Boehner se burla de sus colegas republicanos que se oponen a la reforma migratoria

Univision.com | Apr 26, 2014 | 8:49 AM

La legalización de los 11 millones de indocumentados enfrenta al Partido Republicano.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (republicano de Ohio) criticó el jueves a sus colegas que se resisten a aprobar una reforma migratoria, reportó The Enquirer.
“Boehner deberá enfrentar a tres adversarios de su partido en las elecciones primarias.”
"Esta es la actitud: Oh, no me hagas esto; oh! esto es demasiado duro", dijo Boehner imitando a algunos republicanos de la Cámara durante un evento organizado por el Middletown Rotary Club en Cincinnati.
El congresista de Ohio agregó que "somos elegidos para tomar decisiones y para resolver problemas, y es admirable para mí cómo muchos de mis colegas simplemente no quieren. Van a tomar el camino de menor resistencia".
La burla de Boehner a los detractores de la reforma migratoria ocurre en momentos que el debate se encuentra estancado en la Cámara de Representantes, un grupo bipartidista elabora en secreto planes de reforma para enviarlos al Comité Judicial, los demócratas presionan con una petición de descarga y la Casa Blanca urge a al liderazgo encabezado por Boehner para que apruebe una reforma migratoria este año.
Boehner dijo además que en los últimos 16 o 17 meses ha estado trabajando para que el Congreso haga frente a la reforma y aseguró que la batalla “no iba a ser fácil”.
A medio camino
Desde que el Senado aprobó el proyecto de ley S. 744 el 27 de junio de 2013, la Cámara de Representantes -controlada por los republicanos- tiene detenido el debate.
El proyecto bipartidista incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
El ala ultraconservadora republicana tildó el proyecto S. 744 de “amnistía” y reitera que no apoyará ningún plan que incluya beneficios para los indocumentados.
Pese al rechazo, Boehner dijo que estaba abogando por abrir un proceso de debate “paso a paso”, enfatizando en la seguridad fronteriza y el cumplimiento de las leyes de inmigración.
Boehner deberá enfrentar a tres adversarios de su partido en las elecciones primarias a celebrarse el 6 de mayo. Analistas señalan que, una vez concluidas las primarias con miras a las elecciones de medio tiempo del primer martes de noviembre, el debate de la reforma migratoria se reanudará en la Cámara de Representantes.
Revisan las deportaciones
Simultáneamente, la Administración de Obama sigue adelante con la revisión de la política de deportaciones.
El 15 de marzo la Casa Blanca anunció que el presidente le ordenó al Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, que revise los procedimientos y recomiende medidas para humanizar el proceso.
Johnson se ha reunido con activistas, funcionarios, congresistas, religiosos y empresarios, entre otros, y alista un documento con recomendaciones que será entregado a Obama en breve.
No quieren cambios
El jueves un grupo de senadores republicanos le envió una carta a Obama en la que expresaron su rechazo a una eventual humanización de la política de deportaciones.
Encabezados por Mitch McConnell, líder de la minoría en el Senado, el grupo -integrado por 22 senadores- acusó al mandatario de manifestar "una sorprendente desconsideración por la Constitución, el imperio del derecho y los derechos de los ciudadanos estadounidenses" al considerar cambios administrativos a la política que regula la expulsión de inmigrantes indocumentados.
Agregaron que los cambios que están siendo estudiados por Johnson equivaldrían a "un abandono casi completo de la aplicación de las normas básicas de la inmigración".Es evidente “que la tarea urgente que enfrenta su gobierno es mejorar la ley de inmigración no buscar nuevas formas para debilitarla”.
Activistas que defienden los derechos de los inmigrantes criticaron la carta y tildaron a los firmantes de “antiinmigrantes”.
“Estoy convencido de que los cambios o ajustes propuestos por el Presidente (a la política de deportaciones) son una medida parcial pero útil y necesaria hasta que se resuelva este grave problema político, social y jurídico” que significan los 11 millones de indocumentados, dijo a UnivisionNoticias.com Roberto Izurieta, director del departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington.
“El problema es político y requiere una solución política”, agregó.
©Univision.com
Comentarios