Ramiro Hernández, otro mexicano condenado a muerte en Texas

Univision.com | Apr 08, 2014 | 11:57 AM

SIGUIENTE:

El mexicano fue condenado el mismo año que llegó a los Estados Unidos. Descubre cuál es su delito.

Su infancia y juventud en México

El mexicano Ramiro Hernández Llanas enfrenta el momento más difícil de su vida: está a punto de cumplir su condena de ejecución en Texas. La pena de muerte está prevista para este miércoles 9 de abril mediante la inyección letal.
“No mas que esté grande, madre, me salgo de este trabajo,  me voy pa'otro trabajo”
Es éste otro caso de un latino que enfrentará la ejecución en Estados Unidos. La Secretaría de Relaciones Exteriores  (SRE) ha recurrido a instancias internacionales para notificar el incumplimiento de la justicia de Estados Unidos en el fallo Avena, en el que se ordenó, desde el 2004, la revisión de 51 casos de connacionales condenados.
Las autoridades judiciales de Texas se han negado a revisar el caso, como ocurrió con Édgar Tamayo Arias, ejecutado el pasado 22 de enero en ese mismo estado.
Ramiro Hernández Llanas tiene 44 años. Es originario del fronterizo Nuevo Laredo. Es uno de los 10 hijos de Martha Llanas Zamora, que actualmente tiene 75 años.
Recolectaban fierro viejo, aluminio y vidrio para su subsistencia.
"Él es el que me hacía las pacas. Él es el que hacía las pacas del cartón", recuerda Martha Llanas Zamora en una entrevista con ImpactoMedia, un diario local de Nuevo Laredo.
Pero ésta no era la única responsabilidad de Ramiro, también se dedicaba a atender un criadero de marranos. Luego trabajó como empleado de una tienda de abarrotes.
"No mas que esté grande, madre, me salgo de este trabajo,  me voy pa'otro trabajo para que tú ya no vayas a andar trabajando. Eso fue lo que él me dijo. Le dije, no está bien hijo", relató a ImpactoMedia la señora Martha.
Fue entonces cuando Ramiro decidió probar suerte en la nación estadounidense. Cruzó a nado el río Bravo en 1997. Esta decisión marcaría profundamente su vida, de hecho, esa decisión acortaría sus días en la Tierra.
¿De qué se le acusa?
Poco pasó para que Ramiro fuera sentenciado a muerte, en octubre de ese mismo año. Está acusado del homicidio del estadounidense Glen Lich, dueño de un rancho en Kerreville, Texas, en donde Ramiro trabajaba como carpintero.
Lera Lich, esposa de Glen, fue quien contó los detalles del asesinato. Dijo que los hechos sucedieron la noche del 14 de octubre de 1997 dentro del rancho.
Ramiro ingresó a la casa de los Lich y entonces atacó con una varilla de metal a su patrón: lo mató en instantes.
Luego, según Lera, el mexicano amagó a la mujer con un cuchillo y la violó al menos cuatro veces.
Fue sentenciado a muerte en febrero del 2000. Este 9 de abril, 14 años después de que ocurrieran los hechos, Ramiro recibirá a la muerte mediante la inyección letal en la cámara de ejecuciones de Huntsville, Texas.
Las inconsistencias
La mayor inconsistencia que argumenta la defensa legal de Ramiro es que las autoridades texanas afirman que confesó el asesinato de Glen y la violación a Lera. Sin embargo esto lo habría hecho sin la presencia de personal del consulado mexicano.
La defensa pidió que la confesión se tomara como inválida, ya que, tras la detención, no se acató la Convención de Viena.
Después intentaron demostrar que Hernández padecía de retraso mental, por lo que debía ser improcedente la pena de muerte. La respuesta de la Corte de Texas fue que no existía suficiente evidencia para demostrarlo.
Ramiro es el segundo neolaredense que enfrenta la pena de muerte. En julio de 2008, José Ernesto Medellín rojas, oriundo también de Nuevo Laredo, fue ejecutado en Huntsville, a la edad de 33 años.
©Univision.com
Commentarios