Tres estudiantes latinos aceptados en MIT

ImpreMedia Digital, LLC | May 12, 2014 | 12:30 PM

SIGUIENTE:

Los estudiantes de una secundaria en la ciudad de Sun Valley en California están muy orgullosos de sus logros.

Kevin Escobar, William López-Cordero y Raymundo Cano son parte de los ya famosos MIT 5. Un grupo de estudiantes de la preparatoria Polytechnic, en Sun Valley, en el Valle de San Fernando, quienes junto a GiMin Choi, un inmigrante surcoreano, y Andrew Koh, fueron admitidos al prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts, mejor conocido como MIT.
“Ha sido mi sueño más grande y ahora es una realidad”
Recientemente, estos fueron reconocidos por toda la escuela por su admirable logro. Además recibieron un regalo de mil dólares y la ovación de compañeros.
Todavía no lo puedo creer”, expresó Kevin, hijo de padre salvadoreño y madre hondureña, y quien se convertirá en el primero en la familia en ir a la universidad. “Ha sido mi sueño más grande y ahora es una realidad”, confesó, mientras agradeció a sus maestros, durante la asamblea escolar realizada con motivo del Día de Aprecio al Maestro.
Los cinco jóvenes han sido parte del programa Magnet de Matemáticas y Ciencias de la preparatoria Polytechnic por los últimos cuatro años y quieren estudiar computación, ingeniería, matemáticas y robótica. El evento fue patrocinado por Farmers Insurance y su campaña nacional “Agradece a un Millón de Maestros” que busca donar $1 millón a 1 millón de maestros alrededor del país, y que también donó los $5,000 para estos 5 estudiantes y $5,000 más para la escuela.
Sin el apoyo de Ms. (Michelle) Martin, esto no sería un realidad”, reconoció el estudiante de 17 años. Así cada uno de los MIT 5 honró la labor de sus maestros en esta preparatoria de más de 2,900 alumnos, 90% de ellos latinos.
Yo no hubiera podido llegar tan lejos si no fuera por su apoyo”, dijo por su parte William, cuyos padres son de El Salvador y Guatemala. El estudiante de 18 años admitió que hubo grandes retos, como la escasez de recursos en casa, que al mismo tiempo han sido su motor para sobresalir.
Como un estudiante de bajos recursos, crecí escuchando que habría cosas que no podría hacer. Pero en vez de desmotivarme me hizo querer luchar contra la corriente y llegar a ser lo que soy ahora”, compartió.Conscientes de la falta de oportunidades para muchos jóvenes latinos como ellos de aspirar ir a escuelas tan exclusivas como MIT, William y Raymundo están convencidos de que quieren aportar algo a su comunidad, una vez que se gradúen de la universidad.
Cuando vuelva me gustaría ayudar a más estudiantes a que aprendan sobre programación de computadoras porque las ciencias y las matemáticas es un énfasis que hace mucha falta en nuestras escuelas”, apuntó Raymundo.
©ImpreMedia Digital, LLC
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en