Anuncian marchas en aniversario de la aprobación del plan de reforma del Senado

Univision.com | Jun 09, 2014 | 6:25 PM

SIGUIENTE:

Organizaciones anunciaron una movilización masiva a un año de la aprobación de una reforma en el Senado.

Mientras activistas alistan protestas, un republicano dice que todavía hay probabilidades que se vote la reforma.

Por Jorge Cancino
“También nos enfocaremos en el presidente Obama porque no se ha movido con una acción ejecutiva.”
La comunidad inmigrante se prepara para salir a las calles el sábado 28 de junio, un año después de la aprobación en el Senado del proyecto de ley de reforma migratoria S. 744. Y también para inundar la Cámara de Representantes con llamados telefónicos y mensajes de texto.
“Estamos coordinando acciones dentro del movimiento por una reforma migratoria justa”, dijo a UnivisionNoticias.com Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Será una jornada nacional de protesta por el estancamiento del debate en la Cámara”.
El 27 de junio del año pasado el Senado aprobó, con 68 votos a favor y 32 en contra, el proyecto de ley S. 744, que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que carecen de antecedentes criminales y se encuentran en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011.
El liderazgo republicano había advertido, semanas antes, que discutiría un plan propio y que lo haría por partes. A la fecha sólo ha presentado iniciativas para restringir la inmigración indocumentada, un acto que sigue siendo una falta de carácter civil no criminal.
“Haremos un llamado a los funcionarios electos. Les diremos que ha pasado un año y no ha habido soluciones para nuestra comunidad”, dijo Salas.
Pie atrás
A finales de enero, siete meses después de la aprobación del proyecto S. 744, el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio), entregó una lista de principios de la reforma migratoria que incluyó una vía de legalización para indocumentados, similar a la aprobada por el Senado.
Una semana después Boehner echó pie atrás y dijo que no había condiciones para aprobar una reforma antes de las elecciones de noviembre.
Los líderes republicanos argumentaron que no confiaban en que el presidente Barack Obama hará cumplir la ley y mencionaron incumplimientos del mandatario con la reforma de salud (ObamaCare).

SIGUIENTE:

Salen a la luz algunas fotos con decenas de niños y adultos, hacinados en cárceles de inmigración en Texas.

Récord de deportaciones
Mientras los republicanos cambiaban de estrategia, la Administración continuó en firme con una agresiva política de deportaciones que, desde el 20 de enero de 2009, ha expulsado a más de 2 millones de indocumentados.
La cifra encendió las alarmas en la comunidad inmigrante. Luego de semanas de presión, el presidente Obama le ordenó al Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, que revise la política de deportaciones y le recomiende cambios para humanizar los procedimientos.
Los activistas piden una moratoria hasta que la Cámara apruebe la reforma.
La semana pasada, sin embargo, la Casa Blanca anunció que el presidente le ordenó a Johnson retrasar el informe para darle tiempo a la Cámara de Representantes que apruebe una reforma migratoria comprensiva, una solución permanente que reparará el sistema migratorio que se encuentra roto y modificará la política de deportaciones.
Doble protesta
“No solo nos enfocaremos en los republicanos el 28 de junio”, dijo Salas. “También nos enfocaremos en el presidente Obama porque no se ha movido con una acción ejecutiva”, dijo Salas.
La activista detalló que, junto con la movilización en una treintena de ciudades, “pediremos a nuestra comunidad que inunde la central de teléfonos del Congreso con mensajes de apoyo a la reforma migratoria, y también con mensajes de texto. Debemos aumentar la presión para que nos sigan escuchando”.
Salas dijo además que “les recordaremos a los funcionarios electos que, sin nosotros, sin nuestro voto, no podrán seguir en sus puestos. Usaremos el voto como un arma de castigo. Y ese día nos vamos a asegurar que todas las herramientas para exigir acción sean utilizadas. Le mostraremos al Congreso y al gobierno nuestro descontento por la falta de una reforma migratoria comprensiva”.
Confirman la protesta
En Washington D.C. el Fair Immigration Reform Movement (Movimiento por una Reforma Migratoria Justa –FIRM, por sus siglas en inglés), anunció la convocatoria de marchas el 28 de junio en al menos 30 estados, “si la mayoría republicana de la Cámara de Representantes no da indicios de que abordará la reforma migratoria”, dijo en un comunicado.
El grupo señaló que el futuro de los republicanos en la Cámara de Representantes “está en juego” si siguen bloqueando un voto por la reforma migratoria.
Tanto FIRM como los demócratas y la Casa Blanca han insistido en que existen votos suficientes para aprobar la reforma, pero los republicanos sostienen la vigencia de la regla Haster, que sólo permite enviar al pleno proyectos de ley que tengan el respaldo de la mayoría de la mayoría, es decir 118 de los 234 votos que tienen en el pleno.
Los demócratas respondieron en marzo con una petición de descarga que forzaría un voto a favor del proyecto de ley H.R. 15 –basado en el plan del Senado pero con cambios en una polémica enmienda de seguridad- siempre y cuando reúnan 218 firmas. A la fecha la petición tiene 191 apoyos, ninguno republicano.
¿Proyectos en camino?
La estrategia demócrata, enfocada en tratar de demostrar que la falta de una reforma migratoria es culpa de los republicanos, fue rechazada por el congresista Mario Díaz-Balart (republicano de Florida), quien dijo a UNivisionNoticias.com que el plan del Senado estaba “muerto” en la Cámara de Representantes.
“Vamos a lograr presentar y aprobar (antes de agosto) una legislación de reforma en forma justa, positiva, que trate con las personas de una manera justa”, aseguró.
Apuntó que los proyectos de ley a debatir serán justos “para los que han hecho todo legalmente”, y que también incluirá iniciativas para asegurar las fronteras.
Sin embargo, Díaz-Balart reconoció que había “obstáculos” entre los republicanos pero que no perdía la esperanza de avanzar un proyecto.
Díaz-Balart mencionó la falta de confianza de los republicanos en el presidente y cuestionó el anuncio de la semana pasada, de que Obama tomaría acción si el congreso no lo hace. “Eso significa que tomará acción cuando ha dicho públicamente que él no tiene la autoridad legal para actuar sobre este tema”.
El congresista republicano de Florida aseguró que, pese a lo difícil del momento, “estoy trabajando en algo” y que espera reunir los votos suficientes para enviar proyectos al pleno.
Visita a Al Punto
A comienzos de abril Díaz-Balart dijo en el programa Al Punto de la cadena Univision que “existe una oportunidad para aprobar un proyecto bipartidista en el curso de 2014” y que la reforma migratoria no estaba “muerta”.
“Seguimos trabajando y ahora lo que hemos encontrado es más apoyo”, agregó. “Estamos trabajando una legislación calladamente, negociando los votos y el lenguaje de esa legislación… Y si no se logra este año se nos hace imposible en los años que vienen”, advirtió.
n agosto la Cámara de Representantes y el Senado entran en receso de verano y luego enfocarán el trabajo a las elecciones de medio tiempo del 4 de noviembre.
Díaz-Balart dijo en esa oportunidad que si el liderazgo republicano “no nos permite avanzar este año”, el grupo que redacta los proyectos de reforma los criticará “de una forma muy agresiva y yo sería el primero en hacerlo”.
Para aprobar la reforma migratoria la Cámara de Representantes necesita 218 votos. Ninguna iniciativa o plan ventilado hasta ahora ha mostrado el respaldo bipartidista necesario para asegurar un voto favorable en el pleno.
©Univision.com
Comentarios