Los republicanos rechazan que Obama humanice la política de deportaciones

Univision.com | Apr 24, 2014 | 3:15 PM

El ala ultra conservadora hace público su rechazo al intento de la Casa Blanca por bajar el ritmo de las deportaciones.

Por Jorge Cancino
“Un grupo de senadores republicanos le enviaron el jueves una carta al presidente Barack Obama en l”
Un grupo de senadores republicanos le enviaron el jueves una carta al presidente Barack Obama en la que expresaron su rechazo a una eventual humanización de la política de deportaciones.
Encabezados por Mitch McConnell, líder de la minoría en el Senado, el grupo integrado por 22 senadores acusarón al mandatario de manifestar "una sorprendente desconsideración por la Constitución, el imperio del derecho y los derechos de los ciudadanos estadounidenses" al considerar cambios administrativos a la política que regula la expulsión de inmigrantes indocumentados.
Los congresistas indicaron que los cambios que están siendo estudiados el jefe de la seguridad nacional equivaldrían a "un abandono casi completo de la aplicación de las normas básicas de la inmigración".
Es evidente “que la tarea urgente que enfrenta su gobierno es mejorar la ley de inmigración no buscar nuevas formas para debilitarla”, anotaron.
La orden a Johnson
El pasado 15 de marzo Obama le ordenó al Secretario de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, "que le presente un inventario de nuestras prácticas actuales para ver cómo podemos realizar la aplicación de la ley de una forma más humana dentro de los límites de la ley".
El anuncio fue hecho al término de una reunión entre el mandatario y tres congresistas demócratas del Caucus Hispano, los representantes Luis Gutiérrez (Illinois), Xavier Becerra (California) y Rubén Hinojosa (Texas), para hablar de inmigración, el drama de las deportaciones y la reforma migratoria.
Johnson se ha reunido con legisladores, funcionarios, empresarios, activistas pro inmigrantes y líderes religiosos, entre otros, para definir una lista de recomendaciones que en breve entregará al presidente y “tratar de que la política sobre deportaciones sea más humana”, ha dicho la Casa Blanca.
El objetivo de la Administración sería limitar la deportación de inmigrantes que viven en el país ilegalmente siempre que no tengan antecedentes delictivos graves.
Difunden la carta
La carta del jueves rechazando la humanización de las deportaciones fue publicada en la página digital del senador Charles Grassley, el republicano de mayor jerarquía en el poderoso Comité Judicial.
El documento, además, subraya el riesgo político en un año electoral con la acusación republicana de que Obama se está excediendo en sus prerrogativas presidenciales.
"Todo nuestro sistema constitucional se ve amenazado cuando el poder ejecutivo suspende la ley a su capricho y la soberanía nacional corre peligro cuando el comandante en jefe se niega a defender la integridad de sus fronteras", escribieron los senadores.
El grupo también denunció que como resultado de las actuales políticas implementadas por el gobierno de Obama, personas indocumentadas que no cumplen con las "prioridades" de la Administración no sólo quedan en gran medida exentas de la ley, sino que son puestas en libertad incluso si entran en contacto con las autoridades federales de inmigración.
Elaboran recomendaciones
La misiva asoma en momentos que Johnson avanza un plan al tiempo que en la Cámara de Representantes sigue estancado el debate de la reforma migratoria tras la aprobación en el Senado, el 27 de junio del año pasado, del proyecto de ley S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.
Los republicanos han dicho que no debatirán una propuesta como la del Senado y que lo harán por partes, pero hasta ahora no hay indicios de un debate, por lo menos hasta después de las primarias o las elecciones de medio tiempo del primer martes de noviembre, cuando los estadounidenses elijan una nueva Cámara de Representantes y renueven un tercio del Senado.
La Administración no respondió la carta pero mencionó una reciente columna de opinión escrita por Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Políticas Públicas de la Casa Blanca y que fue publicada en la sección Impresiones de UnivisionNoticias.com, en la que menciona los beneficios de una reforma migratoria como el plan aprobado por el Senado en junio de 2013, proyecto de ley que de ser aprobado en la Cámara, sacará de las sombras a la mayoría de los 11 millones de indocumentados.
“El proyecto de ley del Senado ayudaría a modernizar nuestro sistema de inmigración legal anticuado para satisfacer mejor las necesidades de nuestro país, reunir a las familias, fortalecer nuestras fronteras, y responsabilizar a los empleadores para que los trabajadores reciban un trato justo”, dijo Muñoz.
“La reforma migratoria no es una cuestión política, sino una cuestión práctica”, agregó. “El Presidente seguirá luchando durante el tiempo que sea necesario para conseguir un proyecto de ley de reforma migratoria que pueda firmar. El pueblo americano ha estado esperando durante demasiado tiempo y es hora de que la Cámara de Representantes haga su trabajo”, agregó.
