Radicales toman el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak

EFE | Jun 10, 2014 | 4:16 PM

Estados Unidos pide al gobierno de Bagdad una respuesta "fuerte".

El extremista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) tomó hoy el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, en un avance sin precedentes que llevó al Gobierno a pedir al Parlamento que decrete el estado de emergencia en todo el país.
“Asaltaron cárceles, liberando a más de 2,700 presos, muchos de ellos acusados de terrorismo.”
Tras esa inédita conquista de Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive, los yihadistas se dirigieron a la región de Salahedín, al norte de Bagdad, donde en los últimos días han perpetrado numerosos ataques y hoy capturaron parte de la localidad de Al Sharqat.
También se hicieron con el control de varias localidades en la provincia petrolera de Kirkuk, en el norte del país, donde colocaron banderas negras en los edificios oficiales ocupados.
Los combates en Mosul comenzaron hace cinco días, principalmente en los barrios occidentales de la urbe, adonde fueron enviados refuerzos militares y se desplazaron altos mandos del Ejército.
No presentaron batalla
Sin embargo, responsables como el presidente del Parlamento iraquí, Osama al Nuyaifi, denunciaron hoy que las fuerzas de seguridad huyeron de algunas zonas sin presentar batalla, presas de la desorganización y el caos.
Los milicianos del EIIL lograron capturar instalaciones vitales de Nínive como el aeropuerto internacional de Mosul y el cuartel militar Al Gazalani, y asaltaron cárceles y comisarías, liberando a más de 2,700 presos, muchos de ellos acusados de terrorismo.
Cientos de miles de personas han huido de Nínive, que tiene una población de 3,5 millones de personas -algo más de un millón y medio viven en Mosul-, en su mayoría árabes suníes, aunque hay un gran número de minorías confesionales y étnicas.
Estado de emergencia
Para intentar frenar el avance de los radicales, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, pidió al Parlamento que declare el estado de emergencia y una movilización general.
"La gravedad de la situación requiere la adopción de medidas necesarias y urgentes", dijo Al Maliki, que reconoció que el EIIL "se ha apropiado de instalaciones vitales", especialmente en Nínive.
"Movilizaremos todos nuestros recursos financieros, políticos y populares para recuperar las zonas que los terroristas han controlado", subrayó.
Al Maliki también instó a las tribus y a los ciudadanos a tomar las armas y luchar contra el EIIL, y a la comunidad internacional -la ONU, la Liga Árabe y la Unión Europea- a asumir sus responsabilidades, ya que "todo el mundo sufrirá si el terrorismo se extiende".
Crecen las preocupaciones
Al Nuyaifi anunció que el Parlamento tratará la posible declaración del estado de emergencia el próximo jueves y advirtió de que el avance extremista "amenaza a todos los países de Oriente Medio".
El gobernador de Nínive y hermano del presidente del Parlamento, Azil al Nuyaifi, se encuentra todavía en la ciudad y está intentando agrupar tropas, después de instar la víspera a la formación de comités populares para defender Mosul.
Las autoridades centrales de Bagdad han pedido ayuda también al presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani.
Los partidos políticos kurdos evacuaron hoy sus sedes de Mosul, mientras que el Gobierno del Kurdistán se dispone a ayudar a miles de desplazados.
Clima de violencia
Tras mostrar su preocupación por lo sucedido, el máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Ali al Sistani, pidió aumentar los esfuerzos de las autoridades y los líderes políticos para enfrentarse a los yihadistas.
Tanto Nínive como Salahedín, de mayoría suní, han sido blanco de una ofensiva de los yihadistas desde el pasado jueves, que ha causado cientos de muertos.
En otro suceso vinculado con la ola de violencia, al menos 31 personas murieron hoy por el estallido de una bomba durante un funeral en Baquba, capital de la provincia oriental de Diyala.
Alianza radical
El origen del EIIL es el llamado Estado Islámico de Irak, una alianza de organizaciones radicales nacida bajo el paraguas de Al Qaeda en territorio iraquí en octubre de 2006, durante la ocupación estadounidense.
En abril de 2013, el Estado Islámico de Irak añadió a su nombre "y del Levante" y anunció que comenzaba a operar también en Siria, lo que le ha enfrentado con la cúpula de Al Qaeda, que pide que se limite a Irak.
Tienen su feudo en la provincia occidental de Al Anbar, donde controlan la ciudad de Faluya pero no toda la región, escenario de combates desde principios de año.
El objetivo del EIIL, con prácticas más extremas incluso que Al Qaeda y responsable de numerosos atentados, secuestros y ejecuciones, es crear un emirato islámico en Siria e Irak. EFE
Respuesta "fuerte"
El Gobierno de Estados Unidos condenó el martes la toma de control de la ciudad iraquí de Mosul por parte de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), y pidió al Ejecutivo iraquí una respuesta "fuerte y coordinada" ante una situación de seguridad "extremadamente grave".
"Estados Unidos condena en los términos más rotundos posibles la agresión en Mosul del Estado Islámico de Irak y el Levante, que ha llevado a un grave deterioro de la situación de seguridad en esa ciudad y en la provincia de Nínive", dijo el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.
Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, mostró su "profunda preocupación" por la toma de Mosul, la segunda ciudad de Irak.
"La situación es extremadamente grave", indicó Psaki en un comunicado, y aseguró que altos funcionarios estadounidenses tanto en Washington como en Bagdad están "siguiendo de cerca los acontecimientos en coordinación con el Gobierno de Irak" y otras partes.
"Apoyamos una respuesta fuerte y coordinada para combatir esta agresión", agregó Psaki, que definió a EIIL como "una amenaza no sólo para Irak, sino también para toda la región".
Para "asegurar el éxito de esos esfuerzos, Estados Unidos proporcionará toda la asistencia al Gobierno de Irak bajo el acuerdo marco estratégico" firmado por ambos países al poner fin a la guerra estadounidense en Irak, iniciada en 2003, indicó la portavoz.
©EFE
Commentarios