Dreamers lideran movimiento por reforma migratoria

ImpreMedia Digital, LLC | May 01, 2014 | 11:30 AM

Exigen un freno a las deportaciones

Los líderes del movimiento proinmigrante ya no son las organizaciones nacionales que antes llevaran la batuta, negociaban con los grandes partidos y dictaban la temática del activismo hasta en lo local: el liderazgo real hoy está en manos de los jóvenes dreamers y otros inmigrantes indocumentados y de grupos de base no afiliados directa o indirectamente a ninguno de los grandes partidos.
“Invito a toda la comunidad migrante a decir ya basta al presidente Obama”
Esto se observa en cómo ha variado la temática u objetivos del movimiento, señala Gonzalo Santos, profesor de sociología de Cal State Bakersfield.
Por ejemplo, la gran mayoría de las marchas que se celebran este 1 de mayo y que emulan las multitudinarias de 2006 ya no se concentran en la reforma migratoria o en los republicanos, sino en detener las deportaciones, y en el presidente Obama.
"Ha habido un cambio, se ha movido la aguja hasta el punto que las grandes organizaciones como el Concilio Nacional de la Raza han usado la terminología que vino de la base al referirse a Obama, 'deportador en jefe' ", indicó Santos. "Y no es que estas organizaciones nacionales platicaron entre ellos y se pusieron de acuerdo, es que esto viene de la militancia de las bases, de organizaciones locales y estatales que son las que ahora llevan la batuta.
El video de Elvira Arellano
Por ejemplo, la activista de Chicago, Elvira Arellano lanzó esta semana un video convocando a los inmigrantes y a los latinos a echarse a las calles este jueves y a enfocar sus demandas en el Presidente Obama y en detener las deportaciones usando el lema de "únete y marcha" para convocar directamente a la comunidad migrante.
"Invito a toda la comunidad migrante a decir ya basta al presidente Obama, es importante que la comunidad se levante hasta lograr que se haga justicia", dice Arellano en el video.
Arellano es recordada como la indocumentada que se refugió en una iglesia de Chicago con su hijo Saúl por más de un año para evitar su deportación y que a raíz de la publicidad recibida se convirtió en un ícono de la situación de los inmigrantes sin papeles en Estados Unidos en momentos en que las masivas deportaciones empezaban su momento álgido.
En Filadelfia, fue el activismo local el que recientemente logró que esta se convirtiera en la primera ciudad en eliminar virtualmente toda cooperación con los llamados "ICE Holds", órdenes de detención que las autoridades migratorias envían a policías y cárceles locales.
"Y así sucesivamente, han sido los grupos de base, muchos de ellos con inmigrantes y no afiliados a partidos los que han llevado la batuta", dijo Santos.
Para Alvaro Huerta, catedrático visitante del Centro de Estudios Chicanos de UCLA, son los jóvenes, los estudiantes y los "dreamers" (que no siempre es lo mismo), los principales responsables de que el movimiento cambiara de "un debate político a un debate moral".
"Ellos son los que han hecho ese trabajo y para mí, los verdaderos líderes del movimiento", dice Huerta. "Por años la discusión ha sido demócratas contra republicanos… pero los grupos dreamers y otros han dejado de aceptar este parámetro. Es una cosa marchar a City Hall, quién recibe el crédito y quién habla en el púlpito, que quien cruza la frontera y se arriesga a la detención para ilustrar lo que está pasando".
©ImpreMedia Digital, LLC
Comentarios