Reclaman un trato más humanitario en las ejecuciones

Univision.com | Apr 30, 2014 | 12:26 PM

SIGUIENTE:

La ejecución de Clayton Lockett por inyección letal ha generado una gran controversia sobre este método.

Por Paola Ortiz

Las complicaciones en la aplicación de la pena de muerte al preso Clayton Lockett, que falleció de un ataque al corazón 43 minutos después de recibir la inyección letal en Oklahoma, generó la crítica de la Casa Blanca, acusando que dicha ejecución no alcanzó" los estándares humanos.
“Experimentar sobre personas con diferentes métodos de inyección letal es algo cruel e inhumano”
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, condenó la forma en que Lockett murió.
"Tenemos un estándar fundamental en este país, en el que, incluso cuando la pena de muerte está justificada, debe llevarse a cabo humanamente. Y pienso que todo el mundo reconocería que este caso no alcanzó ese estándar", señaló Carney.
Human Rights Watch también hizo un llamado para evitar que este tipo de ejecuciones se repitan.
"Es otro ejemplo de la crueldad y barbarie en Estados Unidos. Human Rigths Watch ha hecho un llamado al estado de Oklahoma para que terminen este tipo de ejecuciones", afirma para UnivisionNoticias.com Antonio Ginatta, director de defensa de Human Rights Watch en Washington.
Las autoridades constataron "el fracaso de la intravenosa" inyectada al individuo y concluyeron que los medicamentos "no entraron en el sistema" venoso.
Minutos después de que comenzara la inyección pudo verse como sufría el condenado, que estaba muy agitado, con el cuerpo tembloroso, levantando los hombros de la mesa de ejecución y emitiendo gruñidos y palabras incomprensibles, según la prensa local.
"Experimentar sobre personas con diferentes métodos de inyección letal es algo cruel e inhumano y no merece ser seguido", agrega Ginatta.
A decir de Ginatta, Human Rigths Watch ha hecho presión a nivel estatal y federal sobre las legislaturas para que se comience a abolir la pena de muerte en los estados. "La pena de muerte es cruel y debe ser parada", afirma Ginatta.
Posponen segunda ejecución
Oklahoma había programado para el martes a la noche su primera doble ejecución, sin embargo tuvo que ser cancelada por el director del Departamento Correccional de Oklahoma, Robert Patton.
Patton pidió entonces el aplazamiento hasta dentro de 14 días del otro ajusticiamiento, que se esperaba que se produjera dos horas después del primero, el de Charles Warner, de 46 años y culpado por el asesinato de un bebé de 11 meses.
Por su parte, la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, ha pedido al Departamento Correcional realice una revisión completa de los procedimientos de ejecución para determinar qué pasó y por qué hubo problemas en la ejecución de Lockett.
Demandan transparencia en ejecuciones
Los abogados de Lockett y Warner demandaron al estado por no haber recibido información sobre dónde había adquirido el estado los fármacos ni evidencias de que estos medicamentos fueran seguros.
"Después de rechazar durante varias semanas dar detalles básicos sobre los medicamentos usados en los procedimientos de inyección letal esta noche, Clayton Lockett fue torturado hasta la muerte", denunció de inmediato Madeline Cohen, abogada de Warner.
La Unión Americana de Libertades Civiles de Oklahoma (ACLU, por sus siglas en inglés) también ha pedido una investigación completa sobre la ejecución de Lockett, así como la suspensión inmediata de todas las ejecuciones en espera del resultado de la investigación.
"En la prisa de Oklahoma de llevar acabo un experimento científico en dos hombres escudados en un proceso secreto, nuestro estado se ha deshonrado ante la nación y el mundo", subrayó en un comunicado Ryan Kiesel, director ejecutivo de la ACLU de Oklahoma.
De acuerdo a Kiesel, existen serias preocupaciones sobre el proceso de inyección letal ante el incremento de ejecuciones fallidas realizadas con medicamentos cuestionables de fuentes cuestionables.
"Esto podría llevar a un alto a las ejecucines hasta que los estados puedan demostrar que pueden hacerlo sin problemas", expresó a la agencia Reuters Richard Dieter, director ejecutivo del Centro de Información sobre la Pena de Muerte, que supervisa la pena de muerte en EEUU.
De acuerdo a Dieter, el caso de Lockett podría ser una inflexión en el debate de la pena de muerte.
©Univision.com
Comentarios