A pesar del pesimismo, la comunidad inmigrante vuelve a las calles este 1 de mayo

Univision.com | May 01, 2014 | 12:22 AM

SIGUIENTE:

Miles marcharán contra las deportaciones este 1 de mayo que se celebra el Día Internacional del Trabajo.

Convocan a caminatas y protestas en varias ciudades, incluyendo una frente al Capitolio y la Casa Blanca.

A diferencia de las multitudinarias marchas por la reforma migratoria del 2006 y 2007, la comunidad inmigrante vuelve a las calles este 1 de mayo para pedir lo mismo: al Congreso que apruebe la reforma migratoria y al gobierno que pare las deportaciones. Pero con menos optimismo que hace ocho años.
“Del 20 de enero de 2009 a la fecha ICE ha deportado a más de 2 millones de indocumentados”
“Existe desunión entre los diversos lideratos de la comunidad inmigrante así como entre los sindicatos”, dijo a UnivisionNoticias.com Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA de Los Angeles, California. “Creo que éste será el último año en que se observaran números relativamente pequeños de manifestantes”.
Pese a los malos pronósticos, el movimiento convocó a una marcha este jueves en el centro de Los Angeles. “Arrancaremos en la esquina de las calles Olympics y Broadway”, explicó el activista. “Están programadas tres marchas. Dos fueron convocadas por las uniones sindicales y otra por la Coalición de Derechos Plenos Para Los Inmigrantes. Pero la demanda es una sola: ‘Ni una deportación más’ y ‘Por una reforma migratoria justa, amplia y generosa’.
Leer: En beve cambiarán las deportaciones.

SIGUIENTE:

El Presidente habló en la Asia sobre la reforma migratoria y ratificó su interés en que sea aprobada.

Según Gutiérrez, en las próximas convocatorias se irán sumando más voces de protesta. “Se aproximan jornadas de actividad comunitaria mucho más masivas y con nuevos actores que ayudarán a fortalecer a las organizaciones que, en estos momentos, padecen debilitamientos organizativos notables. No nos vamos a rendir”.
De las exigencias de la protesta de este jueves, Gutiérrez no espera resultados inmediatos. Es más, dijo que “el Presidente (Barack) Obama no detendrá las deportaciones” y que, en el mejor de los casos, “éstas se podrían reducir pero no detener”.
Así y todo “seguiremos presionando”, remarcó el activista. “Estaremos encima de John Boehner (republicano de Ohio y presidente de la Cámara de Representantes) para que persuada a sus subalternos de que abran el debate y voten una reforma migratoria como el plan aprobado por el Senado el año pasado”.
Leer: Obama seguirá presionando la reforma

SIGUIENTE:

Hijos de inmigrantes pidieron frente a la Casa Blanca que pare la separación de familias por deportaciones.

En Washington, organizaciones pro inmigrantes ultiman detalles para llevar a cabo manifestaciones similares frente al Capitolio y la Casa Blanca bajo el mismo lema: “Ni una deportación más”.
En lo que va del gobierno de Obama, desde el 20 de enero de 2009, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha deportado a más de 2 millones de inmigrantes indocumentados. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés, bajo cuyo mando opera ICE), asegura que la mayoría de los deportados tenía antecedentes criminales, pero las organizaciones y los activistas insisten que entre seis a siete de cada 10 deportados no tenía antecedentes que pudieran en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.
“Calificaban para una reforma migratoria como la aprobada por el Senado el 27 de junio del año pasado”, dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).
Pero no solo las deportaciones alarman a la comunidad inmigrante. El estancamiento de la reforma migratoria en la Cámara de Representantes tiene encendidas las alargas desde hace 10 meses y la presión va en aumento.

SIGUIENTE:

Múltiples marchas se llevaran a cabo el 1 de mayo con motivo de la celebración del día del trabajo.

