Boston celebra su maratón con el recuerdo del atentado

Univision.com | Apr 20, 2014 | 11:37 AM

SIGUIENTE:

Con extremas medidas de seguridad también se rendirá un homenaje a las víctimas del atentado terrorista.

Política 'sin mochila'

Las autoridades blindarán el lunes el maratón de Boston con reglas draconianas, incluyendo una política "sin mochila", en un operativo en el que participarán 60 agencias de seguridad y más de 3,500 oficiales de policía en la calle, el doble del año pasado, cuando tuvo lugar el sangriento atentado.
“Está claro que no podemos ignorar lo que pasó el año pasado”
Un verdadero ejército, que incluye además el despliegue de 3,500 personas de la organización, estará a cargo de la seguridad de unos 35,660 corredores de más de 70 países y un millón de espectadores, según la Asociación Atlética de Boston (BAA, por sus siglas en inglés), informa la Agencia France Press.
Después de un año de preparación, las autoridades de Massachusetts activarán un plan que tendrá como misión evitar cualquier incidente durante los 42.195 km de recorrido, con la mente puesta en la tragedia de 2013, cuando dos bombas artesanales estallaron en la línea de llegada dejando tres muertos y 264 heridos.

SIGUIENTE:

Carlos Arredondo salvó la vida de una de las víctimas de los atentados en la maratón de Boston.

"Queremos que ésta sea la gran carrera que siempre ha sido. No vamos a asustar a la gente y hacerla parecer a un campamento del ejército. Tenemos muchas cámaras, tenemos muchos recursos y estoy muy confiado en nuestros oficiales", dijo a la prensa el jefe de policía de Boston, William Evans, en la semana.
Espectacular despliegue
A pesar de las palabras de Evans, el despliegue será espectacular: más de 3,500 oficiales de policía, 600 miembros de la Guardia Nacional, 3,500 miembros de seguridad de la BAA y 100 cámaras de vigilancia adicionales a lo largo del recorrido, detalla la AFP.
En lo logístico, la prueba estará controlada por un Centro de Coordinación de Seguridad Pública establecido en la sede de la Agencia de Gestión de Emergencias de Massachusetts (MEMA), situada en Framingham, 37 km al oeste del centro de Boston.
Unos 250 miembros de más de 60 organismos locales, regionales, estatales, federales, privados y voluntarios reportarán al centro desde las 06:00 locales (10:00 GMT) del lunes.
La MEMA y los organizadores pondrán a disposición de corredores y espectadores un sistema de alerta para "compartir información importante sobre seguridad pública" a través de una aplicación gratis en los teléfonos celulares.
Para esta edición los organizadores ampliaron el número de inscritos de los 27 mil permitidos en los últimos años a 36 mil, cerca del récord de 38,708 que habían corrido en 1996 en ocasión del centenario de la prueba.
En total, habrá finalmente más de 35,660 corredores, de los cuales 5,330 de más de 70 países del mundo.
Comprobarán si se han sobrepuesto
Para los espectadores se aconseja cumplir con las mismas directivas de seguridad que los corredores sin prohibir expresamente la posesión de mochilas, aunque advirtiendo que quienes no sigan las recomendaciones serán objeto de demoras al atravesar los controles de seguridad e inspecciones reforzadas.
La policía no quiere tener nuevas sorpresas como la del martes pasado, cuando cientos de personas tuvieron que ser evacuadas por la presencia de dos mochilas en el mismo sitio de las explosiones de 2013, un incidente que terminó con un hombre detenido y la destrucción controlada de los objetos "por precaución".
Un año después de su victoria que había pasado casi desapercibida, el etíope Lelisa Desisa vuelve a Boston, uno de los seis maratones más importantes del mundo y parte del prestigioso circuito World Marathon Majors.
Desisa, de 24 años, se reunió con varias de las víctimas de los atentados afirmándoles que eran "una fuente de inspiración" e indicó que correrá para mostrar que no tiene "miedo".
Boston Strong
En tanto, Efe subraya que la 118 edición de la maratón de Boston, la más antigua del mundo, servirá para comprobar si la ciudad ha conseguido sobreponerse a las dos bombas del año pasado y hasta qué punto la seguridad se convierte en protagonista.
Perros policías para detectar explosivos y agentes encubiertos completan el despliegue de seguridad, que será especialmente denso en la línea de meta en la calle Boylston, en el centro de Boston.
"Estoy confiado de que todo irá bien, aunque nuestra ansiedad está probablemente a su nivel más alto", aseguró esta semana Dave McGillivray, director de la carrera y de la Asociación de Atletismo de Boston.

SIGUIENTE:

Un año después del atentado, la ciudad de Boston exhibe fortaleza ante la tragedia que conmovió a las nación.

"Está claro que no podemos ignorar lo que pasó el año pasado, pero al mismo tiempo queremos volver a poseer nuestra línea de meta y no anticipamos ningún cambio significativo en la manera en que la maratón se celebra año tras año", explicó McGillivray.
La ciudad quiere que la maratón de Boston se convierta en el escaparate que muestre el lema adoptado por la ciudad tras los atentados perpetrados por los hermanos Tsarnaev: "Boston Strong".
Boston ya está repleta de banderas, escaparates y carteles con los colores azul y amarillo de la maratón y los corredores han tomado la ciudad sin más preocupación que registrar un buen tiempo.
Recordaron a las víctimas
El martes, el presidente de Estados Unidos homenajeó a las víctimas de los atentados con motivo del primer aniversario del ataque y recordó "el increíble coraje" y el "liderazgo de muchos de los bostonianos" que ayudaron en las labores de socorro.
"Cuatro personas inocentes murieron esa semana, y cientos más resultaron heridas. Hoy recordamos a Krystle Campbell, Lingzi Lu, Martin Richard y Sean Collier. Enviamos nuestros pensamientos y oraciones a los que aún lucha por recuperarse", dijo el mandatario en un comunicado.
"También sabemos que las imágenes más vívidas de aquel día no eran del humo y el caos, sino de la compasión, la bondad y la fuerza: Un hombre con un sombrero de vaquero ayudando a poner fuera de peligro a un extraño herido; corredores abrazando a sus seres queridos y los unos a los otros; un trabajador sanitario llevando a un espectador a un lugar seguro", relató Obama, rememorando aquel día.
©Univision.com
Commentarios