México también realiza una vigilia por canonización

Univision.com | Apr 26, 2014 | 10:28 PM

SIGUIENTE:

Cientos de mexicanos llegaron a la Basílica de Guadalupe para visitar las reliquias de Juan Pablo II

En un ambiente lleno de cánticos, alabanzas y rezos, cientos de feligreses mexicanos se dieron cita en la Catedral Metropolitana para celebrar la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII.
“Juan pablo II, que hizo 18 viajes a países latinoamericanos, es el papa más querido en la región”
Algunos llegaron desde las cinco de la tarde aunque la entrada al recinto fue permitida hasta las nueve de la noche, pero con ánimos festivos, los asistentes esperaron alrededor de cuatro horas.
En el atrio de esta iglesia se oyen cánticos y se vive un ambiente de "fiesta religioso" en espera de que se anuncie desde Roma, de manera oficial, la santificación de estos dos pontífices.
En esta iglesia la imagen de Juan Pablo II es la que más se encuentra, al contrario del papa que lo procedió y también será canonizado.
Horas antes, desde en otro de los recitos católicos característicos de los mexicanos, cargando con un cuadro de Juan Pablo II que sólo saca de su casa en ocasiones especiales como esta, María Luisa Torres admiraba emocionada las reliquias de uno de los pontífices que se convertirá en santo en solo unas horas, Karol Wojtyla, el pontífice más querido en América Latina.
“Ha hecho muchos milagros”, aseguraba esta mexicana con ojos llorosos mientras paseaba por el improvisado museo ubicado en la Basílica de Guadalupe en el que se exponen sus reliquias.
Para María Luisa, igual que para otros muchos fieles en México, la Villa de Guadalupe ha sido el paso previo a la noche de vigilia y oración que se ha convocado en varios puntos de América Latina con motivo de la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII.

SIGUIENTE:

Ella jamás hubiera imaginado que hoy en día, fuera una de las piezas fundamentales de su canonización.

En la Basílica en honor de la patrona de los latinoamericanos, en Ciudad de México, el sábado cientos de fieles aprovecharon para ver de cerca retratos de los dos papas o para intuir el pedacito de piel colocado en un relicario, que a su vez está en el pecho de una figura de cera de Juan Pablo II, admirar una casulla usada en la canonización del indio Juan Diego en 2002 o rozar la vitrina que resguarda la sotana que usó durante su primera visita a México en 1979.
El pontífice polaco, que hizo 18 viajes a países latinoamericanos, es el papa más querido en la región. Sin embargo, Juan XXIII, pese a ser menos popular, es reconocido unánimemente como el Papa Bueno por ser el impulsor del Concilio Vaticano II, que revolucionó la Iglesia Católica del siglo XX y en América Latina conllevó el surgimiento de la Teología de la Liberación.
Las fotografías de los dos futuros santos flanqueaban este fin de semana muchas catedrales latinoamericanas, entre ellas la de la Ciudad de México, donde el sábado por la noche se espera la llegada de 2,000 personas que participarán en una “velada de oración donde se rezarán rosarios, se leerán las biografías de los dos papas y los fieles podrán compartir sus testimonios”, indicó el portavoz de la Arquidiócesis de la capital, Carlos Villa Roiz.

SIGUIENTE:

En pocas horas Juan Pablo II y Juan XXIII serán santos. El Vaticano ultima detalles para la ceremonia.

Los asistentes podrán ver la canonización en directo a través de diez pantallas colocadas en distintos puntos de la catedral, pero no podrán entrar y salir del recinto “por motivos de seguridad”, dijo Villa Roiz, con lo que las puertas permanecerán cerradas desde las 11 de la noche a las 7 de la mañana.
Vigilia en toda América Latina
La vigilia se repetirá en otros puntos de América Latina e incluso en la Catedral de Los Angeles.
Las celebraciones también iniciaron el sábado en países como El Salvador, donde habrá una procesión de automóviles, entre ellos el papamóvil, antes de la vigilia, que se extenderá hasta la madrugada y durante la que también se verá la transmisión de la canonización en vivo.

SIGUIENTE:

Para la ceremonia se esperan más de un millón de personas, por lo que la seguridad se ha reforzado.

En Argentina se ha convocado el sábado a jóvenes de la capital y su zona metropolitana para un espacio de oración comunitaria y de confesión. El domingo podrá seguirse la canonización en una pantalla gigante y más tarde el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, celebrará una misa solemne en una jornada en la que se venerarán reliquias de ambos pontífices.
Otros países como Guatemala también dejan para el domingo sus celebraciones con una marcha de fieles desde distintos puntos de la capital hasta la catedral donde se oficiará una misa a primera hora de la tarde.
©Univision.com
Commentarios