Uruguay, en contra del mercado negro de marihuana

Univision.com y Agencias | May 03, 2014 | 12:02 PM

SIGUIENTE:

Las reglas estipulan que los permisos serán individuales y el total mensual no debe exceder los 40 gramos.

Los detalles de la reglamentación

Las autoridades policiales de Uruguay observan con cautela la puesta en marcha de la legalización de la marihuana, que será producida y vendida por el Estado, y buscarán evitar el surgimiento de un mercado negro así como desvíos del narcotráfico hacia otros delitos.
“Cabe la posibilidad de que pueda darse algún desvío que infrinja esa ley”
"Nuestro trabajo no va a variar mucho, nosotros vamos a seguir en el cumplimiento de la ley apoyados por los jueces especializados", dijo el comisario César Manuel Sosa, director de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas, en entrevista con la AFP.
Sosa admitió no obstante que la ley podría "modificar el mercado".
"Cabe la posibilidad de que pueda darse algún desvío (de la ilegalidad hacia otras drogas) y alguna situación que infrinja esa ley, entonces ahí es donde nosotros deberíamos proceder", explicó.
El acceso al cannabis
Es que la norma permitirá el acceso a la marihuana sólo a consumidores que cumplan con una serie de exigencias, en un país en el que, según estimaciones de la Junta Nacional de Drogas (JND), el consumo de cannabis representaba hasta ahora el 70 por ciento de las drogas ilegales, precisa la Agencia France Press.
En efecto, los usuarios podrán comprar la marihuana legal en las farmacias, ser autocultivadores o integrar clubes de consumidores sólo si son mayores de 18 años, residen en el país y están inscriptos en un registro estatal.
El proceso de la producción y venta legal de la marihuana será controlado por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), que además llevará el registro de consumidores, algo que se estima llevará todavía varios meses.
Así, los turistas, los menores de edad y aquellos que desconfíen de la prometida confidencialidad del registro o quieran más cannabis del permitido son potenciales clientes para el narcotráfico, por lo que -según Sosa- las autoridades mantendrán la guardia en alto para intentar evitar que haya un mercado negro.
Proveniente de Paraguay
Casi la totalidad de la marihuana que todavía se vende en Uruguay "es de Paraguay, más allá que transiten por el territorio argentino o por Brasil para llegar acá. Eso se da en parte porque dicen que 'pega muy bien' y es una marihuana muy barata: está a 20 dólares el kilo de marihuana en Paraguay", segundo mayor productor de cannabis del mundo, aseguró Sosa.
Para contrarrestar las 'virtudes' de la droga paraguaya, el gobierno uruguayo asegura que presentará una marihuana de mayor calidad y a un precio competitivo, que en principio se fijará entre 20 y 22 pesos uruguayos (0.9 dólares), detalla la AFP.

SIGUIENTE:

Uruguay podría ser un modelo en la legalización de la marihuana en la Florida. Desde la década de los 70, esta droga es legal en el país suramericano.

Si logran que el grueso de los consumidores de drogas del país salga del circuito ilegal, las autoridades locales buscarán adelantarse a los movimientos de las organizaciones delictivas que "pueden ir hacia otro delito, o bien a lo que es ilegal que es la pasta base (de cocaína) o al tráfico de cocaína para abastecer el mercado interno o para hacer alguna operación de tráfico internacional", aseguró Sosa.
Diez gramos a la semana
En otro parte informativo, la AFP detalla que los consumidores de marihuana en Uruguay podrán comprar un máximo de 10 gramos semanales de cannabis a menos de un dólar el gramo.
El presidente de la JND, Diego Cánepa, dijo que la tarifa del producto que se venderá en los locales habilitados será "fijado administrativamente" y no se permitirá la "competencia de precios", permitiendo al mismo tiempo cubrir los costos de producción, las tasas y el beneficio del productor, cita por su parte Efe.
En una rueda de prensa en la que se presentaron todos los detalles de la reglamentación, que entrará en vigor el próximo martes, Cánepa apuntó que ese precio, "que será variable" en función de lo que decida el IRCCA, busca establecer un precio "por debajo del precio de la marihuana ilegal con un control de calidad muy alto".
Las únicas farmacias "habilitadas" para vender marihuana al público serán las "comunitarias" y las "de primera categoría", que podrán decidir libremente si distribuyen o no la droga.
De hacerlo, deberán obtener un permiso del IRCA que se tendrá que renovar según establezca la organización, y también deberán cumplir con todos los requisitos que exige el Ministerio de Salud uruguayo.
El beneficio de las mismas por la venta de este producto será el que ya se establece en Uruguay para la venta de otros productos de precio regulado y será aproximadamente del 30%.
Indiferencia ante la novedosa regulación
Ni una panacea, ni un camino abierto al caos: para la mayoría de uruguayos de a pie la entrada en vigor de la ley que legaliza la compraventa y el cultivo de la marihuana, es vista con total indiferencia y como una decisión que no va a cambiar en nada sus vidas.
Mientras todo el mundo habla con entusiasmo, interés u horror de la novedosa legislación uruguaya, la primera del mundo en regularizar y poner en manos del Estado el uso recreativo de esta droga, los ciudadanos de este pequeño país sudamericano se encogen de hombros y apenas matizan, levemente a favor o levemente en contra.
Es un asunto que no entra en los debates del día a día del país.
"Es que no va a cambiar nada. No va a ser significativo. Ni va a haber menos delincuencia, ni más, ni más fumadores ni menos. Y nadie se movilizará para cambiar esto aunque no le guste porque así es la idiosincrasia uruguaya. Yo prefiero que no se legalice, pero no haré nada al respecto", confesó a Efe Soledad, una joven uruguaya empleada en una multinacional.
©Univision.com y Agencias
Comentarios