Boehner asegura que está empeñado en que apruebe una reforma migratoria en 2014

Univision.com | Apr 19, 2014 | 7:32 AM

La batalla en Washington por la legalización de los indocumentados pica y se extiende.

En 2013 dijo que la apoyaba, después fijó condiciones para un voto en el pleno, luego guardó silencio, a finales de enero presentó una lista de principios que incluía un camino para legalizar a los indocumentados y a comienzos de febrero anunció que los republicanos no confiaban en el presidente y que por ese motivo no iban a debatir ni votar la reforma migratoria.
“La reforma migratoria se convirtió en un desafío político para ambos partidos.”
“Hay muchas dudas sobre si se puede confiar en esta administración para hacer cumplir nuestras leyes y va a ser difícil mover cualquier legislación de inmigración hasta que eso cambie", dijo el presidente del Congreso, John Boehner (republicano de Ohio) durante una rueda de prensa.
Pero ahora parece que habrá una ventana antes de noviembre, de acuerdo con un reporte del diario The Wall Street Journal publicado el viernes. Según el diario, Boehner y otros altos representantes del partido le están diciendo a donantes e industriales que apoyan la legalización de los indocumentados, y que éste año votarán una ley en el pleno de la Cámara de Representantes.
El compromiso, dijo el periódico, salido de labios del propio Boehner en marzo, en Las Vegas, cuando dijo en un acto de recaudación de fondos que “estaba empeñado en conseguirlo” antes de las elecciones de medio tiempo, previstas para el primer martes de noviembre cuando los estadounidenses renueven la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.
Un vocero de Boehner no negó el compromiso, pero advirtió que no será posible actuar hasta que el presidente Barack Obama demuestra ser un socio confiable para los republicanos.
"Nada ha cambiado”, dijo a Univision Brendan Buck, portavoz xde Boehner. “Como ha dicho muchas veces, el Presidente (Boehner) cree que la reforma paso a paso es importante, pero no va a suceder hasta que el presidente genere confianza y demuestra un compromiso con el imperio de la ley".
Para los republicanos, Obama ha incumplido con la ejecución de la ley de reforma de salud y esto distanció a congresistas que hubiesen apoyado con sus votos la reforma migratoria.
La postura de Obama
La postura de la Administración es contraria a la blandida por los republicanos. El miércoles la Casa Blanca emitió un comunicado en momentos que se cumplía un año desde la presentación en el Senado del plan de reforma migratoria bipartidista S. 744, que luego fue aprobado el 27 de junio por amplia mayoría.
“Los republicanos en la Cámara de Representantes han fracasado repetidamente en tomar acción, aparentemente prefieren el estatus quo de un sistema de inmigración que no funciona en vez de una reforma significativa”, dijo el presidente.Obama. “En lugar de impulsar la reforma de sentido común y trabajar para arreglar nuestro sistema de inmigración, los republicanos de la Cámara han votado a favor de medidas extremas como una enmienda punitiva para despojar las protecciones de los Dreamers", agregó.
Obama también dijo que “la mayoría de los que viven en Estados Unidos están por delante de los representantes republicanos en esta cuestión crucial y existe un amplio apoyo para la reforma, incluso entre los demócratas y los republicanos, sindicatos y negocios, y grupos religiosos y de agentes del orden”.
La guerra de posturas tiene a la reforma migratoria en un escenario incierto. Permanece en un estado indefinido que genera miedos en vez de esperanzas y las deportaciones de indocumentados no se detienen, a pesar de los esfuerzos que lleva a cabo la Administración para “humanizar” las expulsiones de extranjeros.
Un alto dirigente empresarial de Silicon Valley citado por The Wall Street Journal dijo que el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte (republicano de Virginia), ve “muy posible” una reforma migratoria en el 2014, pero un proyecto por pedazos, como reclama Boehner desde mediados del 2013.
¿Plan en curso?
La semana pasada el congresista Mario Díaz-Balart (republicano de Florida) confirmó al programa Al Punto de la cadena Univision que un grupo bipartidista elabora en secreto planes de reforma migratoria que serían discutidos en el curso de 2014 antes de las elecciones de noviembre.
De aprobarse una reforma, ya sea integral como quiere la Casa Blanca o por pedazos como presionan los republicanos, daría energía a los votantes y ambos partidos se lanzarían a la caza de votos. Analistas advierten que en caso contrario ambos se lanzarían en picada para arrebatarle votos a sus adversarios con el argumento de no haber apoyado la reforma migratoria.
El jueves, Obama dijo en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que la única manera de conseguiré la reforma migratoria era a través de una “acción del Congreso”, volviendo a descartar el uso de facultades ejecutivas para proteger a indocumentados de la deportación.
Ya dinos los pasos administrativos que podíamos dar. Sin embargo, agregó, “vamos a revisar una vez más”, indicó en referencia al trabajo que llega a cabo el jefe de la seguridad nacional, Jeh Johnson, quien elabora un documento que humanizará las deportaciones en cumplimiento a una orden de Obama emitida el 15 de marzo.
The Wall Street Journal señaló que el tema de la reforma migratoria se convirtió en un desafío político para ambos partidos, y que para los republicanos se transformó en preocupación por la posible división en sus filas antes de los comicios de noviembre.
Mientras se resuelven las diferencias, 11 millones de indocumentados siguen esperando y la política de deportaciones no ha sufrido mayores cambios, hasta ahora.
©Univision.com
Comentarios