EEUU avanza hacia una red de dos velocidades

EFE | May 16, 2014 | 5:04 PM
La Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC) de Estados Unidos aprobó un plan para permitir que quien pague más en Internet tenga prioridad en la transmisión de sus datos.
“La propuesta fue respaldada por tres votos a favor y dos en contra”
La propuesta que acerca la posibilidad de regular internet y cobrar por un acceso a la red prioritario y de más velocidad. La autoridad recibirá hasta julio comentarios sobre la propuesta y luego tomará una decisión definitiva, probablemente después del verano.
La propuesta fue respaldada por tres votos a favor y dos en contra, con el apoyo de los demócratas de la comisión y el rechazo de los republicanos, que se oponen a cualquier regulación de la red.
La discusión gira en torno al concepto de 'neutralidad de la red', que implica que todos los datos tienen que ser tratados en principio de la misma forma en Internet, para que no haya discriminaciones.
Pero las empresas de telecomunicaciones piden poder hacer excepciones, por ejemplo para ofrecer una mayor rapidez y garantizar un nivel de calidad de transmisión de servicios médicos o de vídeos a cambio de una retribución.
Quienes se oponen al plan temen que por el proyecto de la FCC surja una Internet con dos clases, en las que las grandes empresas con más recursos podrán comprar un trato preferencial, mientras que quien no disponga de dinero para hacerlo se deberá contentar con un servicio de peor calidad.
En enero de este año, fue la Justicia estadounidense quien cuestionó la capacidad de la propia FCC para imponer normas anti discriminación a los proveedores de servicios de Internet.
En vista de la enorme participación de las empresas estadounidenses en la economía de la Internet, los expertos estiman que las decisiones que se tomen en el país sobre la 'neutralidad de la red' tendrán efectos en todo el mundo.
La FCC promete implementar mecanismos para evitar una discriminación de aquellos que no puedan pagar por el ancho de banda. Las propuestas al respecto también estarán abiertas al debate público.
En las discusiones, la comisaria de la FCC Mignon Clyburn sostuvo que todos los datos deben ser tratados con un criterio de igualdad. Por su parte, Ajit Pai, miembro de la comisión, se pronunció a favor de que el Congreso decida sobre el tema de la 'neutralidad de la red'.
Al mismo tiempo, varios miembros rechazaron la idea de calificar los servicios de banda ancha como infraestructura de interés público, como lo es el agua o la electricidad, lo que implicaría una regulación mucho más estricta.
El presidente de la FCC, Tom Wheeler, negó que la propuesta aprobada beneficie a determinadas empresas y dijo que será usada para priorizar cierto tipo de información, como por ejemplo datos médicos.
"No hay nada en esta reglamentación, en esta propuesta, que autorice vías rápidas", declaró a periodistas tras la votación. "La velocidad y la calidad de la conexión que los usuarios pagan no se debe ver afectada" en tanto el contenido que se transmita sea legal, sostuvo.
Wheeler ha tratado de rebajar la controversia sobre la propuesta al reafirmar durante su intervención antes del voto que "hay una sola internet", que "debe ser rápida, robusta y abierta". "La perspectivas de un guardián que escoja vencedores y perdedores en internet es inaceptable", remarcó el presidente de la FCC. Asimismo, indicó que el objetivo de esta propuesta es "impulsar a los proveedores de acceso a internet para que sigan mejorando el servicio para todo".
La semana pasada, más de 150 compañías estadounidenses de Internet pidieron al gobierno en una carta abierta las mismas condiciones para todos los datos en la red. La protesta estuvo encabezada por gigantes como Google, Facebook, Microsoft, Netflix y Amazon, que temen tener que pagar grandes sumas de dinero a las compañías que administran la red por la gran cantidad de datos que transmiten.
La norma "será un desastre para las empresas emergentes y los usuarios cotidianos que no pueden permitirse estos peajes innecesarios. Estos usuarios serán empujados hacia las carreteras sucias de internet, mientras que las compañías de grandes recursos disfrutarán los beneficios de estas nuevas vías de alta velocidad", afirmó Craig Aaron, presidente del grupo Free Press, en un comunicado.
También hay contrapropuestas para la regulación de la neutralidad de la red, entre otros de la Fundación Mozilla, creadora del popular navegador Firefox.
Los republicanos, por su parte, han argumentado que aplicar una regulación a la red supone desincentivar la inversión y frenar la inversión, aunque reconocen que los acuerdos de prioridad mediante pago son inevitables.
©EFE
Comentarios