Jonh Boehner reprochó a sus colegas
El Presidente de la Cámara de Representantes criticó a sus colegas por resistirse a la reforma migratoria durante un evento en su distrito, aseguró el Cincinnati Enquirer.
"Esta es la actitud: Oh, no me hagas esto, oh! Esto es demasiado duro", dijo Boehner al Middletown Rotary Club, imitando a algunos republicanos de la Cámara, según el Enquirer.
"Somos elegidos para tomar decisiones y para resolver problemas y es admirable para mí cómo muchos de mis colegas simplemente no quieren. Van a tomar el camino de menor resistencia", señaló.
Critican la carta
Activistas que defienden los derechos de los inmigrantes, que aguardan un cambio en la política de deportaciones y exigen al liderazgo republicano de la Cámara de Representantes que apruebe una reforma migratoria como el plan del Senado, criticaron la carta enviada por el grupo encabezado por McConnell.
“Es una más de las tantas  maneras que republicanos antiinmigrantes utilizan para intimidar al Presidente y detener cualquier medida administrativa migratoria que él quiera implementar”, dijo a UnivisionNoticias.com Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Vergüenza les debería dar porque su cinismo cada día es peor”, agregó.
El activista dijo además que Obama “tiene la responsabilidad y una deuda con la comunidad inmigrante de detener el sufrimiento de nuestras familias inmediatamente a como de lugar”, en referencia al número de deportados que registra la Administración desde el 20 de enero de 2009 y que sobrepasa los 2 millones.
“Las acusaciones de los Republicanos empezaron el día en que el Presidente Obama entró a la Casa Blanca y continuarán mucho tiempo después, pero no tienen fundamento”, indicó Cabrera.
El directivo de CHIRLA dijo además que “el Presidente debe ignorar la politiquería de los republicanos y tomar medidas para que las deportaciones de gente honesta y trabajadora cesen de inmediato”.
Para Roberto Izurieta, director del departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington, en Estados Unidos existe una clara división de los poderes del Estado. “Si el problema es legal, que lo resuelvan las Cortes. Mi opinión es que el problema es político y requiere una solución política”.
Agregó que “mientras eso no suceda, estoy convencido de que los cambios o ajustes propuestos por el Presidente (a la política de deportaciones) son una medida parcial pero útil y necesaria hasta que se resuelva este grave problema político, social y jurídico” que significan los 11 millones de indocumentados.
No aprenden
En opinión del director ejecutivo de America’s Voice, Frank Sharry, “parece que muchos republicanos se rehúsan a aprender las lecciones de la paliza a Mitt Romney por parte de los votantes latinos en noviembre de 2012 debido a que adoptó la ‘autodeportación’ de los indocumentados”.
“Su manual de estrategias consiste en lo siguiente: bloquear la reforma migratoria en el Congreso; oponerse a la acción ejecutiva; pedir que todos los inmigrantes indocumentados sean deportados; respaldar las tácticas de mano dura de la Oficina de Inmigración y Aduanass (ICE) y de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas (CBP); y tener la esperanza de que el incremento en la presión de la seguridad obligará a millones de inmigrantes a dejar Estados Unidos”, agregó.
Dijo además que, de acuerdo con la carta, “parece que quieren que cada aspirante a ciudadano, cada DREAMer, cada cónyuge o padre de un ciudadano estadounidense, cada trabajador agrícola y cada futuro soldado se vayan del país”.
Sharry añadió que “ahora están añadiendo una nueva parte a su estrategia: poner cortinas de humo en el historial del presidente en torno a la aplicación de la ley para esconder su propia inacción. El hecho de que estén criticando algo que aún ni siquiera está terminado, revela su compromiso con la eliminación de los latinos y otros inmigrantes establecidos en Estados Unidos”.
En cuando a las deportaciones durante la Administración Obama, Sharry recordó que “este gobierno ha deportado más inmigrantes que ningún otro, muchos de los cuales son culpables sólo de trabajar duro y no ser elegibles para un estatus legal en el disfuncional sistema migratorio de nuestro país. Evidentemente, ese récord de deportaciones no es suficiente para los republicanos en el Congreso. La única conclusión que uno puede obtener es que la mayoría de los republicanos que se oponen a la reforma migratoria y a la acción ejecutiva tienen un apetito insaciable por destruir familias”.
En California, Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA, dijo a UnivisionNoticias.com que “sin duda los senadores republicanos que le enviaron la nota al Presidente Obama no solo representan la visión de que la mejor política hacia el mandatario y hacia los demócratas es oponerse a todo lo que estos hagan”.
Indicó que se trata de “la visión más retrógrada y mas dura hacia nuestra comunidad en materia migratoria”, y que detrás de la crítica “se esconde el deseo de que se reprima de forma total a nuestra comunidad”.
©Univision.com
Commentarios