Gobernador firma ley de matrículas reducidas

EFE | Jun 09, 2014 | 1:36 PM

¡Sueño cumplido!

Miami.- El gobernador de Florida, Rick Scott, firmó hoy la ley HB 851, aprobada en mayo pasado por la Cámara de Representantes estatal y que otorga matrículas universitarias como residentes a miles de "soñadores" y estudiantes indocumentados.
Con esta ley, la educación superior se convierte en más asequible para todos los floridanos
La histórica aprobación de esta medida y su aplicación beneficiará enormemente a los jóvenes estudiantes indocumentados que, actualmente, se ven obligados a pagar a un coste tres o cuatro veces superior al de los residentes legales la matrícula estatal universitaria.
"Es una noticia buenísima, aunque esperada. Ahora hay que motivar a los estudiantes (indocumentados) a salir y que sepan que pueden ser elegibles" para los beneficios de esta ley, dijo hoy a Efe el hondureño Julio Calderón, estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de Florida (FIU).
El también activista del grupo Estudiantes Trabajando por la Igualdad de Derechos (SWER) recordó que, no obstante, hay que cumplir con "bastantes requisitos" para acogerse a esta medida, que entrará en vigor el próximo 1 de julio.
En cualquier caso, agregó, esta medida puede beneficiar a decenas de miles de estudiantes indocumentados" radicados en el conocido como "estado del sol".
"Asegurarse de que todos los floridanos tienen acceso a una educación superior asequible es una de mis prioridades", destacó hoy Scott en un comunicado.
Afirmó Scott que la firma de esta medida "mantendrá bajo el coste de las matrículas y permitirá a todos los estudiantes que crecieron en Florida tener" las mismas garantías de acceso a una educación superior que los residentes.
"Con esta nueva ley, la educación superior se convierte en más asequible para todos los floridanos", reiteró Scott.
De esta forma dio fruto la tenaz lucha que desde hace años han protagonizado varias organizaciones de estudiantes indocumentados de Florida y legisladores estatales.
Así, "los sueños de muchas personas que buscan mejorar su educación están hoy al alcance. Le agradezco a Scott que dé a todos los niños del estado la oportunidad de tener éxito", expresó Will Weatherford, presidente de la Cámara de Representantes de Florida.
Por su parte, el senador Jack Latvala, que patrocinó esta medida, destacó que hoy se están dando "pasos críticos para asegurar que las futuras generaciones sean capaces de acceder al college".
En ese sentido, Latvala puso de relieve que "una buena educación es el fundamento para encontrar un buen empleo".
La entrada en vigor de esta ley pone punto final a la práctica de exigir a miles de estudiantes indocumentados de Florida que "paguen matrículas para no residentes, simplemente debido a su estatus migratorio o el de sus padres", destacaron las organizaciones Florida's Future, Reform Immigration for America, el Center for Community Change Action y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).
Estas ventajas de la matrícula estatal beneficiarán también a los estudiantes indocumentados que asistieron a una escuela de secundaria en Florida durante tres años antes de concluir esos estudios.
Al igual que Calderón, el estudiante universitario peruano Jorge Tumé instó a todos los "estudiantes de secundaria que se están graduando a que no esperen mucho" para aplicar para los beneficios de la ley HB 851.
"Tienen un plazo de dos años para matricularse" y, si no se inscriben en ese plazo, "no van a poder calificar" para esta matrícula y "tendrán que pagar como extranjeros", advirtió Tumé, también miembro de la SWER.
"Va a ser un ahorro importante", subrayó a Efe este estudiante de Administración de Negocios en el Miami Dade College (MDC), para explicar que, con esta ley, los estudiantes indocumentados pagarán 300 dólares por asignatura, igual que residentes, y no los 1.200 que venían desembolsando hasta ahora.
©EFE
Comentarios

Presentado por

Encuéntranos en