Gran fiesta en América Latina por la canonización de dos papas

Univision.com | Apr 27, 2014 | 6:16 PM

Emociones a flor de piel

Miles de latinoamericanos se uneron para celebrar la consagración de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II como nuevos santos de la Iglesia Católica  y lo hicieron con vigilias, música y rezos sobre todo dirigidos al pontífice polaco, que debe al menos en parte a América Latina su canonización y que ha sido venerado incluso en la Cuba laica y comunista.
“Nos dio esperanza, nos mostró la luz”
Costa Rica fue uno de los países que más gente reunió el domingo y tuvo que cambiar las iglesias o la catedral por el Estadio Nacional de San José para poder acoger a los cerca de 20.000 fieles que, procedentes de distintos puntos del país, quisieron seguir en vivo la ceremonia vaticana,  que por la diferencia horaria en la región ocurrió de madrugada.
En las gradas, hombres y mujeres de todas las edades retaban el sueño y el frío de la madrugada, identificados con banderas, fotografías de Juan Pablo II y hasta con pequeñas figuras del nuevo santo que eran vendidas en las afueras por hasta 20 dólares.
 La escena se repetía en varias catedrales del continente. 
En México, uno de los países que demostró mucho tener mucho cariño por el Papa Juan Pablo II, reunió entre 1,500 y 2,000 personas que acudieron en la catedral de ciudad de México a una misa celebrada de manera simultánea a la ceremonia de canonización de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII en el Vaticano.
En el país que Juan Pablo II visitó en cinco ocasiones (1979, 1990, 1993, 1999 y 2002) las celebraciones comenzaron hacia las 9:00 de la noche hora local del sábado, cuando congregaciones de fieles entonaron himnos en la Catedral mientras sacerdotes predicaban las virtudes de los nuevos santos, informa The Associated Press.

Si no viste la ceremonia de canonización aquí te presentamos los momentos más memorables.

Hacia las 3:00 de la mañana del domingo, las prédicas y cantos se interrumpieron para seguir la transmisión de la ceremonia en el Vaticano.
Los festejos se reprodujeron  en Cuba  donde a las 9 de la mañana  todas las iglesias de la isla se unieron en un toque de campanas mientras se ultimaban los preparativos centrales tanto en la catedral de La Habana como en la ciudad de Santa Clara, donde había obreros colocaban cables, bancas y altavoces en torno a la estatua de Juan Pablo II, para una misa especial por la tarde.
Las celebraciones continuarán durante todo el domingo por catedrales e iglesias del continente, incluida la Basílica de la patrona de América Latina, la Virgen de Guadalupe, situada en la Ciudad de México.
En Brasil, el país con mayor número de católicos del mundo, 123 millones, se honró al nuevo santo Juan Pablo II nombrándole patrón de una parroquia en la norteña ciudad de Bahía, una iglesia inaugurada durante la vista del pontífice en 1981 y donde los fieles se reunieron el domingo por la mañana.
En Bogotá, Colombia se repletó la iglesia Juan Pablo II del barrio La Isabela, construida hace nueve años en honor al pontífice polaco.
El vínculo con los mexicanos
Las celebraciones continuarán en la Basílica de Guadalupe, donde Juan Pablo encabezó la ceremonia de canonización de Juan Diego en 2002, con la develación de una placa conmemorativa. En el mismo templo se llevará a cabo una misa en la que participará el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, acompañado del presidente de la Conferencia del episcopado Mexicano José Francisco Robles Ortega y del secretario general de la CEM Eugenio Lira.
Otra feligresa, María Inés Rivera, habló del vínculo que hay entre los creyentes mexicanos y uno de los nuevos santos. "Los que venimos aquí es por fe, fervor a Jesucristo y pedirle a Juan Pablo II que interceda por nosotros. Aprendimos a orar con Juan Pablo II, él movió muchos corazones en el mundo, no solamente en México", cita la AP.
La Conferencia del Episcopado Mexicano exhortó a los fieles a continuar la celebración de la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII enfocando espejos al sol para "iluminar" la ocasión, de manera similar a la usada para despedir al pontífice durante sus visitas al país.
Polonia también lo celebró
La canonización de Juan Pablo II se vivió con especial intensidad en su Polonia natal, donde más allá de la figura religiosa, fieles y no fieles destacan el papel del que ya llaman "patrón de los polacos libres", en referencia a su protagonismo en el fin del comunismo y la llegada de la democracia, informa por su parte la agencia Efe.
Desde Varsovia hasta Cracovia, donde Karol Wojtyla fue obispo antes de convertirse en pontífice, pasando por su localidad natal, Wadowice, miles de polacos asistieron a la canonización a través de las cientos de pantallas gigantes repartidas por el país, en medio de calles engalanadas con banderas nacionales y del Vaticano.
En Polonia el júbilo es prácticamente unánime y las voces críticas con la figura de Juan Pablo II muy escasas, ya que la figura del papa polaco no sólo es la de un líder religioso sino también la del artífice de la libertad, considerado uno de los padres de la democracia después de décadas de yugo comunista.
"Nos dio esperanza, nos mostró la luz, tenemos que agradecerle lo que somos hoy, es un santo hasta para los que no creen en Dios", manifestó a Efe Marlena, una de las fieles que decidió seguir la canonización desde la plaza Pilsudskiego, en Varsovia, donde el propio Karol Wojtyla ofició misa durante su visita a la capital polaca.
Junto con las misas y la retransmisión en vivo de la canonización, en otras ciudades como Poznan (oeste de Polonia) el tenor Plácido Domingo ofrecerá un concierto hoy en honor a Juan Pablo II, incluyendo algunas obras especialmente compuestas a partir de poemas del propio papa.
En Breslavia (suroeste) tranvías y algunos edificios públicos muestran citas del pontífice, mientras en Cracovia se despliega un espectáculo multimedia en los muros del palacio episcopal.
Cánticos, bailes y banderas de colores
Cantos, aplausos, bailes y banderas procedentes de todos los rincones del mundo inundaron la Ciudad del Vaticano, detalla en otro parte informativo Efe.
Banderas de España, Colombia, México, Brasil, Costa Rica, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y de otras partes del mundo pintaron de color la capital del catolicismo, donde sin duda alguna los tonos predominantes fueron el rojo y el blanco de la insignia de Polonia, país de nacimiento de Karol Wojtyla, san Juan Pablo II desde este domingo.

Alberto Athié, exsacerdote de México e investigador de abusos en la Iglesia, explica el pecado del santo.

La canonización de los pontífices Juan XXIII y Juan Pablo II fue seguida en el Vaticano por representantes de diversas organizaciones internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA) o la Unión Europea (UE).
La Organización de Estados Americanos estuvo representada en este acto, oficiado por el primer papa latinoamericano, por su secretario general, el chileno Miguel Insulza, acompañado de su consorte.
A su vez, la Unión Europea estuvo representada por autoridades de sus tres instituciones políticas: el presidente del Consejo Europeo, Hernan van Rompuy; el vicepresidente del Parlamento, Miguel Ángel Martínez, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso.
Entre las autoridades presentes en el acto estuvo el brasileño José Graziano da Silva, director general de la Organización para la Alimentación y para la Agricultura (FAO), un organismo autónomo de Naciones Unidas con sede en Roma.
También presenció la solemne ceremonia de santificación la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin.
©Univision.com
Commentarios