América Latina en las elecciones europeas

Deutsche Welle | May 08, 2014 | 5:02 PM
En plena campaña electoral para las elecciones europeas en un Viejo Continente en crisis, se trata de convencer al ciudadano de que Bruselas no es el problema. Esta percepción llevaría, según sondeos oficiales, a que grupos de los extremos del espectro político tengan más presencia en la Eurocámara.
“Al optar nosotros por políticas de crecimiento y de inversión se incrementaría la relación”
Socialistas y los actuales mayoritarios conservadores –que van casi mano a mano en los sondeos- perderían escaños, también ecologistas y liberales. Así, se esfuerzan por perfilar acentos nuevos.
Sí importa a América Latina
¿Importa esto en América Latina? Sí. Por la Eurocámara pasan los acuerdos comerciales, los presupuestos de cooperación y ayuda al desarrollo, los diálogos con los Parlamentos latinoamericanos, las delegaciones para las relaciones exteriores a nivel gubernamental, los diálogos sobre derechos humanos estipulados en los diversos acuerdos con los socios latinoamericanos.
Si en este mandato legislativo (2009-2014) se aprobaron dos grandes acuerdos –el de asociación con América Central y el comercial con Colombia y Perú-, para el siguiente se espera el tratado con Ecuador y con Mercosur, así como una modernización de los acuerdos con México y Chile.
En este período se decidió que los países de renta media fueran excluidos de la cooperación bilateral europea, la presión del Parlamento Europeo logró que se prolongara esta cooperación para los países andinos.
Por otro lado, en las instancias de encuentro birregional –como es la asamblea parlamentaria Eurolat- se ha logrado plantear temas y aprobar resoluciones. Si bien éstas no son vinculantes, sientan precedente, por ejemplo, en el diálogo en torno a mejores regulaciones laborales en la extracción de materias primas o a la cooperación en el campo de políticas de género. También inciden en el grado de la interlocución con la sociedad civil.
Así las cosas, y con vistas a la legislatura 2014-2019, claro queda que por salas del legislativo europeo pasarán temas latinoamericanos. ¿Dónde pondrán el acento los diversos grupos políticos?
Investigación de beneficio mutuo
Dejando claro lo consensuado de las decisiones en la Eurocámara, a esta pregunta, Mathieu Grosch, diputado belga por el PPE, respondió a DW:
“El Partido Popular Europeo da mucho valor a la cooperación con América Latina, como socio. Con todo, en mi opinión, no se debe verse sólo la relación económica, sino incentivar también los otros programas de investigación, sobre todo en aquellos puntos en donde no sólo donde Europa salga ganando”.
Otro baremo para la cooperación
Haciendo alusión a las medidas de austeridad que agobian sobre todo a los países del sur europeoa, Enrique Guerrero Salom, diputado español del bloque socialista, contestó:
“Al optar nosotros por políticas de crecimiento y de inversión se incrementaría la relación comercial con América Latina. Otro tema que está en la agenda socialista es la reconsideración de la cooperación al desarrollo. Para la actual mayoría conservadora, el único baremo existente es la renta media por habitante, pero esto describe mal la realidad de muchos países de América Latina donde hay una desigualdad interna muy profunda. Un cambio en la política económica europea favorecería a su vez a Portugal, España e Italia, los países más vinculados con América Latina”
No sólo Cuba, Venezuela o Bolivia
Con vistas a que probablemente los movimientos de izquierda tengan mayor presencia en la cámara europea, Jürgen Klute, diputado por el alemán Die Linke, hace depender de la composición del heterogéneo bloque el acento que se vaya a poner:
“Dependerá de que no se divida en fracciones nacionalistas, como ocurre en este momento. En su relación con América Latina, la izquierda podría hacer mucho más. No se trata sólo de simpatizar con Cuba, o Bolivia o Venezuela y de traer sus posiciones a la Eurocámara, sino de intensificar su trabajo permanente con los parlamentarios de América Latina. No sólo encontrarse dos veces al año, sino preparar mejor los encuentros. Aquí la izquierda tiene una gran responsabilidad, que hasta ahora –debo decirlo con decepción- no ha acabado de asumir”.
No acuerdos de libre comercio
Por el grupo de Los Verdes –que se ha caracterizado por poner sobre la mesa la problemática indígena, el tema de la impunidad y la importancia de la sociedad civil-, Ska Keller afirma:
“En este momento observamos una creciente reprimarización de las relaciones económicas, un retorno a las antiguas estructuras coloniales, con América Latina como fuente de recursos naturales, Por eso, los Verdes rechazan los Acuerdos de Libre Comercio y pretenden establecer responsabilidades vinculantes para las empresas”.
©Deutsche Welle
Commentarios