14ymedio, grieta en el muro del monopolio periodístico en Cuba

Deutsche Welle | May 22, 2014 | 2:36 PM
El lanzamiento del portal 14ymedio, idea de la bloguera opositora Yoani Sánchez que desafía el férreo control gubernamental de 50 años sobre la prensa, es un hito en la historia de la oposición en Cuba, dice Amir Valle.
“La única novedad sería el hecho de que el portal se actualizará dos o tres veces cada día”
La expectativa es el elemento que gira en torno a la salida este miércoles (21.05.2014) del periódico independiente 14ymedio, cuya creación anunciara la multipremiada bloguera cubana en un comunicado del 15 de mayo en el que ya respondía una preocupación de muchos analistas del tema Cuba: ¿cómo puede un medio digital impactar en un pueblo sin acceso real a Internet?
Además de las plataformas digitales, a las cuales sólo tienen acceso los cubanos residentes fuera de la isla, su periódico circulará, según palabras de Yoani, a través de “teléfonos celulares y correos electrónicos (...), además de memorias digitales como USB flash drives, DVDs y CDs".
La segunda arista del debate divide también a los cubanos: 14ymedio se gestionará desde La Habana, dirigido por Yoani Sánchez y su esposo, el periodista Reinaldo Escobar como editor jefe, y en su redacción participarán otras once personas, con la pretensión de ofrecer información noticiosa variada, además de alojar varios blogs dedicados al tema de Cuba.
¿Cómo puede hacerse eso en un país donde prensa y tecnología son controladas ferreamente por el gobierno?, ¿cómo burlarán el bloqueo a internet impuesto por el régimen a los cubanos? son las preguntas que más circulan en las redes sociales, lanzando nuevamente sobre la bloguera la sospecha de estar al servicio del régimen como un eslabón útil para la transición que se prepara, según afirman algunos cubanólogos, desde el propio gobierno de Raúl Castro.
Bajo la lógica de estos análisis, la creadora del famoso blog Generación Y, podría ser una pieza estatégica para reforzar la imagen de apertura política que promociona actualmente La Habana, preparando así el terreno a los herederos del castrismo, actualmente muy bien posicionados en el poder en la isla, en las esferas económica, política, militar y de relaciones internacionales.
Críticas a Yoani
Ya desde el anuncio de este periódico digital se levantaron las voces de opositores dentro de la isla, quienes criticaron que Yoani se refiriera a este nuevo medio como “el primer periódico independiente” gestado en Cuba, desconociendo así la existencia de otros portales digitales de la oposición que llevaban años denunciando internacionalmente la dura vida de los cubanos.
La única novedad sería, como han destacado algunos medios de prensa internacionales, el hecho de que el portal se actualizará dos o tres veces cada día, algo impensable para las anteriores publicaciones digitales, algunas de las cuales aún continúan en Internet. Otro aspecto muy cuestionado es el propio nombre, que un sector del exilio cubano considera un signo de la egolatría de la que acusan a la bloguera, quien decidió llamarlo así porque nace en el año 2014, en un piso 14, donde residen Sánchez y Escobar, y conserva la “Y” de su blog original.
Fidel Castro, conocedor del poder subversivo de la información, amordazó en 1960 la prensa cubana, monopolizando todos los medios bajo el control del Partido Comunista. En los años 80, cuando el gobierno estadounidense fundó Radio y TV Martí para trasmitir la cara de Cuba que el gobierno de la isla ocultaba al mundo, sus señales fueron bloqueadas y apenas tuvieron impacto en Cuba. La aparición entonces de 14ymedio, tan controvertido como lo es la figura de Yoani Sánchez, significa un hito en la historia de la oposición cubana.
El gobierno de La Habana, lo han dicho ya sus portavoces en Internet, confían en “el inexistente poder de convocatoria de la mercenaria Yoani Sánchez en el pueblo cubano”. El mayor reto que se abre ante la bloguera es ese: no tanto burlar un bloqueo que Raúl Castro parece no temer, sino impactar en el pueblo con las verdades que este nuevo periódico deberá mostrar.
©Deutsche Welle
Commentarios