El Presidente toma medidas para asegurar salario igualitario para las mujeres

Univision.com | Apr 08, 2014 | 6:17 PM

Por Lilly Ledbetter y Cecilia Muñoz

El Presidente Obama firmó hoy una nueva Orden Presidencial para evitar la discriminación en el lugar de trabajo y conferir poderes a los trabajadores para que tomen las riendas de las negociaciones relativas a su salario.
“Cuando las mujeres triunfan, Estados Unidos triunfa”
Solo dos meses después de que el Presidente Obama alzase el salario mínimo de los contratistas federales a $10.10, el Presidente está de nuevo liderando con su ejemplo al tomar medidas para proteger a los trabajadores que viven en Estados Unidos de las represalias por abordar el tema de desigualdad en las remuneraciones. Se trata de un problema al que se enfrenta una amplia gama de trabajadores que viven en Estados Unidos, pero son las mujeres en concreto quienes suelen salir perjudicadas demasiado a menudo al recibir sanciones sutiles o manifiestas por tan solo mencionar su salario.
Además, el Presidente ha pedido al Secretario de Trabajo que exija que los contratistas federales remitan información sobre la remuneración de sus empleados desglosada por raza y género, lo cual fomentará que los empleadores hagan todo lo que esté en su mano para asegurar un salario justo para todos sus empleados.
El Presidente Obama se ha comprometido a asegurar la igualdad de oportunidades y fortalecer a las mujeres dentro de la población laboral. Poco después de asumir su cargo, el Presidente firmó la Ley Lilly Ledbetter de Paga Igualitaria y estableció el Grupo de Trabajo Nacional de Paga Igualitaria. Su compromiso con la igualdad de la mujer radica no solo en sus propias vivencias como hijo de madre soltera, esposo y padre de dos hijas, sino también en su papel de líder de nuestra nación, concentrado día a día en fortalecer nuestra economía y mantener nuestra ventaja competitiva en el mundo.
Como dijo el Presidente en su más reciente discurso sobre el Estado de la Unión, “cuando las mujeres triunfan, Estados Unidos triunfa”. No podemos permitirnos tener a las mujeres en segundo término o impedir que desarrollen todo su potencial si esperamos maximizar la potencia y la productividad de nuestra fuerza laboral.
Hace cincuenta años, el Presidente Kennedy ratificó la Ley de Paga Igualitaria con su firma para luchar contra la discriminación referente al sueldo según el sexo, y en las décadas que siguieron, las mujeres han hecho un progreso extraordinario. Pero aún hay muchísimo trabajo por hacer. Las mujeres siguen ganando un promedio de 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres, y continúan siendo objeto de prejuicios en el lugar de trabajo. Y la brecha salarial es significativamente mayor en mujeres de minorías. Las mujeres afroamericanas ganan 64 centavos y las mujeres latinas 56 centavos por cada dólar que gana un hombre caucásico. Y estas cifras no han mejorado; la brecha salarial se ha mantenido constante desde 2002.
Hoy en día, las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de la fuerza laboral de Estados Unidos, y se gradúan de la universidad y de estudios de postgrado en un porcentaje mayor que los hombres; sin embargo, incluso las mujeres profesionales ganan menos que los hombres en el mismo puesto de trabajo con títulos académicos equivalentes. Y la brecha salarial empeora con la edad: hasta que cumplen los 35 años, las mujeres ganan aproximadamente un 90 por ciento de lo que ganan los hombres; a partir de aquí, las mujeres suelen ganar del 75 al 80 por ciento de lo que ganan los hombres.
En junio, el Presidente auspiciará la primera Cumbre sobre Familias Trabajadoras de la Casa Blanca en la historia del país para discutir temas tan variados como la paga justa y el salario mínimo, así como las guarderías y las políticas flexibles en el puesto de trabajo para asegurar que los padres puedan ser trabajadores productivos sin desatender sus responsabilidades en el hogar.
La cumbre concentrará a un grupo diverso de líderes empresariales, defensores, padres y partes interesadas de todo el país para compartir las mejores prácticas, identificar estrategias que funcionen y llevar esas ideas a la práctica.
La cumbre y la Orden Presidencial suponen una gran contribución al compromiso en curso del Presidente Obama para fortalecer la clase media, maximizar las oportunidades para todos, y situar a todas las personas trabajadoras que viven en Estados Unidos en una posición que les lleve al éxito.
Lilly Ledbetter fue la demandante en el caso de discriminación Ledbetter v. Goodyear Tire & Rubber Co. y dio nombre al primer proyecto de ley que el Presidente Obama ratificó con su firma. Cecilia Muñoz es la Directora del Consejo de Políticas Nacionales.
©Univision.com
Commentarios