sus hijos, donde podría ser arrestado y puesto en proceso de deportación.
“Son muchas las personas y los niños que se están viniendo a Estados Unidos todos los días”, dijo Caballero. “Podría compararse con un éxodo. Es una situación que se veía venir, un fenómeno desbordado”.
©Univision.com
Comentarios