“La inacción republicana a nivel legislativo ha recrudecido la crisis de las deportaciones en nuestras comunidades inmigrantes a través del país”, dijo a UnivisionNoticias.com Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice. “Y eso, sumado al recelo con que las agencias migratorias federales aplican las regulaciones, incluso inadecuadamente, han resultado en que inmigrantes sin historial delictivo, con familias y trabajos establecidos e hijos ciudadanos, enfrenten procesos de deportación costosos desde el punto de vista humano y económico, y que cada día resultan en más de 1,000 familias separadas”.
“Las cifras hablan por sí solas”, insistió Sharry. “El 80% de los deportados no tiene historial delictivo serio que ponga en riesgo la seguridad nacional. Y dos millones de deportaciones siguen siendo dos millones de deportaciones no importa cómo se calculen. Es más grave aún cuando queda claro que 80% de esos deportados no debieron ser prioridad de las autoridades”.
La manifestación del 1 de mayo en la capital estadounidense arrancará en la explanada del Capitolio “para denunciar el obstruccionismo republicano a la reforma migratoria”, dicen los activistas, y se trasladará al parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, donde desde principios de abril se instaló una carpa con activistas en huelga hambre escalonada.
“Sí, usted puede parar las deportaciones", le dirán al presidente Barack Obama y le pedirán que tome una acción ejecutiva para detener las deportaciones sin esperar a que el Congreso tome acción. “Pero seguiremos presionando al liderazgo republicano de la cámara de representantes que lo haga”, dijo Gutiérrez.
"El presidente Obama ha dicho que él sólo deporta a criminales, por lo que quiero saber por qué a mí ya otras madres como yo las están deportando”, dijo Catia Paz Álvarez, una inmigrante de Woodbridge, Virginia, cuya solicitud de suspensión de deportación fue negada por las autoridades.
Paz llegó a Estados Unidos a la edad de 17 años para reunirse con su padre, un asilado político. Se graduó de la escuela secundaria, contrajo matrimonio, compró una casa y es la madre de dos niñas. Trabaja en una tienda de Virginia y participa activamente en una iglesia de su localidad.
La semana pasada recibió una carta de ICE notificándole que su solicitud de cancelación de la orden de deportación fue rechazada y no podrá permanecer en territorio de Estados Unidos.
La protesta de Washington DC fue convocada por una veintena de organizaciones, entre ellas CASA, la Alianza por una Sociedad Justa, CHIRLA, el Centro para el Cambio Comunitario, la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Colorado, el Conference of Major Superior Men, el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), la Coalición Latinoamericana de Carolina del Norte, el Immigrant and Refugee Advocacy Coalition, PICO, Promise Arizona y la Voz de la Frontera.
La Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), el mayor sindicato de Estados Unidos, junto con FIRM y Casa Maryland, dijo que el 1 de mayo “vamos a tener a líderes comunitarios y políticos hablando frente a la Casa Blanca para mandar el mensaje que vamos a seguir adelante hasta que ya no haya deportaciones”.
La AFL-CIO apoya la huelga de hambre en el Parque La Fayette y se sumó al pedido para que el gobierno libere a sus parientes encerrados en centros de detención de ICE y que se encuentran en proceso de deportación.
“Nuestras familias simplemente no van a tolerar esto más, ni del Congreso ni de la administración (Obama) y nuestros siguientes pasos van a mostrar está tenacidad, valor y resolución”, dijo Kika Matos, directora de FIRM.
En Seattle, Washington, el movimiento Latino Advocacy confirmó que activistas manifestarán el 1 de mayo frente al centro de detención Northwest de ICE en Tacoma, donde los internos comenzaron una huelga de hambre el pasado 6 de marzo.
La protesta, dijo Maru Mora, vocera del movimiento, es en apoyo a los inmigrantes y la huelga de hambre en reclamo por los derechos de los indocumentados detenidos y para que los liberen mientras sus casos son resueltos por las cortes de inmigración.“Los inmigrantes que han participado en la huelga luego son formalizados por llamar a un paro y son puestos en aislamiento”, dijo Mora. “Están siendo sometidos a represalias y rechazamos la respuesta de las autoridades”.
“También le pedimos al gobierno que aborde las cuestiones del trato a los detenidos” en los centros de ICE, y que atienda los reclamos por “una mejor alimentación y el acceso a la atención médica”.
En una carta hecha pública el 6 de marzo, los internos también exigen “una compensación adecuada por el trabajo que realizan en el interior del centro de detención del Northwest de Tacoma”, donde en la actualidad les pagan “$1 por día de trabajo”.
Durante las manifestaciones del 1 de mayo las organizaciones le recordarán a la Cámara de Representantes el plazo del 27 de junio para que lleven a votación un proyecto de ley como el aprobado el año pasado por el Senado (S. 744), que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
El debate de la reforma migratoria se estancó a partir de esa fecha. Los republicanos advirtieron que no discutirán un proyecto integral como la versión del Senado y que lo harían por partes. Pero 10 meses después las discusiones continúan en cero y nada indica, por ahora, que el o los proyectos de reforma vayan a ser incluidos en la agenda del Comité Judicial.
Paralelo a las protestas, el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, elabora una lista de recomendaciones que cambiaría la política de deportaciones de Obama.
El documento fue ordenado por el presidente tras una reunión con congresistas del Caucus Hispano en la Casa Blanca para hablar de reforma migratoria y la preocupación por el alto número de deportaciones.
El informe de Johnson sería entregado en breve, de acuerdo a declaraciones que el jefe de la seguridad de Estados Unidos hizo a la cadena ABC el domingo.
El 1 de mayo en el mundo de celebra el Día del Trabajo, una fiesta que en Estados Unidos se conmemora el primer lunes de septiembre.
©Univision.com
Commentarios