Demandan poner fin a detención indefinida de inmigrantes que piden asilo en EEUU

Notimex | Apr 18, 2014 | 2:13 PM
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) presentó una demanda colectiva ante una Corte para que se resuelvan los casos de los inmigrantes que buscan asilo y protección en Estados Unidos y pasan meses detenidos.
“Violó la ley en miles de casos, con personas esperando en prisión durante muchos meses.”
En los casos de las solicitudes de asilo o por visa humanitaria se debe conocer una determinación dentro de los 10 días siguientes a su solicitud si sus casos pueden ser legítimos y no permanecer retenidos de forma indefinida, denunció la organización sin fines de lucro.
Miles de inmigrantes que buscan protección en Estados Unidos han pasado meses en prisión esperando al gobierno para determinar si pueden tener casos legítimos.

Solo aquellos inmigrantes que muestren una alta posibilidad de obtenerlo podrán ser escuchados por un juez.

La demanda fue presentada en una corte federal en San Francisco por dos capítulos de la Unión Americana de Libertades Civiles y el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes de California con sede en Chicago.
Argumenta que el gobierno violó la ley, y de manera innecesaria ha gastado decenas de millones de dólares de los contribuyentes sobre la detención.
Las regulaciones del gobierno establecen que dentro de 10 días, los solicitantes deben recibir una determinación de si se puede proceder a que su causa sea oída por un juez, sin embargo esto no se cumple.
Alega que el gobierno violó la ley en miles de casos, con personas esperando en prisión durante muchos meses para una decisión sobre su caso y en algunos casos más de un año.
La demanda indica que los datos del gobierno muestran que el tiempo de espera promedio para una determinación razonable es de unos 111 días.
Las autoridades de migración han sido abrumadas en los últimos años por un aumento de los solicitantes de asilo en la frontera México-Estados Unidos.
En los últimos cinco años, el número de personas detenidas en la frontera que dicen que no pueden regresar a sus hogares, ya que temen por su seguridad, se ha multiplicado por siete, de poco menos de 5 mil a más de 36 mil.
©Notimex
Commentarios