Los servicios secretos rusos en Alemania

Deutsche Welle | Apr 24, 2014 | 1:37 PM

Autora: Emily Sherwin

Desde hace semanas, los medios alemanes describen la crisis ucraniana como el conflicto que agrió las relaciones entre Moscú y Occidente, sumiendo al mundo en una suerte de Nueva Guerra Fría. Reforzando tácitamente esa narrativa, una noticia ha empezado a acaparar titulares en la prensa germana: como en los tiempos del Muro de Berlín, agentes secretos rusos espían directa e indirectamente a políticos, economistas, científicos y empresarios alemanes, estableciendo una relación de confianza con ellos y haciendo contacto con sus allegados.
“A mí me gustaría saber si el Parlamento estaba informado sobre esta situación”
“No hay un servicio secreto más interesado en recopilar información confidencial en Alemania que el ruso”, aseguró un vocero de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) al ser consultado por el diario Die Welt. La BfV, la agencia de inteligencia alemana, agregó que, por lo general, los espías en cuestión trabajan en la embajada de la Federación Rusa en Berlín, protegidos por su inmunidad diplomática. El asunto ha causado alarma y ya se ha solicitado la reunión del Panel de Control Parlamentario –el gremio que supervisa a los servicios secretos– para discutir el tema.
¿Qué hace el contraespionaje aleman?
Hans-Christian Ströbele, un político del partido opositor Los Verdes celebrado por criticar duramente los programas de espionaje masivo de Estados Unidos, dijo recientemente que le gustaría “tener detalles más concretos sobre lo que publicaron los reporteros”. Los periodistas señalan que los agentes secretos rusos entablan amistad con personas relevantes para su investigación y luego acuerdan encuentros regulares con ellas para obtener información clave sobre Alemania.
Deutsche Welle

Hans-Christian Ströbele, político de Los Verdes, junto al whistleblower estadounidense Edward Snowden.

Ströbele enfatizó que, aunque él sabe cuán sofisticados pueden llegar a ser los programas de espionaje, le resultó inusual leer que los agentes rusos tienen tanto interés en los políticos alemanes, dentro y fuera del Bundestag. “A mí me gustaría saber si el Parlamento estaba informado sobre esta situación y si las operaciones alemanas de contraespionaje han hecho algo para proteger a la clase política del país”, agregó Ströbele. Sin embargo, no todos están sorprendidos por el anuncio de que Rusia tiene agentes espiando en territorio germano.
Viejas tácticas
Klaus Segbers, un experto en política europea de la Universidad Libre de Berlín, cree que las actividades de inteligencia rusa se están intensificando en Europa Occidental y, específicamente, en Alemania, pero subraya que el fenómeno no es tan nuevo como para despertar asombro. Muchos países albergan agencias de inteligencia en sus embajadas desde hace décadas, dijo Segbers.
Deutsche Welle

Los espías de Moscú trabajan en la embajada de Rusia en Berlín, protegidos por su inmunidad diplomática.

Jochen Staadt, colega de Segbers en la universidad berlinesa, acota que hay evidencias históricas según las cuales los servicios secretos trabajan en el seno de las misiones consulares desde antes de la Primera Guerra Mundial. La propia BfV deja claro que la exhaustiva actuación de los espías rusos en Alemania no es una novedad; consultado por DW, su portavoz señaló que buena parte de la información revelada recientemente por los medios ya había sido publicada en el último reporte anual de la institución.
Esfuerzos redoblados
El documento, que data de 2012, incluye una sección dedicada explícitamente a las actividades de espionaje de los servicios secretos rusos en Alemania. Cada año, los espías de Moscú intentan vigilar y sacar información de expertos alemanes en más de un centenar de ocasiones. Sus esfuerzos se han redoblado desde septiembre de 2013, cuando 229 nuevos diputados se unieron a las filas del Bundestag. Los principales tópicos de interés de los agentes rusos: los entretelones de la política, el desarrollo económico y la industria energética en Alemania.
Deutsche Welle

Los agentes rusos tienen mucho interés en los políticos alemanes, dentro y fuera del Bundestag.

Algunos temen que la cobertura mediática de este tema puede propiciar la desconfianza de la población alemana en los ciudadanos rusos que viven en Berlín. Aludiendo al creciente aislamiento internacional de Rusia, Segbers sostiene que los alemanes “no deberíamos evitar el contacto con los rusos. Hoy más que nunca es importante tender puentes entre la sociedad civil de Alemania y la de Rusia”.
©Deutsche Welle
Comentarios