Cadetes de la reserva militar y "soñadores" protestan frente a las oficinas Inmigración

EFE | May 27, 2014 | 10:59 AM

SIGUIENTE:

Jóvenes Dreamers conmemoran el Memorial Day exigiendo que la ley les permita servir en las fuerzas armadas.

Cadetes del cuerpo de reserva militar de tres escuelas secundarias de Chicago, "soñadores" que aspiran a ingresar a las fuerzas armadas y familiares realizaron una protesta el lunes contra las deportaciones frente a las oficinas de Inmigración en el Día de los Caídos.
“Murió por este país y ahora quieren deportar a su padre. No es justo.”
"Queremos honrar a los soldados con familias indocumentadas y al mismo tiempo reclamar protección para los padres de aquellos que se han sacrificado por este país", declaró a Efe una de las organizadoras del acto, Miriam Pérez, presidenta del movimiento Fuerza Juventud.
"Todos los familiares de los 'soñadores' merecen la protección de la acción diferida ante la falta de una reforma migratoria", agregó.
Los cadetes, que vestían sus uniformes del cuerpo de reserva, pertenecieron a la escuela secundaria Benito Juárez, que tiene una mayoría de estudiantes de origen mexicano, y a dos academias militares.
Los manifestantes portaban pancartas de "DACA para Todos", "Fuera Republicanos y Demócratas", Alto a las Deportaciones" y "No Más Deportaciones".
Emiliano Macías, cuyo padre fue deportado después de protagonizar ebrio un accidente de tránsito, declaró a Efe que la movilización pretende "dar voz a las familias que no pueden decir nada por temor a ser deportadas".
A su vez, la cadete Amatista Rojo, aspirante a ingresar a la Infantería de Marina, considera que "es lo correcto servir al país, pero antes queremos que se haga justicia con nuestros padres".
En el acto participó además una mujer identificada como Olivia, cuya hija Ashley integraba el ejército y murió en Afganistán.
"Murió por este país y ahora quieren deportar a su padre. No es justo lo que sufren los padres de los indocumentados", dijo Pérez.
De origen mexicano, Pérez fue deportada y estuvo separada de su hijo durante un año y medio hasta que consiguió regresar con una visa humanitaria.
"Viví una pesadilla pero tomaron en cuenta mi buena conducta y antecedentes de buen estudiante con una beca deportiva que me permitió llegar a jugar baloncesto de manera profesional", relató.
En la movilización también participaron miembros del Movimiento Sin Fronteras surgido en la Iglesia Metodista Adalberto, templo donde estuvo refugiada la activista mexicana Elvira Arellano durante el año en que resistió una orden de deportación.
Arellano fue deportada en 2007 y regresó en marzo de este año con una visa humanitaria.
Los llamados "soñadores" proyectan repetir estas movilizaciones todos los lunes hasta que el presidente Barack Obama decrete el fin de las deportaciones por falta de acción del Congreso con la reforma migratoria.
"El próximo lunes regresaremos vestidos de médicos, porque los indocumentados también salvamos vidas en la comunidad", señaló.
©EFE
Commentarios