Todo por alcanzar un sueño: el boom de las escuelas de fútbol

Univision.com | May 30, 2014 | 8:19 AM

SIGUIENTE:

A estos niños y jóvenes‎ los une una misma pasión: su amor por el fútbol.

Por Luz Adriana Santacruz, desde la Ciudad de México. En Twitter: @luza_santacruz

La acaricia, la gira de un lado a otro con sus pies.  A veces con dificultad pero solito se abre paso.  Sus compañeros lo rodean y tratan de quitársela, pero él es más listo y patea con todo hacia la portería. No es el futbolista Javier El Chicharito Hernández u Oribe Peralta. Se trata de Alexis, un pequeño de siete añitos que se destaca por su energía y tenacidad en el campo de la Escuela Chivas Álamo. Para algunos es moda, para otros es puro gusto. Para todos hay lugar en las escuelas de fútbol en la capital mexicana, donde sube la fiebre por la pelota, a unas semanas de que arranque la mayor fiesta de este deporte: el Mundial.
“A los niños les encanta el fútbol. Vienen con una energía impresionante”
La fiebre mundialista so sólo se ve en playeras, fotos de las estrellas futboleras, estampas, álbumes, tazas y miles de souvenirs, también en las escuelas de fútbol donde la pasión por convertirse en el Messi del futuro sube como la de un pastel recién horneado.
Las escuelas, no podía ser de otro modo, llevan el nombre de clubes como el Chivas, América, Pumas, que son los más famosos en México pero hay otras como la del Pachuca, de Colo-Colo, del Atlas, de Barcelona-México, de Puebla del Real Madrid y hasta la Andrea’s Soccer, una entidad especializada en fútbol para niñas.
Según fuentes de la Federación Mexicana de Fútbol, sólo en el Distrito Federal hay 1,900 centros que se dedican a entrenar a esos chicos y jóvenes que se unen en un equipo por alcanzar su sueño: convertirse en futbolistas profesionales.
Alexis es uno de ellos. Está tan concentrado en su pase que no se da cuenta que sus amiguitos lo tratan de imitar. Todos ellos juegan en la categoría más pequeña de la Escuela Chivas Álamo, que tiene 130 alumnos.
“Los más pequeños entrenan los lunes y martes. Los más jóvenes [los de la categoría media] lunes, martes y jueves mientras que los integrantes de la tercera división lo hacen diario”, explica a UnivisionNoticias.com Manuel Yáñez Sánchez, entrenador y dueño de esta escuela de futbolistas.
Para las escuelas, la fiebre mundialista se refleja en el aumento de sus estudiantes que esperan que crezca hasta un 60% tras los juegos de la Selección Mexicana.
Un espejo de los jugadores nacionales
Los últimos partidos de los futbolistas nacionales han desatado muchas críticas y decepción. Dos sentimientos que afectan las planillas de los aprendices. “El León fue campeón, entonces sus escuelas tienen más demanda. Sí los equipos andan muy bajos, la escuela no está tan concurrida”, explica Manuel Yánez.
“A los niños les encanta el fútbol. Vienen con una energía impresionante. La mayoría llegan de cero, no saben nada. Su inercia de patear al balón es solo eso, meter gol. Lo que más reconforta es ver su evolución como jugadores y que puedan llegar más arriba después”,  dice Jorge Torres, quien además de alumno de la Chivas Álamo, es quien se encarga de entrenar a los más pequeños.
El inicio del Mundial los tiene muy entusiasmados. “Es fascinante ver su alegría. Ellos están emocionadísimos. Para ellos es una ilusión muy grande  ver a esos jugadores desde la tele. Cuando los han tenido de frente, sus caras de emoción son incomparables. Son increíbles,”, comenta el entrenador que tiene 25 años.
Ningún deporte es fácil y para hacerse de un espacio en el fútbol, ya sea como alumno o un verdadero profesional, se requiere de una inversión que no es sólo física, mental y de rigor.
Además de los 800 pesos  (unos 70 dólares) de inscripción inicial y de los 500 pesos (unos 40 dólares) que suelen costar las clases de fútbol por mes, cada alumno necesita dos uniformes: uno de entrenamiento y otro de juego. La playera, el short y las calcetas rondan los 300 dólares  o 3,500 pesos mexicanos. A esto se le deben de agregar las zapatillas especiales para fútbol. Sus precios comienzan en 100 dólares. Además, hay que sumar gorras o maletas con el logo del equipo para llevar todo.
El fútbol es para muchos de ellos una enseñanza diferente, que aunque no se imparte dentro de un aula, les da una visión distinta de la vida.
“He aprendido de todo. Muchas cosas tanto personales como de fútbol. Mi entrenador es muy estricto pero está bien porque cuando estemos más grandes vamos a tener los valores como para tomarlos en cuenta”, cuenta Rodrigo Moreno. Tiene 13 años y ya es el capitán de su equipo.
©Univision.com
Comentarios