Francisco clausuró Semana Santa bendiciendo al mundo

Univision.com | Apr 20, 2014 | 10:55 AM

SIGUIENTE:

El pontífice llamó a la reconciliación en Venezuela, entre el gobierno de Nicolás Maduro y sus opositores.

Siria, Ucrania, Irak, Venezuela

El papa Francisco clausuró este domingo la Semana Santa con la ceremonia del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro, que estuvo sucedida por su mensaje de Pascua, en el que invocó la paz mundial y pidió el final de todos los conflictos "grandes o pequeños, antiguos o recientes".
“Te pedimos por Venezuela, para que los ánimos se encaminen hacia la reconciliación”
Así como lo hiciera el pasado año, Francisco volvió a utilizar su mensaje de Pascua para llevar a cabo un llamamiento desde el balcón central de la basílica con el que solicitó el final de conflictos como los que se desarrollan actualmente en Siria, Ucrania, Irak, la República Centroafricana o Venezuela, informa la agencia Efe.
Bergoglio se encomendó a Jesús para que le ayude a derrotar "la plaga del hambre" agravada, a su juicio, por estos conflictos y por "los inmensos desperdicios".

SIGUIENTE:

El Papa Francisco conmemora el a acto de Jesús que lavo los pies a sus apóstoles.

El papa Francisco, como es tradición, pronunció este mensaje desde la logia central de la basílica de San Pedro del Vaticano, ante 150 mil personas que participaron en la ceremonia del Domingo de Resurrección y que recibieron la tradicional bendición "Urbi et orbi" (para la ciudad y el mundo).
Bajo el balcón, un piquete de honor de la Guardia Suiza y una representación de las Fuerzas Armadas del Estado italiano acompañaron al papa, al tiempo que una banda engalanada para la ocasión hacía sonar la Marcha Pontificia, el himno del Vaticano adoptado en 1949 por Pío XII.
El mensaje de Francisco estuvo precedido por la misa del Domingo de Resurrección, que cierra la Semana Santa y en la que el papa no pronunció ninguna homilía.
Domingo de Resurrección
Esta misa solemne comenzó a las 10:15 horas (08:15 GMT) de esta soleada mañana, mientras los miles de congregados entonaban el "Resurrexit", el canto que conmemora el regreso de Cristo.
Para la realización de esta eucaristía, la célebre explanada vaticana apareció decorada con miles de flores de múltiples colores procedentes de Holanda, tal y como se hace desde 1985, año en el que un florista holandés decidió realizar esta ofrenda floral al Vaticano cada Domingo de Resurrección.
Así pues, los pies del tempo se convirtieron en un improvisado jardín compuesto por 12 mil tulipanes de diversos colores, por seis mil narcisos y 2,500 jacintos, además de múltiples arbustos.

SIGUIENTE:

El Papa también lavó y besó los pies a 12 personas enfermas con motivo del Jueves Santo.

En esta ocasión, la celebración católica de la Resurrección coincidió con la ortodoxa, por lo que un grupo de personas cantó ante el papa el "Stichi" y el "Stichirá", un particular rito bizantino que anuncia la llegada de Cristo tras la muerte y que data del medievo.
La misa tuvo una duración de poco más de una hora y, a su término, el papa fue recogido por su papamóvil desde el que, señalando a su reloj y riendo, dijo a los cardenales sentados en la zona preferencial que no tenía tiempo de saludarles.
A Roma y el mundo
Y es que diez minutos más tarde el pontífice debía asomarse a la logia central del templo para hablar y bendecir a "Roma y al mundo".
Sin embargo, si tuvo tiempo para recorrer brevemente la plaza de San Pedro, saludar a los fieles que le aclamaron y le ovacionaron con banderas de diversos países de todo el mundo, como españolas, brasileñas, chilenas y, por supuesto, argentinas.
Con esta bendición, el obispo de Roma puso fin a la Semana Santa aunque regresará mañana a la plaza vaticana para rezar el Regina Coeli, la oración que sustituye al Ángelus en tiempo de Pascua.
El mensaje a Venezuela
En particular, sobre Venezuela, el papa Francisco se pronunció a favor del diálogo y la reconciliación para todos los conflictos que azotan el planeta.

SIGUIENTE:

María Antonieta Collins te muestra los por menores de las celebraciones de semana santa desde el Vaticano.

"Te pedimos por Venezuela, para que los ánimos se encaminen hacia la reconciliación y la concordia fraterna", instó el papa argentino en un llamado para que siga el diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana para encontrar una salida a la crisis política en ese país sudamericano, cita la AFP.
Por otro lado, el obispo de Roma hizo especial hincapié en el conflicto de Siria y rezó por la liberación de los sacerdotes secuestrados y por todos aquellos que sufren persecución por profesar una fe.
"Te suplicamos, Señor, por Siria, la amada Siria, para que todos los que sufren las consecuencias puedan recibir la suficiente ayuda humanitaria y para que las partes en causa no usen más la fuerza para sembrar la muerte", aseveró, según Efe.
No obstante, no solo criticó la guerra sino que el papa se dirigió, de nuevo, a los más débiles, a los que sufren violencia o pasan hambre por culpa de los desperdicios.
"Ayúdanos Señor a derrotar la plaga del hambre, agravada por los conflictos y por los inmensos desperdicios de los que, a menudo, somos cómplices (...). Ayúdanos también a proteger a los indefensos, sobre todo a los niños, las mujeres y los ancianos, tantas veces objeto de abandono", afirmó.
Por último, también se encomendó a Cristo para que calme a todos aquellos que "han dejado su propia tierra para emigrar en busca de lugares donde poder esperar un futuro mejor".
"Para todos los pueblos de la Tierra te pedimos, Señor, tú que has vencido a la muerte, danos tu vida y tu paz", solicitó el pontífice.
Con estas palabras y con la posterior bendición "Urbi et orbi", Bergoglio puso fin a las ceremonias de la Semana Santa, la segunda que preside desde la silla del Apóstol San Pedro.
©Univision.com
Commentarios