Boko Haram, la milicia que aterroriza al mundo

Univision.com | May 07, 2014 | 8:28 PM
Por María Arce. En Twitter @maria_arce
“Queremos reiterar que somos guerreros que estamos llevando a cabo la yihad en Nigeria”
En 2009 saltaron a la escena internacional tras violentos enfrentamientos en el norte del país. Pero no fue hasta noviembre de 2013 que el Departamento de Estado de EEUU los incluyó en la lista de terroristas internacionales más buscados. Ahora, Boko Haram vuelve a estar en el ojo de la tormenta tras haber secuestrado a cientos de niñas de una escuela en el norte de Nigeria y luego haber matado a unas 200 personas hoy. Pero, ¿quiénes son y qué pretenden estos milicianos?
Boko Haram ha bombardeado escuelas, iglesias y mezquitas; incendiado pueblos enteros, ha secuestrado mujeres y niños, y ha asesinado a políticos y líderes religiosos por igual. Y acaba de adjudicarse el brutal secuestro masivo de más de 200 niñas en Chibok, en el norte de NIgeria, desatando el alerta de la comunidad internacional: la ONU ya pidió una intervención urgente y EEUU y el Reino Unido prometieron ayuda al presidente nigeriano Goodluck Jonathan. Hasta el presidente Barack Obama respondió y dijo que haría todo lo posible por recuperar a las niñas.
Esta milicia persigue imponer una severa versión de la sharia en todo el país, el más poblado del continente, y dividido entre un norte musulmán y un sur cristiano. Una combinación que, alentada por las diferencias sociales y la pobreza, se ha vuelto explosiva. 
Nigeria es el país más poblado de África con más de 175 millones de habitantes según el World Factbook de la CIA y cerca de 350 grupos étnicos que hablan 250 lenguas. Se estima que un 70% de la población vive con menos de 1,25 dólares al día, de acuerdo el Council on Foreign Relations, un think tank con base en Washington y Nueva York. Las disparidades económicas entre el norte y el resto del país son particularmente crudas. En el norte, el 72% de la población vive en la pobreza, comparado con el 27% en el sur y el 35% que habita el delta del Níger.
La historia de Boko Harahm, que quiere decir ligeramente “la educación occidental es un pecado”, se remonta a 2002 cuando el movimiento fue fundado por Mohammed Yusuf, un clérigo carismático que exigía la instauración de un Estado islámico puro en Nigeria.
En sus orígenes, el objetivo de Yusuf no era derrocar violentamente al gobierno. El clérigo criticaba a los musulmanes del norte del país por participar en lo que él veía como un Estado ilegítimo, no islámico. Pero los brutales enfrentamientos entre cristianos y musulmanes y la dura respuesta del gobierno, incluyendo reiterados casos de brutalidad policial, animaron la radicalización del grupo. Cientos de seguidores de Boko Haram, también llamados Yusuffiya en honor a su líder, son estudiantes pobres del norte y clérigos islámicos, así como los profesionales, muchos de ellos desempleados.
Paul Lubeck, sociólogo y profesor de la Universidad de California, Santa Cruz y especializado en sociadades musulmanas en Africa, sostiene que Yusuf era un entrenado salafista (por el movimiento sunnita que reivindica el retorno a los orígenes del Islam, fundado en el Corán) muy influenciado por Ibn Taymiyyah, una figura del siglo XIV del fundamentalismo islámico. 
Tras liderar a un grupo de jóvenes musulmanes en los años 90, Yusuf fundó al grupo. La violencia sectaria, especialmente en Kaduna, Plateau, Nasarawa y Benue en la parte central y norte del país, puso en alerta al clérigo. Los choques entre agricultores y pastores desató una ola de muerte. Entre mayo de 2011 y marzo de 2014, más de 10,000 personas murieron en Nigeria según Human Rights Watch y el Nigeria Security Tracker
Univision.com

El mapa muestra la cantidad de muertos en Nigeria entre julio de 2009 y septiembre de 2012 por ataques de Boko Haram y las Fuerzas de Seguridad. Imagen de HRW.

