Guatemala detiene a un narcotraficante solicitado por EEUU

EFE | May 16, 2014 | 4:02 AM
Las fuerzas de seguridad de Guatemala detuvieron el jueves al supuesto narcotraficante Jairo Orellana Morales, solicitado por EEUU y acusado de aliarse con Los Zetas de México, en un operativo en el cual dos de sus guardaespaldas y un policía murieron al enfrentarse a tiros, informó una fuente oficial.
“El Departamento del Tesoro de EEUU señaló a Orellana como narcotraficante sujeto a sanciones”
La detención de Orellana se produjo en la noche de este jueves en el departamento de Zacapa, 156 kilómetros (96 millas) al noroeste de Ciudad de Guatemala, desde donde fue trasladado en helicóptero a la capital del país centroamericano, de acuerdo con la Policía Nacional Civil.
Durante el operativo murieron dos de los guardaespaldas de Orellana Morales, conocido como "El Pelón", y un policía identificado como Miguel Ángel Santiago Carranza, precisó la misma fuente.
Orellana Morales fue señalado en agosto de 2013 por el departamento del Tesoro de Estados Unidos como supuesto socio del cartel mexicano de Los Zetas, según lo anunció en aquella ocasión el ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla.
El funcionario estuvo presente en la noche de este jueves junto a la fiscal general y jefa del Ministerio Público, Claudia Paz y Paz, en la Fuerza Aérea Guatemala (FAG), para inspeccionar el traslado del presunto narcotraficante.
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos había señalado a Orellana Morales como "narcotraficante sujeto a sanciones" por supuestamente ser colaborador de Los Zetas y estar implicado en homicidios en Guatemala.
Según el Gobierno estadounidense, Orellana Morales estaría vinculado a Marta Julia Lorenzana Cordón, integrante de un clan familiar guatemalteco acusado de traficar drogas desde hace más de dos décadas.
Orellana Morales salió ileso en un ataque armado en noviembre de 2012 que le costó la vida a siete personas en Ciudad de Guatemala, y que de acuerdo con el Gobierno del país centroamericano fue perpetrado por sicarios de un grupo rival que intentaban matarlo.
©EFE
Comentarios