Anuncia China campaña antiterrorista de un año en Sinkiang

Deutsche Welle | May 23, 2014 | 7:53 PM
Tras el atentado del jueves que dejó 31 muertos en China, se llevará a cabo una campaña antiterrorista de un año en la convulsa región de Sinkiang, informó este viernes el gobierno regional en el portal de noticias oficial Tianshan.
“La masacre en Ürümqi es hasta ahora la más grave de una serie de ataques”
Se necesitan "medidas especiales extremas", anunció la cúpula local del partido, sin dar detalles. Mientras, en Pekín, se agudizaron los controles policiales.
La medida se anunció después de que el jueves 31 personas murieran y 94 resultaran heridas en un atentado en Ürümqi, capital de la conflictiva región noroccidental de Sinkiang, cuyo transfondo no está claro.
Dos vehículos todoterreno se lanzaron contra las personas que visitaban un mercado cerca de un parque. Desde los coches fueron arrojados explosivos y luego los vehículos estallaron.
Estabilidad "por todos los medios"
En Pekín, el Ministerio de Policía habló de "un atentado terrorista grave" y el jefe de Estado y del Partido, Xi Jinping, llamó a actuar con dureza contra los terroristas, asegurando que su gobierno mantendría la estabilidad por todos los medios.
Sin embargo, muchas cuestiones están abiertas sobre lo ocurrido y el gobierno chino ejerce un fuerte control sobre la información que se da al respecto. El diario chino "Huanqiu Shibao" informó de la muerte de cinco atacantes y aseguró que cuatro coches participaron en el ataque, de los que dos lograron escapar, mientras que uno fue interceptado después. Sin embargo, la noticia que fue borrada poco después de su publicación.
La masacre en Ürümqi es hasta ahora la más grave de una serie de ataques explosivos y con cuchillos que comenzaron hace unos tres meses y que se diferencian de la violencia que había tenido lugar anteriormente, dirigida sobre todo contra la policía y soldados chinos, según asegura el think tank estadounidense Statfor en un análisis.
Debido a las tensiones entre la minoría musulmana de los uigures y los chinos han, Sinkiang es una zona de conflicto desde hace tiempo. Las autoridades chinas acusan de terrorismo a los separatistas uigures en la región pero expertos advirtieron que una actuación demasiado dura de las autoridades chinas podría hacer escalar aún más la violencia.
Tras disturbios que en 2009 dejaron unos 200 muertos en la misma región, el gobierno cortó allí el acceso a Internet durante un año.
EL(dpa, reuters,afp)
©Deutsche Welle
Comentarios