Obama también advierte que se acaba el tiempo para la reforma migratoria

Univision.com | May 14, 2014 | 9:08 AM

SIGUIENTE:

El presidente lanzó un plazo a los republicanos en la Cámara de Representantes para aprobar la reforma.

En algo coinciden demócratas y republicanos 11 meses después de que el Senado aprobara por amplia mayoría un proyecto bipartidista de reforma migratoria: que se acaba el plazo en la Cámara de Representantes.
“La ventana para aprobar una reforma migratoria se está estrechando, y solo quedan 2 o 3 meses.”
El lunes el legislador Mario Díaz-Balart (republicano por Florida), dijo a UnivisionNoticias.com que si la reforma migratoria no s aprueba en agosto, muere el debate de un proyecto para sacar de las sombras a 11 millones de indocumentados.
El martes, el presidente Barack Obama dijo, durante una reunión con líderes de las fuerzas del orden de todo el país, de que "la ventana" para aprobar una reforma migratoria se está estrechando, y solo quedan "dos o tres meses" antes de que se cierre por completo con la llegada de las elecciones.
Obama volvió a dar un empujón al debate y llamó de nuevo a los republicanos de la Cámara de Representantes a que sometan a voto el proyecto de ley bipartidista que ya fue aprobado por el Senado hace un año, o bien la versión similar redactada en la Cámara Baja.

SIGUIENTE:

Si la cámara de representantes no llega a un acuerdo la reforma podría quedar en el olvido.

El plan S. 744, que aprobó el Senado el 27 de junio del año pasado, incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes advirtió que no debatiría el plan del Senado, que discutiría una versión propia y que lo haría por partes.
Casi cuatro meses después, el 8 de octubre, los demócratas entregaron a la Cámara Baja el proyecto H.R. 15, una iniciativa similar a la del Senado pero con cambios en una polémica enmienda de seguridad fronteriza.
A finales de febrero los republicanos mostraron una lista de principios para una reforma migratoria con un plan de legalización de indocumentados similar al proyecto del Senado pero una semana después el presidente de la Cámara, John Boehner, dijo que no había garantías para aprobar una reforma migratoria en el 2014.

SIGUIENTE:

Los padres de un joven fueron amenazados y atacados en México, él viajó para buscarlos.

Los demócratas respondieron con una petición de descarga (discharge petition) para forzar un voto en el pleno a favor del proyecto H.R. 15, pero la iniciativa sólo ha reunido 193 de los 218 votos necesarios. Los demócratas cuentan con 201 asientos en la Cámara.
Obama insistió el martes en que la seguridad fronteriza es una prioridad para su Gobierno dentro de los parámetros que deben conformar el nuevo sistema migratorio estadounidense.
"Nuestro roto sistema de inmigración hace más difícil para nuestras agencias poder hacer su trabajo y aplicar la ley. Nuestro sistema no es justo para los trabajadores, no es justo para las empresas y no es justo para los organismos encargados de hacer cumplir la ley", reiteró.
"Tenemos una ventana muy estrecha. Cuanto más nos acerquemos a las elecciones, más difícil será lograr las cosas", insistió.
El primer martes de noviembre los estadounidenses acudirán a las urnas para renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. La reforma migratoria impactará el voto hispano.

SIGUIENTE:

California podría otorgar licencias profesionales de trabajo a indocumentados que terminaron una carrera.

Al tiempo que aumenta la presión a la Cámara, Obama estudia cambios a la política de deportaciones: El 15 de marzo el mandatario le pidió al Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, que elabore un informe para humanizar las medidas.
En lo que va de la Administración de Obama el DHS ha deportado a más de 2 millones de indocumentados. El gobierno asegura que la mayoría de los expulsados tenía antecedentes criminales pero las organizaciones pro inmigrantes insisten en que, de seis a siete de cada 10 deportados no tenía antecedentes criminales que pusieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.
También indican que de aprobarse una reforma migratoria como el plan aprobado por el Senado calificaban para regularizar sus permanencias en el país.
"Algunos republicanos se están dando cuenta de que el bloqueo de la reforma migratoria no es una opción, y esa es la buena noticia", dijo Obama en referencia al viraje en las posturas de algunos legisladores de la bancada conservadora.
Los republicanos han dicho que tanto el proyecto de ley aprobado por el Senado como la versión demócrata de la Cámara no son lo suficientemente fiable en términos de seguridad fronteriza y alegan que tampoco se fían de que Obama aplicara al pie de la letra una legislación que conjugara represión de la inmigración ilegal y regularización.
El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Tom Donohue, dio un ultimátum a los republicanos el lunes para que aprueben la reforma migratoria.
"Si los republicanos no lo hacen, no deben molestarse en presentar un candidato en 2016. (...) Piensen en eso. Piensen en quiénes son los votantes. Lo digo por llamar la atención de todo el mundo", advirtió.
©Univision.com
Commentarios