Indocumentado que pidió asilo en Nogales el 1 de abril batalla por quedarse en EEUU

Univision.com | May 21, 2014 | 4:54 PM

Se presentó en la frontera de Nogales junto con una treintena de dreamers como parte del movimiento Bring Them Home.

Por Jorge Cancino, @cancino_jorge
“Permaneció detenido en un centro de detención de ICE por más de un año.”
El inmigrante mexicano Ardani Rosales libra una dura batalla para quedarse en Estados Unidos junto a su esposa y sus dos hijas. Fue deportado por permanecer sin papeles a finales de marzo y el 1 de abril, una semana después, se presentó en la frontera de Nogales junto a un grupo de dreamers y pidió asilo.
A partir de entonces enfrenta un duro proceso que se encuentra en manos de un juez de inmigración.
El pasado 19 de mayo una corte le otorgó libertad bajo fianza pero la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) apeló la decisión. Rosales sigue preso.
“Estamos esperando noticias del Consulado de México para ver qué procede”, confirmó a UnivisionNoticias.com Luis Judiz, un activista de Derechos Humanos en Tucson, Arizona, que asiste a Rosales. “Estamos batallando para que se quede”.
Rosales fue deportado a finales de marzo cuando un grupo de activistas realizaba una huelga de hambre frente a las oficinas de ICE en Phoenix, para pedir un alto a las deportaciones, y un grupo de obispos anunciaba la celebración de una misa en la frontera.
El inmigrante permaneció detenido en un centro de detención de ICE por más de un año.
La deportación de indocumentados que no represente un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos es un tema que alarma a la comunidad política en Washington e incomoda a la Casa Blanca.
“La única violación es que prolongaron su estadía o llegaron de cierta manera, esa no es razón para separar a una familia”, dijo en marzo Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes cuando le pidió al presidente Barack Obama que cambiara su política de deportaciones.
Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, indicó en una nota editorial que Rosales es un ejemplo de las preocupaciones de Pelosi y que su caso “no es el único”.
Otros 2 millones de indocumentados han sido deportados del país desde que Obama llegó a la Casa Blanca el 20 de enero de 2009.
Cuando Rosales volvió el 1 de abril, fue detenido por autoridades de inmigración en la frontera de Nogales. El inmigrante se sumó al movimiento Dream 30 del grupo Bring Them Home (Tráiganlos de regreso a casa), y comenzó una nueva y larga batalla con futuro incierto.
"¡Sin miedo!", gritaron en español e inglés mientras se acercaban al punto fronterizo de Nogales.
Estados Unidos concede un bajo número de asilo a mexicanos a pesar del alto número de solicitudes que se presentan cada año y que aumentaron a partir de 2006, cuando el gobierno de ese país le declaró la guerra al narcotráfico.
“El 98% de ellos son rechazados y muchos son detenidos”, dijo a NoticiasUnivision.com el abogado Carlos Spector, de El Paso, Texas, un especialista en asilo de mexicanos. “Y la comunidad mexicana se da cuenta”.
“Aquí en la frontera se dan cuenta de ello. Muchos huyen y se exilian, no piden asilo por temor a que sus casos sean rechazados”, agregó.
Bring Them Home dijo que el 19 de mayo la familia de Rosales pagó la fianza de $10,000.
Organizaciones de base que apoyan a Rosales dijeron que nunca antes habían visto que ICE apelara un caso como éste y pidieron a la agencia que acate la decisión del juez.
Su abogado dijo que Rosales no representaba un riesgo de fuga y que no tenía intenciones de ir a ninguna parte, sino a su casa en Phoenix para estar con su esposa y sus hijas.
©Univision.com
Comentarios