Obama podría hacer algo más que ampliar la Acción Diferida

Univision.com | Apr 15, 2014 | 2:29 PM

Crece la lista de recomendaciones para que el presidente cambie la política de deportaciones.

Un informe elaborado por abogados del Center for Human Rights and Constitutional Law publicado el lunes señaló que si el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes no aprueba la reforma migratoria, el presidente Barack Obama podría hacer algo más que ampliar la Acción Diferida para sacar de las sombras a inmigrantes indocumentados.
“Condición de residente permanente legal posiblemente a un máximo de 2 millones de inmigrantes.”
Y que las medidas que adopte el mandatario no necesariamente podrían ser soluciones temporales. Algunas, incluso, podrían ser permanentes sin que el Congreso tome acción en ellas.
La Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés), protege de la deportación por dos años a ciertos indocumentados que entraron siendo niños a Estados Unidos y les concede un permiso de trabajo por el mismo tiempo. El beneficio es renovable hasta que el ejecutivo decida cancelarlo.
Leer: Un republicano asegura que hay una posibilidad para la reforma.

Los inmigrantes y líderes de organizaciones en pro de los indocumentados acamparon frente al capitolio.

Plan alternativo
Denominado Plan B de la reforma migratoria, la idea asomó en junio del año pasado, poco antes que el Senado aprobara el proyecto de ley S. 744 que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que carecen de antecedentes criminales y están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011.
Fue blandido en medio de las preocupaciones mostradas por las organizaciones pro inmigrantes cuando el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes advirtió que no discutiría el plan del Senado, que debatiría sus propias versiones y que lo haría por partes, sin que ninguna de ellas garantice la ciudadanía.
Los grupos que defienden los derechos de los inmigrantes le pidieron al presidente Obama que usara su poder ejecutivo para ordenar un alivio administrativo a los indocumentados y les concediera ciertos beneficios migratorios temporales mientras la Cámara decide aprobar la reforma migratoria.
En qué consiste
Entre las medidas sugeridas por las organizaciones, destacó la ampliación de la Acción Diferida (DACA) de los dreamers para cubrir, entre otros, a familiares indocumentados inmediatos de ciudadanos y residentes legales permanentes.
Tanto la Casa Blanca como el liderazgo demócrata del Senado reaccionaron señalando que la opción de la reforma migratoria no pasa por el Plan B, sino presionando el Plan A, la solución legislativa, que consiste en aprobar una reforma migratoria comprensiva. “Esa es una solución permanente”, insiste la Casa Blanca.
A pesar de las presiones, 10 meses después de aprobado el plan S. 744 en el Senado y el debate sigue estancado en la Cámara de Representantes, la presión para que Obama active el Plan B no muere, cobra fuerza y acorrala a la Casa Blanca.
Los primeros indicios
El 15 de marzo la Casa Blanca anunció que el presidente le ordenó al jefe de la seguridad nacional, Jeh Johnson, que le presentara “un inventario de nuestras prácticas actuales para ver cómo podemos realizar la aplicación de la ley de una forma más humana dentro de los límites de la ley".
El anuncio fue hecho al término de una reunión entre el mandatario y tres congresistas demócratas del Caucus Hispano, los representantes Luis Gutiérrez (Illinois), Xavier Becerra (California) y Rubén Hinojosa (Texas), para hablar de inmigración, el drama de las deportaciones y la reforma migratoria.
La conversación, dijo la Casa Blanca, se centró en los esfuerzos que tanto el Presidente como los congresistas están llevando a cabo para aprobar una reforma migratoria de sentido común en la Cámara de Representantes este año.
Qué dice el Caucus Hispano
La semana pasada el Caucus Hispano del Congreso dio a conocer un documento con las recomendaciones entregadas a Johnson para que el presidente las tome en cuenta y cambie la política de deportaciones y evite la separación de familias.
La lista incluye desde una ampliación a la Acciòn Diferida hasta mejoras en los centros de detención de inmigrantes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y cancelación de los programas Comunidades Seguras y 287(g), que otorgan poderes especiales a policías locales para que se conviertan en agentes de inmigración.
Otra recomendación incluida en el documento pide tomar acciones administrativas para poner fin a la separación innecesaria de familias estadounidenses por causa de la actual política de deportaciones, que desde el año fiscal 2009 borden los 400,000 por año.
El Caucus Hispano también recomendó proteger a los padres inmigrantes indocumentados de niños ciudadanos estadounidenses y advirtió que unos 5,100 niños ya han sido enviados a casas de crianza porque sus padres fueron o están en proceso de ser deportados de Estados Unidos.
Un paso más allá
En informe del Center for Human Rights and Constitutional Law publicado va más allá de la ampliación de la Acción Diferida o DACA. Indica que se trataría de acciones inmediatas, posibles en el caso que la Cámara de Representantes no actúe con la reforma migratoria y que pueden ser incluidas en el informe que Johnson le entregará al presidente para aliviar las deportaciones.
“No creemos que la Acción Diferida sea suficiente”, indica la parta informe enviada al Secretario del Departamento de Seguridad Nacional Johnson. “El presidente podría también, sin cambios en las leyes federales, conceder la condición de residente permanente legal posiblemente a un máximo de 2 millones de inmigrantes sin que ello requiera una acción por parte del Congreso”.
Para el centro el Congreso “no va a ninguna parte” con la reforma migratoria y urgió al mayor número de grupos “en este momento crítico” para que envíen cartas instando a que se ejecuten cambios en la política migratoria.
La presión funciona
La presión funciona, señala el centro y cita la orden que Obama le dio a Johnson para que revise la política de deportaciones.
Entre las medidas recomendadas, el Centro le pide al Departamento de Justicia que otorgue una Acción Diferida a un máximo de 2 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos con peticiones de visas aprobadas. Y también que permita legalizar sus permanencias y alcanzar la residencia a indocumentados familiares inmediatos de residentes y ciudadanos que en estos momentos no pueden hacerlo porque ingresaron sin permiso a Estados Unidos, y que en caso salgan del país pormuna visa les cae encima la ley del castigo.
Para este grupo de inmigrantes el Centro pide que se les otorgue un permiso para que puedan salir a sus países de origen y reingresar con derecho a solicitar la residencia permanente.
El documento también recomienda al gobierno que cambie las regulaciones para que los indocumentados con orden de deportación pendiente pero que califican para una petición familiar, puedan permanecer en el país.
En el caso de los indocumentados con casos de deportación cerrados que ahora son elegibles de una manera u otra para la residencia permanente pero no pueden conseguir que sus casos de deportación sean reabiertos debido a límites de tiempo, el Centro dice que Obama “podría modificar fácilmente los reglamentos para permitir que la USCIS procesar dichas solicitudes y no las cortes de inmigración”.
©Univision.com
Comentarios