Obama pedirá ayuda a sus aliados en Afganistán

AFP | Nov 18, 2010 | 10:16 AM

Opositores presionan por un calendario de retirada

WASHINGTON - El presidente estadounidense Barack Obama se dispone a pedir un nuevo esfuerzo a sus aliados en Agfanistán en la cumbre de la OTAN que se abre el viernes en Lisboa, mientras que en el Congreso los republicanos intentan ponerlo en aprietos sobre el calendario de retirada.
El encuentro el viernes entre Obama y sus socios servirá principalmente para oficializar el apoyo de la OTAN a un plan del presidente afgano, Hamid Karzai, de dar por terminadas las misiones de combate en su país de aquí a finales de 2014, según la Casa Blanca.
Hace un año Obama decidió elevar el contingente en Afganistán a 100,000 hombres pero prometió que empezaría a transferir responsabilidades a las fuerzas afganas a partir de julio de 2011.
Defienden estrategia
El gobierno estadounidense continúa defendiendo esa fecha, pero ahora afirma que el "ritmo" de la transición está aún por definir.
Algunos consideran que está en realidad aplazando la decisión fundamental hasta 2014.
"Cuando teníamos una estrategia contra la insurrección, en el momento en que teníamos tropas suplementarias sobre el terreno, lo que necesitábamos ante todo era más tiempo para hacer funcionar esa estrategia", declaró Lisa Curtis, del centro de análisis conservador Heritage Foundation, a la AFP.
"Objetivo razonable""El año 2011 era un objetivo razonable hace un año, pero los progresos no fueron suficientes tan rápidamente como lo deseaba el presidente", explicó Stephanie Sanok, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.
Además, en el caso en que los estadounidenses terminaran efectivamente su misión de combate en 2014, a partir de la estrategia implementada en Irak, calificada de éxito por la administración Obama, la necesidad de una presencia extranjera de apoyo seguirá presente.
Según Sanok, Obama pedirá a la OTAN que suministre "más entrenadores, más fuerzas logísticas", una petición que Canadá acaba de respaldar con el anuncio del envío el año que viene de 950 entrenadores para reemplazar al contingente militar que abandonará el país.
Nueve años de guerraMás de nueve años después del inicio del conflicto (Estados Unidos invadió Afganistán a fines de 2001) plantear la fecha de 2014 "constituye una tentativa para tranquilizar a los europeos más escépticos, y a los estadounidenses cada vez más escépticos también", considera Curtis.
Este año ha sido el más sangriento para las fuerzas de la OTAN en Afganistán.
El reajuste, a su juicio, traduce también una reacción ante "más presiones provenientes de la Cámara de Representantes sobre ese tema" tras la victoria de la oposición en las legislativas del 2 de noviembre.
Varios congresistas republicanos han pedido a Obama que se pronuncie abiertamente por la fecha de 2014 y abandone la idea de empezar a retirar tropas en 2011.
Seria advertenciaLos republicanos acaban de demostrar que no dudarán en alzar la voz en política exterior, con su amenaza de bloquear la ratificación del tratado de desarme START en el Senado.
Para Ted Galen Carpenter, vicepresidente del Instituto Cato y especialista en política exterior, "la Cámara republicana va a disparar de lleno sobre ciertos aspectos de la política del presidente".
La Cámara de Representantes no tiene grandes prerrogativas en materia de política exterior, pero los republicanos sí pueden perturbar la capacidad de maniobra del presidente con recortes presupuestarios, o debates justo en la fecha de julio de 2011, advierte Curtis.
©AFP
Comentarios