Senador insta a los republicanos que aprueben la reforma antes de que Obama actúe

Univision.com | May 22, 2014 | 1:46 PM

Los demócratas insisten en que se acaba el tiempo para que la Cámara de Representantes vote un proyecto en el pleno.

Uno de los cuatro senadores demócratas que integró el Grupo de los Ocho que redactó el proyecto de ley S. 744, urgió a los republicanos de la Cámara de Representantes a que aprueben la reforma migratoria antes de que el presidente Barack Obama use su poder ejecutivo para arreglar el sistema migratorio.
“Bob Menéndez (Nueva Jersey) hizo declaraciones el miércoles al cumplirse un año de la aprobación,”
Bob Menéndez (Nueva Jersey) hizo declaraciones el miércoles al cumplirse un año de la aprobación, en el Comité Judicial del Senado, del plan S. 744, proyecto de ley que luego fue votado favorablemente por el pleno y que otorga un camino a la ciudadanía para indocumentados que carecen de antecedentes criminales.
El legislador dijo que el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (republicano de Ohio) tiene un tiempo “limitado” para arreglar el sistema migratorio vigente y lo instó a empujar el proyecto del Senado que cuenta con apoyo bipartidista.
Tras la aprobación del S. 744, el 27 de junio del año pasado, el debate permanece estancado en la Cámara de Representantes. El liderazgo republicano ha insistido en que debatirá un proyecto propio y que lo hará por partes, pero advierte que no hay garantías para empujarlo y que lo haría después de las elecciones de medio tiempo del 4 de noviembre, cuando los estadounidenses renueven la Cámara Baja y un tercio del Senado.
El senador por Nueva Jersey resaltó que la propuesta de ley S. 744 “lograría algo más que aumentar el Producto Interno Bruto de muestro país. Iría más allá de reducir el déficit. Iría más allá de promover la prosperidad. Y haría algo más que crear empleos”.
Del futuro inmediato de indocumentados que viven, estimados en 11 millones, Menéndez dijo que el Senado aprobó una ley que los sacaría de las sombras “y evitaría que alguien sea clasificado como un ciudadano de segunda clase”, además de “implementar reformas integrales a nuestro sistema migratorio”.
El plan S. 744 permite a indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales entrar en un estado de residencia provisional por 10 años, al término de los cuales podrán gestionar la green card y tres años después la ciudadanía.

Muchos Republicanos apoyaron que Dreamers se inscriban en la armada y reciban la residencia, otros no.

Un año después de aprobado el proyecto por el Senado, Menéndez dio que “11 millones de personas siguen esperando. Y esperan. Y esperan”, y que “mientras esperan que gobernemos como es debido, el número de víctimas causada por esta inacción se multiplica. Las familias sufren. Los niños sufren. Las deportaciones continúan y la injusticia prevalece”.
El senador demócrata advirtió que por el estancamiento del debate en la Cámara de Representantes “hay un costo a pagar, un costo que los miembros de la Cámara Baja nos están imponiendo mientras esperamos a que actúen”.
A finales de enero Boehner entregó una lista de principios de la reforma migratoria que incluyó una vía de legalización para indocumentados similar a la contenida en el proyecto S. 744. Pero una semana después el congresista de Ohio echó pie atrás y dijo que no existían condiciones para aprobar la reforma este año.
Los demócratas respondieron con la presentación de una petición de descarga (discharge petition) para forzar un voto en el pleno del proyecto de ley H.R. 744 entregado el 8 de octubre a la Cámara y que se basa en el proyecto del Senado, con cambios en una polémica enmienda republicana de seguridad fronteriza.
La petición requiere 218 firmas y hasta ahora solo cuenta con 193, ninguna republicana. Tampoco todos los demócratas han firmado la medida, que suman 201 asientos en el pleno.
Menéndez dijo que "si los republicanos no actúan, forzarán al presidente, por último, a usar su poder ejecutivo en materia de aplicación de la ley y de alivio de las deportaciones", dijo el senador por Nueva Jersey y recordó que la ventana de oportunidad para hacerlo está abierta hasta finales de julio -antes del receso del Congreso-  y "es limitada".
Desde que Obama llegó a la Casa Blanca, el 20 de enero de 2009, más de 2 millones de indocumentados han sido deportados de Estados Unidos.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) asegura que más del 60% de los deportados tenía antecedentes criminales, pero organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes reiteran que entre seis a siete de cada 10 expulsados no representaban una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos y calificaban para una reforma migratoria como la del Senado.
"No son criminales. Son las familias trabajadoras que tratan de ganarse la vida", dijo Menéndez dijo el miércoles acompañado de la foto de Carlos Oliva-Guillén, padre de un bebé al borde del coma que estaba a punto de ser deportado cuando necesitaban hacerle unos exámenes de sangre al pequeño para determinar si su enfermedad era genética.
"Estas tragedias continuarán ocurriendo mientras no tengamos una reforma migratoria integral", afirmó.
©Univision.com
Commentarios