En su libro “Nigeria: Dancing on the BrinK”,  John Campbell, un senior fellow del Ralph Bunche Senior for Africa Policy Studies sostiene que el norte de Nigeria está dominado por “las élites musulmanas que se han beneficiado de la riqueza petrolera a expensas del desarrollo regional". La riqueza que provoca el crudo en manos de pocos impulsó el descontento social.
La radicalización del grupo
En julio de 2009, los miembros de Boko Haram se negaron a cumplir una ley que obligaba a usar casco cuando se andaba en moto. La mano dura de la Policía provocó un levantamiento armado en el estado norteño de Bauchi que se extendió a los estados de Borno, Yobe  y Kano. La situación se salió de control y la represión del Ejército dejó más de 800 muertos.
Yusuf murió ese año, en un incidente con la Policía. El momento de su muerte fue grabado en video y publicado en internet. Y desató la furia de sus seguidores. Boko Haram se radicalizó aún más.
"El surgimiento de Boko Haram significa la maduración de largas frustraciones e impulsos extremistas que están profundamente arraigados en la realidad social del norte de Nigeria", dice  el analista nigeriano Chris Ngwodo. "Pero el grupo en sí es un efecto y no una causa. Es un síntoma de décadas de gobiernos fracasados y la delincuencia de la elite que se traduce en un caos social", agrega.
Abubakar Shekau, mano derecha de Yusuf y quien operaba como su lugarteniente, tomó el control del grupo e intensificó los ataques a niveles completamente nuevos tras la muerte del lider. Asesinó y secuestró a occidentales, y comenzó una campaña de ataques que tenía como objetivo iglesias, mezquitas y edificios gubernamentales.
Desde ese entonces, Shekau se ha vuelto uno de los objetivos de las autoridades nigerianas. Pero sus habilidades para moverse en un terreno conocido lo han vuelto una presa más que difícil de capturar.
El hombre es todo un misterio y uno de los dolores de cabeza del Ejército nigeriano que ha anunciado en el pasado su muerte. Y tiempo después lo veía aparecer en videos de propaganda. Una vergüenza de la que los militares no han logrado recuperarse. 
Se sabe que nació en una villa en la frontera con Níger. Estudió con un clérigo y asistió a la Universidad de Estudios Islámicos y Legales de Borno. Habla varias lenguas locales como el hausa, fulani, kanuri y árabe. No habla ninguna lengua occidental.
Como la mayoría de los líderes radicales, es muy celoso de su seguridad y solo un minúsculo circulo tiene acceso a él. Envía sus órdenes a través de mensajeros cuya lealtad ha sido probada una y otra vez.
Como no cuenta con el apoyo de todos los musulmanes, Shekau se ha lanzado contra fieles y mezquitas a los que considera “infieles” por no seguir a rajatabla sus estrictas normas islámicas y también por apoyar al gobierno nacional.
Es que los miembros de Boko Haram creen que la única solución contra un gobierno corrupto es una estricta aplicación de la sharia. La violencia no ha parado desde 2009.
Un escape de sus miembros de una cárcel en 2010, el sofisticado uso de propaganda y el bombardeo a una sede de la Policía en junio de 2011 indican un creciente nivel de organización y perfeccionamiento de Boko Haram, lo que podría indicar que el grupo recibe ayuda externa. Al Qaeda en el Magreb es uno de los candidatos con capacidad de asistirlos.
"Boko Haram está mejor armado y mejor motivado que nuestras propias tropas", dijo el gobernador del estado de Borno, Kashim Shettima en febrero pasado. "Dado el actual estado de situación es absolutamente imposible para nosotros derrotar a Boko Haram", agregó en declaraciones a medios locales.
La disputa sobre los resultados de las elecciones 2011, también jugó un papel en la escalada de ataques de Boko Haram. Expertos en terrorismo dicen que muchos nigerianos del norte ven la presidencia de Goodluck Jonathan, de creencias cristianas, como ilegítimo, argumentando que no respetó un acuerdo por el cual deben rotar los mandatarios musulmanes y cristianos.
Uno de sus mayores logros políticos de Boko Haram fue el ataque suicida contra un edificio de Naciones Unidas en la ciudad de Abuja el 26 de agosto de 2011, en el que murieron 21 personas y decenas resultaron heridas. Muchos eran trabajadores humanitarios que participaban de proyectos de desarrollo en todo el país. Human Rights Watch viajó a Nigeria y elaboró un informe en 2012 luego de entrevistar "a 135 personas, incluyendo a 91 testigos y víctimas de la violencia de Boko Haram y de las Fuerzas de Seguridad legales". Entre ellos, abogados, líderes civiles, funcionarios del gobierno y personal militar y de la Policía de alto rango. El informe califica a los abusos allí cometidos como "crímenes de lesa humanidad". De uno y otro bando.
Para luchar contra Boko Haram, Nigeria creó una Task Force de elite formada por militares y policías y declaró un "estado de emergencia" en tres Estados del noreste en mayo de 2013. La medida empujó a los militantes de las ciudades, pero los ataques en las zonas rurales continuaron.
El 13 de noviembre de 2013, el Departamento de Estado designó a Boko Haram como una organización terrorista extranjera con vínculos con Al Qaeda en el Magreb. “Es responsable de miles de muertes en el noreste y centro de Nigeria en los últimos años”, confirman desde el Departamento de Estado.
El año pasado, secuestraron y asesinaron a varios contratistas extranjeros. En Benisheikh, en septiembre de 2013 asesinaron a más de 160 civiles, incluyendo mujeres y niños.
En abril pasado, secuestraron a más de 200 niñas de un colegio de Chibok. Las violaron unas 15 veces al día, según el testimonio de una de ellas que logró escapar. El gobierno nigeriano aún no ha podido rescatarlas a pesar de los pedidos desesperados de las madres. A principios de mayo, secuestraron a 8 chiquitas más y atacaron una aldea. Hoy masacraron a otras 200 personas.
“Queremos reiterar que somos guerreros que estamos llevando a cabo la yihad en Nigeria y nuestra lucha se basa en las tradiciones del profeta santo (por Mahoma). Nosotros nunca aceptaremos ningún sistema de gobierno más allá del estipulado por el Islam, porque esa es la única manera de que los musulmanes puedan ser liberados.  (…) Y por eso vamos a seguir luchando contra la democracia, el capitalismo, el socialismo y lo que sea. No permitiremos que la Constitución de Nigeria reemplace las leyes que han sido consagradas en el Sagrado Corán. Nosotros no respetamos al gobierno de Nigeria, ya que es ilegal. Vamos a seguir luchando contra sus Fuerzas Armadas y la Policía”. La frase pertenece a una declaración de Boko Haram de abril de 2011. Tres años después están cumpliendo su palabra al pie de la letra.
La designación de este grupo como terrorista habilita a EEUU a investigarlo en todo el mundo, a prohibir y evitar que les llegue asistencia, ayuda financiera, como así también prohibir que se les brinde recursos materiales y prohíbe el ingreso de sus miembros al país. Sin embargo, a pesar de la violencia y el horror que inflige a los nigerianos, el líder de Boko Haram, Shekau no se encuentra en la lista de terroristas más buscados del FBI. Quizás, después del secuestro de las niñas y el ataque de hoy, lo incluyan. 
©Univision.com
Comentarios