Los Príncipes de Asturias comienzan una visita oficial a Perú

EFE | Nov 22, 2010 | 9:02 PM

Impulsar desarrollo

LIMA -  Los Príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y su esposa Leticia, llegaron el lunes a Perú en visita oficial para fortalecer las relaciones bilaterales.
Su visita tiene también el objetivo de impulsar las transacciones comerciales entre ambos países, además de estrechar los lazos institucionales, culturales y de cooperación al desarrollo.
Los príncipes llegaron a la base aérea de El Callao, en Lima, a las 18.45 horas (hora local), donde fueron recibidos por el ministro peruano de Asuntos Exteriores, José Antonio García Belaunde y el embajador de España en Perú, Javier Sandomingo.
Tal y como señalaron fuentes diplomáticas, con esta visita, que por su alto contenido político, económico y cultural se equipara a un viaje de Estado, los Príncipes "levantarán acta" de las "óptimas relaciones" que existen entre España y Perú.
Un país este último, añadieron las fuentes, que atraviesa un momento "dulce" en desarrollo económico y en el que España quiere participar aún más de lo que lo está haciendo gracias a las "excelentes" e "intensas" relaciones bilaterales actuales que, además, están "desprovistas de problemas".
De hecho, España es el primer inversor extranjero en Perú, con más de cien empresas instaladas, entre ellas algunas de las más importantes en sectores como la telefonía, los hidrocarburos o las finanzas, aunque están cobrando también importancia las de construcción o las dedicadas al tratamiento de aguas y depuración.
Pese a ello, la balanza comercial está desequilibrada. Con un volumen anual de unos 1.000 millones de euros, explicaron las mismas fuentes, un tercio corresponde a las ventas de España a Perú, mientras que los otros dos tercios son exportaciones peruanas a España.
Pacto comercial
No obstante, la diplomacia española está convencida de que hay potencial para multiplicar en breve "por dos o por tres" esa balanza, sobre todo cuando entre en vigor el acuerdo comercial que se suscribió en la última cumbre UE-Latinoamérica celebrada en Madrid y que, en opinión de las fuentes, servirá de "catalizador".
Según subrayaron las fuentes, Perú es, junto con México, Argentina, Chile, Brasil y Colombia, uno de los seis países latinoamericanos con los que España tiene suscrito un acuerdo de asociación estratégica.
En torno a 150.000 peruanos viven en España, según la cifra inscrita en los consulados, si bien se calcula que, realmente, esa cantidad puede alcanzar los 200.000, "con un nivel pequeño de irregularidad".
Mientras, unos 15,000 españoles residen en Perú, aunque el número puede duplicarse cuando finalice el proceso de recuperación de la nacionalidad previsto en la Ley española de Memoria Histórica.
Los príncipes viajan están acompañados por la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez; y los directores generales para Iberoamérica, Juan Carlos Sánchez; de Comercio e Inversiones, Juan Carlos García de Quevedo, y de Relaciones Económicas Internacionales y Asuntos Energéticos, José Eugenio Salarich.
Felipe de Borbón y su esposa Letizia comenzarán mañana su actividad con una ofrenda ante el Monumento a los Precursores y Próceres de la Independencia, se entrevistarán con el presidente peruano, Alan García, visitarán el Congreso y se reunirán con los responsables de la Cámara y de la Comisión de Relaciones Exteriores.
Por la tarde, participarán en un acto académico en la Universidad Nacional Mayor San Marcos, la más antigua de América, y por la noche asistirán a la cena oficial ofrecida por Alan García.
La jornada del miércoles tendrá carácter económico, con encuentros con representantes de las principales empresas españolas instaladas en Perú y la reunión empresarial entre ambos países.
El jueves, los Príncipes se trasladarán a Arequipa, la ciudad natal del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, para, entre otras cosas, visitar proyectos de cooperación y el Monasterio de Santa Catalina.
La cooperación española es una de las más importantes en el país y sólo en los últimos cinco años se han destinado 400 millones de euros no reembolsables en distintas actuaciones.
©EFE
Commentarios