Corea del Sur agota las esperanzas de encontrar sobrevivientes del naufragio

Univision.com | Apr 17, 2014 | 4:10 AM

SIGUIENTE:

Padres han recibido mensajes de sus hijos en el barco pero autoridades no han comprobado su autenticidad.

Sigue la intensa búsqueda de 287 pasajeros

Corea del Sur vivió con angustia y frustración el escaso progreso de las labores para rescatar a las casi 300 personas atrapadas bajo el mar en el buque Sewol, que prácticamente se dan por muertas, mientras los familiares de las víctimas han descargado su ira contra el Gobierno.
“Más de 500 buzos tratan de penetrar en el barco encallado a 30 metros (unos 98 pies) de profundida”
Más de 500 buzos tratan de penetrar en el barco encallado a 30 metros (unos 98 pies) de profundidad en busca de los desaparecidos, pero las aguas turbias de la zona impiden casi por completo la visibilidad.
De los 475 pasajeros del transbordador, 179 han sido rescatados, mientras que 20 han fallecido y 282 permanecen desaparecidos, confirmaron las autoridades a las 22.00 hora local (13.00 GMT)
Las cifras oficiales han permanecido prácticamente invariables durante toda la jornada posterior al accidente para desesperación de los familiares de las víctimas y para frustración de la opinión pública de un país que está viviendo una de las mayores tragedias humanas de su historia.
La imposibilidad de penetrar en el barco para evacuar personas en las primeras horas tras el hundimiento, unida a la baja temperatura de las aguas y el tiempo transcurrido -más de 24 horas- han reducido al mínimo la posibilidad de hallar más supervivientes.
En todo caso, el portavoz de la Guardia Costera adelantó que mañana llegarán grúas marinas al lugar para tratar de remontar el transbordador, del que sólo emerge a la superficie una pequeña porción de la parte delantera del casco.
La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, visitó este jueves el lugar donde se produjo el trágico hundimiento del buque Sewol. Acompañada por sus más cercanos colaboradores, la jefa de Estado surcoreana acudió en un barco al punto situado a unos 20 kilómetros de la isla suroccidental de Byeongpyung donde se hundió el ferry con 287 pasajeros atrapados en su interior, la mayoría estudiantes de bachillerato.
Por otra parte, el Gobierno anunció que se plantea declarar la cercana localidad de Jindo, donde se congregan los desolados familiares de las víctimas, y sus alrededores como "zona especial de desastres" para garantizar una mejor asistencia a los afectados por la tragedia.
Sin embargo, numerosas familias se encontraban furiosas a la espera de información de los pasajeros, que en su mayoría eran estudiantes de una secundaria.
Familiares de la víctimas están desolados
En el barco iban 475 personas en tanto que algunos de los padres desesperados de los 325 estudiantes que se dirigían a la isla de Jeju para un viaje de cuatro días se han reunido en la secundaria Danwon, en Ansan, que está cerca de Seúl, así como en Mokpo, en el sur del país, no muy lejos desde donde el transbordador quedó sumergido, hasta un nivel en el que sólo estaba visible una parte azul de la quilla.
Los parientes de los tres estudiantes muertos lloraban mientras las ambulancias en un hospital en Mokpo trasladaban los cadáveres a Ansan. Las familias, que pasaron sin dormir la noche en el hospital, siguieron a las ambulancias en sus propios vehículos.
La familia de una de las víctimas, la maestra Choi Hye-jung, de 24 años, dijo que ella solía presumir que sus estudiantes llegaban y la abrazaban en su oficina.
"Ella era muy activa y quería ser una buena líder", dijo su padre, Choi Jae-kyu, de 53 años, en el hospital Jung-Ang de Mokpo mientras esperaba la llegada del cuerpo de su hija.
La madre de la maestra, sentada en la banca del hospital, sollozaba casi en silencio con su cabeza puesta sobre una rodilla.
Buzos trabajan sin descanso
Por su parte, más de 400 socorristas peinaron las aguas circunvecinas durante la noche y hasta el jueves en el mañana. El portavoz de la Guardia Costera, Kim Jae-in, dijo que en los próximos días, tres barcos con grúas a bordo llegarán para contribuir al rescate y salvamento del transbordador.
Buzos trabajaban las 24 horas en turnos en un intento por ingresar en el transbordador, agregó. Sin embargo, las corrientes impidieron el ingreso.
Kim dijo que autoridades de la guardia costera comenzaron el interrogatorio del capitán, pero declinaron facilitar detalles o conjeturar sobre las causas del hundimiento.
Kim rechazó informaciones previas de la agencia de noticias Yonhap de que el transbordador había hacho un viraje muy brusco cuando debía hacerlo lentamente. También declinó precisar si el transbordador se había desviado de su ruta habitual.
"Lo siento mucho y estoy profundamente apenado", dijo un hombre al que la emisora YTN y Yonhap identificaron como el capitán Lee Joon-seol, de 60 años. Mientras esta persona hacía sus declaraciones a la televisión, se cubría la cara con la capucha de una sudadera gris. "No sé qué decir", afirmó.
Con información de Efe y AP.
©Univision.com
Comentarios