Los Balcanes luchan contra las masas de agua

Deutsche Welle | May 19, 2014 | 7:29 PM
De momento, los aluviones que azotan a la península de los Balcanes impiden estimar los daños materiales causados por las grandes masas de agua y contar con exactitud las víctimas mortales. Se calcula que más de cuarenta personas han perdido la vida en Bosnia-Herzegovina. Nada más en Doboj, una ciudad ubicada en el este de ese país europeo, se registraron veinte muertes.
“Bosnia-Herzegovina no estaba preparada para la que ha sido descrita como la inundación del siglo”
En las zonas más afectadas, muchos se rehúsan a abandonar sus hogares y se refugian en las plantas superiores o en los techos de las casas. Pero esa es precisamente una de las razones por las cuales tanta gente ha perecido. Quienes están conscientes del peligro de que sus casas sean destruidas por las inundaciones prefieren dirigirse a los alojamientos improvisados para responder a la situación.
Las autoridades han declarado el estado de emergencia. Algunos empresarios han transformado sus hoteles en campamentos o contribuido con la recolección y repartición de ropa y alimentos. Las redes sociales están siendo empleadas para determinar dónde se necesitan medicinas, colchas o cobijas con mayor urgencia. Vecinos como Croacia han empezado a enviar ayuda.
Deutsche Welle

.

 
Bosnia-Herzegovina y Serbia, bajo agua
La Unión Europea (UE) ha recibido llamados de auxilio. Y es que Bosnia-Herzegovina no estaba preparada para la que ha sido descrita como “la inundación del siglo”; los lugareños coinciden en que ésta no tiene nada que ver ni con los diluvios ni con las crecidas que se ven de año en año en el pequeño país balcánico y sus alrededores. Serbia tampoco se salvó de la inclemencia del clima.
También en territorio serbio se reportan varias muertes y regiones enteras bajo agua; allí se habla de una catástrofe natural sin precedentes. La alarma general no ha sido desactivada porque el riesgo de que continúen los deslaves de tierra sigue siendo grande. Los habitantes de la ciudad bosnia de Gračanica temen que la represa del lago de Modrac ceda ante la presión del agua.
Se tiene la esperanza de que el tiempo mejore en cuestión de horas. Los meteorólogos cuentan con que las temperaturas aumentarán a partir de este domingo (18.05.2014). Será después de que cesen las lluvias que se podrá ver la magnitud de los embates de las inundaciones. 
©Deutsche Welle
Comentarios