Cadena perpetua al mexicano que asesinó a un agente consular de EEUU

EFE | Apr 24, 2014 | 9:24 PM
El mexicano Arturo Gallegos Castrellón, miembro de la banda Barrio Azteca y alias "Benny", fue condenado en EEUU a cadena perpetua por ordenar el asesinato en 2010 de una trabajadora del consulado estadounidense en Ciudad Juárez (México), su marido y el esposo de otra empleada del centro.
“La sentencia la impuso una jueza federal del Distrito Oeste de Texas e incluye una multa de $1.”
La sentencia la impuso una jueza federal del Distrito Oeste de Texas e incluye una multa de $1.78 millones de dólares, informó la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) en un comunicado.
Gallegos Castrellón pasará el resto de su vida en prisión por ser considerado el cerebro de los asesinatos de Leslie Ann Enríquez Cattón, una empleada del consulado de EEUU en Ciudad Juárez, su esposo, Arthur Redelfs, y Jorge Alberto Salcido Ceniceros, marido de otra trabajadora del consulado.

El asesinato de una familia de ocho miembros en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde sólo sobrevivió una bebé, tuvo como móvil la venganza.

De los 35 acusados de la banda de Barrio Azteca en relación con este tiroteo, 26 han sido condenados, uno se suicidó antes de que concluyera su juicio y dos siguen en búsqueda y captura por la Justicia estadounidense, según los últimos datos ofrecidos hoy por la DEA.
Uno de los dos fugitivos es Eduardo Ravelo, cuyo nombre figura en la lista de los diez delincuentes más buscados del FBI.
Barrio Azteca nació en los años ochenta como una violenta pandilla del sistema carcelario y se ha expandido hasta convertirse en una organización criminal trasnacional. Esta pandilla opera principalmente en el oeste de Texas, en Ciudad Juárez y en prisiones de los dos países.
Además, la banda tiene conexiones con el cártel de Juárez, con el que colabora en la guerra interna entre organizaciones narcotraficantes del norte de México.
Este caso fue uno de los que más polémica generó en Estados Unidos, en relación con la guerra contra el narcotráfico en México.
©EFE
Comentarios