El latino es móvil, ¿qué bueno?

Univision.com | May 06, 2014 | 4:34 PM
Por Carlos Quintero Herrera, periodista, investigador y consultor independiente en marketing online
“No tendrán el mejor Internet, ¡pero sabemos cómo encontrarlos en el móvil”
Encuestas recientes hablan del rápido avance de la población latina en la adopción de lo digital y del estrechamiento de la brecha con respecto a otros grupos, sobre todo en el ámbito de la telefonía móvil: "El teléfono lo es todo para los Latinos", "Los hispanos, a la cabeza de los internautas auténticamente móviles" o "Los Latinos son el grupo más experto en lo digital", leen algunos de los típicos, hiperbólicos titulares usados para definir la tendencia.
Las cifras respaldan estas conclusiones, al menos parcialmente. Nielsen destaca en su último informe de consumo digital cómo los hispanos siguen accediendo al smartphone a un ritmo 10 % superior a la media (el 72 % posee uno). Consecuentemente, también es más alto el consumo de contenidos, sobre todo vídeo, y la disposición a adquirir nuevos dispositivos móviles en un futuro inmediato.
Más interesantes son los hallazgos de un estudio del Pew Institute del año pasado que pone el énfasis en el uso del móvil para acceder a Internet. Los hispanos, con mucha diferencia, son los que más a menudo acceden a la red a través del teléfono: 60 % frente al 43 % de afroamericanos y 27 % de blancos.
Detrás de esta estadística que pone al latino en lo más alto de la ola digital se esconden consideraciones socioeconómicas que no se comentan tanto y, sobre todo, repercusiones educativas, culturales y de desarrollo humano menos optimistas que lo señalado en las publicaciones sobre marketing y publicidad que se hicieron eco del reporte.
Junto con el grupo étnico y la edad (los jóvenes son más móviles, claro), educación e ingresos también están claramente correlacionados con este uso del teléfono, aunque de forma inversamente proporcional. Los titulados universitarios lo hacen la mitad que quienes sólo tienen el diploma de high school y, de igual manera, quienes viven en hogares que ingresan menos de 30,000 dólares al año casi doblan en uso a quienes ganan más de 75,000.
Las cifras, pues, apuntan más a la falta de recursos para acceder a un ordenador personal y/o una conexión fija que a un supuesto dinamismo y sabiduría del consumidor de tecnología hispano a la hora de adquirir y utilizar las pantallas móviles.
Dentro del mismo estudio mucha menos publicidad recibió -incluso en medios en español- el dato que sitúa a los latinos a la cola del acceso a la banda ancha en el hogar: un 53% frente al 64% de afroamericanos y 74% de blancos. Se puede intentar argumentar que el acceso desde el móvil sustituye a la banda ancha de línea fija, pero un somero análisis de velocidades de descarga y costes basta para demostrar que la equivalencia no es tal.
Esto significa que, a pesar del optimismo, la brecha digital persiste en lo esencial, a la vez que la desregulación en el sector de las telecomunicaciones sigue fomentando el fenómeno de consolidación de cuasi monopolios que controlan el acceso a Internet de calidad en los hogares.
Esta situación eleva el umbral económico de entrada a este bien fundamental del siglo XXI y amenaza con hipotecar el futuro del desarrollo de las clases menos favorecidas y, por tanto, las minorías hispana y afroamericana.
No incita al optimismo ver cómo se desvía la atención sobre el debate original vendiendo la imagen de una población hispana que se adapta a los tiempos y se las ingenia para no perder el paso. Una vez más, la consideración del latino como potencial consumidor pesa más que su papel como grupo social clave en el futuro de los Estados Unidos. Los ejecutivos de ventas se frotan las manos, "Hey, no tendrán el mejor Internet, ¡pero sabemos cómo encontrarlos en el móvil!"
©Univision.com
Comentarios