Huelgas y protestas estremecen la organización del Mundial de Fútbol Brasil 2014

Univision.com | Jun 05, 2014 | 1:21 PM

SIGUIENTE:

Un grupo de usuarios del metro invadió la estación de Itaquera causando algunos danos materiales.

A una semana de la inauguración de la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014, la convocatoria a huelgas y protestas intranquilizan no solo al gobierno, sino también a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).
“El sindicato del metro representa a unos 9.700 trabajadores”
El jueves se conoció que los trabajadores del metro de Sao Paulo, que acoge el partido inaugural del Mundial, programado para el 12 de junio, iniciarán una huelga indefinida a partir del jueves, en una nueva paralización que sacude a Brasil antes de iniciar el torneo.
La paralización afectará a unos 4,5 millones de usuarios en la capital económica de Brasil, dijo un portavoz del sindicato a la Agencia Francesa de Noticias (Afp).
Ninguna de las líneas del metro operará y las estaciones permanecerán cerradas, agregó.
La decisión se tomó luego de fracasadas las negociaciones por un aumento salarial de 16,5% con la empresa que opera el sistema de transporte público.
El metro es uno de los medios de transporte más usados para ir al estadio Arena Corinthians (popularmente conocido como Itaquerao) donde se disputará el partido inaugural entre las selecciones de Brasil y Croacia.

SIGUIENTE:

Todas los estadios del mundial para verificar que están listos para la inauguración de la Copa del Mundo.

Negociaciones fallidas
El sindicato del metro, que representa a unos 9.700 trabajadores, rechazó una propuesta de aumento de 8,7% e indicaron que no volverán al trabajo hasta que no haya sobre la mesa una oferta de al menos 10% de incremento.
"Si hay dinero para el Itaquerao y el Mundial, ¿cómo no tienen dinero para el transporte público?", apuntó el presidente del sindicato, Prazeres Juniors, en una asamblea.
El sindicalista prometió una "huelga histórica", según reportó el diario O Estado de Sao Paulo.
Los trabajadores del metro se encontraban en "estado de huelga" desde la semana pasada.

SIGUIENTE:

Las imágenes más cotizadas del álbum de todas las selecciones invitadas al Mundial Brasil 2014.

Desafíos a la seguridad
Las huelgas, las protestas y la violencia urbana suponen un desafío para el plan de seguridad que Brasil elaboró de cara al Mundial 2014, dijo la Agencia Española de Noticias (Efe).
El gobierno movilizará a 157,000 policías y soldados de las tres fuerzas armadas para vigilar las 12 sedes del campeonato.
Durante las semanas previas a la gran cita del fútbol, Brasil ha sido sacudido por constantes protestas contra el gasto público en el evento de la FIFA y un sinfín de huelgas, convocadas por diversos sindicatos que aprovechan la cercanía del Mundial para presionar por mejoras salariales.
Una de las huelgas, la del metro de Sao Paulo, inició el jueves tras el fracaso en las negociaciones para un aumento de salario.

SIGUIENTE:

Sau Paulo es la sede del primer juego del Mundial Brasil 2014, conoce los atractivos de esta ciudad boyante.

Clima de nervios
Las protestas contra el Mundial no han alcanzado hasta ahora la dimensión multitudinaria de las manifestaciones ocurridas en junio de 2013, durante la celebración de la Copa Confederaciones.
Pero las demostraciones de fuerza vistas hasta ahora preocupan al Gobierno, según admitieron el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, y otras autoridades.
"Nuestra sensación es que las manifestaciones serán menores pero estamos preparados para todo", dijo Cardozo en una reciente rueda de prensa, en la que presentó el plan de seguridad para el Mundial.
El ministro reconoció que, de cara a la Copa Confederaciones, las protestas "no estaban en las previsiones" del Gobierno, pero hizo hincapié en que el año pasado las manifestaciones no afectaron el torneo y que "ningún partido se aplazó ni se atrasó".

SIGUIENTE:

No importa la complexión física de los jugadores, la fiebre futbolera es para todos.

Listos para lo que viene
Cardozo aseguró que los cuerpos policiales han sido entrenados para evitar los "abusos" en la represión que hubo el año pasado, que fueron condenados por organismos de derechos humanos nacionales y extranjeros.
"No se pueden aceptar abusos ni violencia, sea de manifestantes o de policías", declaró el ministro, quien remarcó, como todo el Gobierno, que la protesta "será permitida, siempre que sea pacífica".
Además de la huelga del metro en Sao Paulo, otro sindicato que amenaza con paralizarse durante el Mundial es el de la Policía Federal, responsable por aduanas y aeropuertos y de fiscalizar el ingreso de extranjeros al país, entre otros asuntos.

SIGUIENTE:

Sau Paulo es la sede del primer juego del Mundial Brasil 2014, conoce los atractivos de esta ciudad boyante.

Récord de violencia
Un tercer desafío para la seguridad de las 32 selecciones y de los 600 mil extranjeros que son esperados en Brasil para el Mundial, es la creciente inseguridad en el llamado "país del fútbol".
Un reciente informe elaborado sobre datos oficiales indicó que en 2012 se registraron en el país 56,337 homicidios, lo que supuso un récord y un aumento del 13,4 % desde el año 2002.
La estadística, elaborada por el coordinador del Área de Estudios de la Violencia de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Julio Jacobo Waiselfisz, dice que 6,4 personas mueren cada hora en Brasil en forma violenta.
A fin de mantener el orden durante el mes que durará el Mundial, que comienza el 12 de junio y concluye el 13 de julio próximo, las autoridades de seguridad tendrán un gran centro de coordinación en Brasilia, que estará en comunicación "permanente" con unos similares instalados en las otras once ciudades sedes del Mundial.
El Gobierno de Dilma Rousseff señalo que ha invertido 1.900 millones de reales ($863 millones) en materia de seguridad para el Mundial, lo cual incluyó la compra de armas de "baja letalidad", cámaras de alta definición y equipos de inteligencia, entre otros.
Presión social
Las organizaciones sociales brasileñas prometen protestas durante todo el Mundial, justo un año después de que millones de personas salieran a las calles para reivindicar mejoras sociales coincidiendo con la celebración de la Copa Confederaciones.
Bajo las consigna "No va a haber Mundial" o "FIFA go home", diferentes grupos y movimientos sociales han convocado en los últimos meses movilizaciones a través de las redes sociales contra la organización de la competición y sus elevados gastos, aunque, por lo general, éstas han sido hasta ahora menos multitudinarias que las del pasado junio.
Pese a la menor afluencia, los movimientos pretenden recuperar el espíritu de las masivas manifestaciones de la Copa Confederaciones y amenazan con nuevas marchas durante la máxima competición futbolística del mundo, que comienza el próximo jueves 12 de junio con el partido inaugural entre Brasil y Croacia en el estadio de Sao Paulo.
El Gobierno brasileño, sin embargo, dijo estar "preparado" para las protestas y expresó su convicción de que éstas tendrán menos envergadura que las del pasado año y no contarán con el apoyo de millones de personas, como ocurrió entonces.
©Univision.com
Commentarios