Epidemia de cólera se propaga en Haití

Univision.com | Nov 19, 2010 | 2:52 PM

Organismos internacionales lanzaron llamado urgente de ayuda

GINEBRA/PUERTO PRINCIPE - La epidemia de cólera que desde mediados de octubre azota a Haití alcanzó el viernes a los internos de la prisión nacional en Puerto Príncipe, la capital, donde ya ha matado a 10 personas en los últimos cuatro días, dijo el viernes la Cruz Roja.
La cifra total de muertos en el país sobrepasó los 1,100 y el número de infectados bordea los 20 mil.
La Cruz Roja Americana (American Red Cross) tiene una página de Internet habilitada para recibir donaciones en dinero y trabajo voluntario que será destinado a combatir la grave enfermedad.
El último reporte
Alrededor de 30 presos han sido infectados con la enfermedad, informó el Comité Internacional de la Cruz Roja en Ginebra.
El brote es particularmente preocupante porque la prisión, donde habitan 2,000 reclusos, está sobrepoblada, dijo el vocero de la Cruz Roja, Marcal Izard.
Las autoridades haitianas y la Cruz Roja "trabajan sin descanso para que la prisión sea segura", dijo Izard.
Otra de las grandes preocupaciones de las autoridades locales y organismos internacionales son los campamentos de refugiados en Puerto Príncipe, donde habita una población estimada de 1.2 millones de damnificados del terremoto del 12 de enero.
Crisis humanitaria
El sacerdote católico y médico Richard Frechette, director nacional del proyecto “Nuestros Pequeños Hermanos”, dijo en una entrevista exclusiva del programa Despierta América, transmitido por la cadena Univision, que la situación el país es “dramática” y que las organizaciones que trabajan con la población necesitan ayuda para enfrentar la crisis humanitaria.
El religioso explicó que por la situación de pobreza en que viven los damnificados y la distancia donde se ubican los centros asistenciales, la mayoría llega en busca de ayuda “en situación precaria” y en muchos casos los pacientes se están muriendo “en menos de ocho horas”.
Agregó que la organización mundial Friends of de Orphans o Amigos de los Huérfanos, que desarrolla el plan “Nuestros Pequeños Hermanos”, tiene en Puerto Príncipe unas 10 carpas donde funcionan centros de asistencia, pero advirtió que por la gravedad de la epidemia y el potencial riesgo en que se encuentra todo el país, hacen falta recursos, dinero y medicamentos para contener la epidemia.
El programa cuenta con una página de Internet (www.friendsoftheorphans.org/cholera) y habilitó el número de teléfono 1(888) 201-8880 para recibir donaciones.
Llamado mundial
A su vez, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC) lanzó un llamado mundial de ayuda para Haití y habilitó canales de ayuda para la recepción de donaciones.
Riccardo Conti, jefe de la delegación del CICR en Haití, explicó que la enfermedad, aparecida a mediados de octubre, continúa propagándose, y que la situación sigue siendo muy preocupante.
“Los campamentos de desplazados por ahora no son los más afectados, ya que numerosos actores humanitarios tienen allí infraestructura médica, sistemas de abastecimiento de agua potable y de recolección de residuos”, pero advirtió que eso no garantiza que la epidemia penetre y afecte a más de un millón de damnificados por el terremoto de enero.
En los barrios más populares o pobres del país, en cambio, el problema es mucho más difícil controlar la crisis, porque las condiciones de vida son particularmente precarias, dijo la CIRC.
El padre Frechette apuntó que la mayoría de los campamentos de desplazados no están constituidos por carpas, sino “simplemente por pedazos de plástico o cartones” y que el nivel de pobreza que se vive “es severo”.
Crecen las preocupaciones
El CICR dijo además que trabaja desde hace años para mejorar las condiciones de detención en Haití, y subrayó que “estamos muy preocupados por las consecuencias de esta epidemia”.
Conti indicó que desde hace tres semanas, en los once lugares de detención en riesgo, nuestros equipos contribuyen a aplicar medidas de prevención como limpieza y desinfección de las celdas y los retretes, distribución de artículos de higiene y purificación del agua potable, y que también “prestamos apoyo a los dispensarios de las cárceles, a los que entregamos medicamentos y material, además de asesorarlos”.
Pero se necesitan más recursos, principalmente porque la propagación del cólera está muy vinculada a los hábitos de higiene de la población y el país vive bajo la peor pobraza que se registra en América Latina.
La CIRC apuntó que uno de los factores de riesgo para la transmisión de la enfermedad es el agua y que en la localidad de Cité Soleil “hemos prestado apoyo a la empresa pública encargada de la distribución de agua para que pueda aumentar el índice de cloro en el sistema”, el que además sufrió serios daños durante el terremoto de enero, que mató a más de 230 mil personas y dejó a unos 2 millones sin hogar.La lista crece
Además de la CIRC, numerosas otras organizaciones humanitarias intentan responder a las enormes necesidades generadas por el terremoto que se produjo el 12 de enero pasado, los huracanes y, ahora, el cólera en Haití.
Conti dijo que todos disponemos de recursos limitados, y es fundamental que trabajemos de manera complementaria, tanto con las demás organizaciones humanitarias, como con los organismos estatales para combatir la epidemia.
La Cruz Roja Americana también se sumó a los esfuerzos de ayuda colocando en su página de Internet números de teléfono para recibir donaciones y links para enviar dinero que será utilizado en asistencia médica en Haití o regalare tiempo como voluntario de la organización.
©Univision.com
Comentarios